Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luc Tuymans: "Tàpies ha destruido la pintura española"

Luc Tuymans, a sus 53 años, una de las figuras más reputadas de la pintura belga, ha inaugurado hoy en el museo BOZAR una retrospectiva de su obra que cierra en Bruselas un periplo que le ha llevado por diversas mecas artísticas de Estados Unidos. Este reinventor de la pintura histórica, heredero de la sólida tradición figurativa flamenca cree que Goya y Velázquez siguen teniendo una actualidad y una fuerza con las que ha cortado la actual pintura española. Y sabe quién es el responsable: "Tàpies ha destruido la pintura española". Tampoco tiene en gran concepto a Miquel Barceló. "Es kitsch".

Tuymans no rehúye de la polémica y en esta Bélgica en permanente crisis política él no se esconde. "La situación ronda lo criminal", dice. "No hay nada más peligroso que hacer política a través de la cultura, como hacen los nacionalistas flamencos". Lo dice un flamenco nacido en Mortsel, una localidad vecina de Amberes en la que también vio la luz Bart de Wever, el líder de la Nueva Alianza Flamenca (N-VA), un partido separatista que es el más votado del país y cuya irrupción en escena a acabado con los delicados equilibrios belgas.

"Yo no creo que el país se vaya a dividir", aventura Tuymans. "El 85% de los belgas está en contra. La N-VA tiene el 30% de los votos en Flandes, pero solo el 10% de ellos son de radicales".

Pintor flamenco

Las aberraciones nacionalistas no le hacen avergonzarse de la etiqueta de pintor flamenco. Al contrario. "Estoy orgulloso", señala. "Jan Van Eyck es quizá el más importante pintor de Occidente y fue el primer artista que tomó posición, al optar por el realismo y alejarse de la iconografía religiosa".

Van Eyck sazonado con la palabra España le evoca automáticamente a Velázquez, Zurbarán y Goya. "Me sorprende que la enorme tradición pictórica española se haya perdido, después de tan grandes momento de innovación. Velázquez y Goya son todavía actuales. Tàpies ha destruido la pintura española", suelta sin titubear. ¿Acaso no se pueden explorar nuevas vías de expresión artística? "Si, pero que no sean destructivas como hizo Tàpies". ¿Y Barceló no cuadra con la pintura española? "Es horrible. Es kitsch".

Las alrededor de 70 piezas de la retrospectiva del BOZAR muestran la imbricación de historia, memoria e incluso medios de comunicación (como fuente de inspiración) en la obra de Tuymans, un artista cerebral que da infinitas vueltas al asunto antes de encerrarse hasta 18 horas en su taller para plasmarlo en el lienzo. Su técnica, escasa en policromía, evoca la transparencia de la acuarela y su sutileza, convertida a veces en ilegilibilidad, sirve perfectamente para señalar con el dedo acusador a la historia y a sus protagonistas, como queda de manifiesto en sus series sobre el traumático nacimiento del Congo independiente, la Administración de George W. Bush o los horrores del Holocausto.