Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Las camisetas sí que eran mías"

Después del estreno de la película La red social, Mark Zuckerberg, propietario de Facebook, realiza unas esperadas declaraciones sobre el filme que retrata su ascenso empresarial

Mark Zuckerberg habla ante los asistentes a una conferencia sobre Facebook, en San Francisco.
Mark Zuckerberg habla ante los asistentes a una conferencia sobre Facebook, en San Francisco. AP

Cretino, traicionero, trepa... El retrato del joven millonario Mark Zuckerberg en la película La red social de David Fincher es de todo menos complaciente. Y es que desde que se anunció el rodaje de la película sobre los primeros pasos de Facebook mucho ha sido el morbo por parte de la industria cultural por saber qué pensaría su creador. Pues bien, Zuckerberg ha hablado por fin en una conferencia realizada en la Universidad de Stanford (California), y cuyo vídeo está colgado en Internet, sobre esta producción ya estrenada en España y que apunta directamente a los Oscars.

En la conferencia, en la que sobre todo explica los avances de su empresa, habla durante poco más de dos minutos sobre la película de Fincher. Desafiante, declara que en Hollywood "parece que no se dan cuenta de que hay gente que construye cosas porque les gusta construir cosas". Y lo hace con relación al retrato poco amable que el guionista Aaron Sorkin realiza en la película sobre el meteórico ascenso de las empresas '.com'. También apunta que entre las pocas cosas acertadas de la película están las camisetas y los forros polares que Zuckerberg acostumbra a llevar. La transcripción del diálogo es la siguiente:

Moderadora: ¿Qué diferencia hay entre la película y lo que pasó en realidad?

Mark Zuckerberg: ¿Por dónde empiezo?

Moderadora: Por la mayor diferencia.

Mark Zuckerberg: Es divertido lo que se han empeñado en mostrar de forma acertada, porque todas las camisetas y todos los forros polares que salen en la película son camisetas y forros polares que tengo. Pero hay otras cosas que hicieron bien, y otras que hicieron mal, aunque lo que creo que hicieron peor es que la película empieza con esa chica que no existe en la vida real y que me deja. Algo que ha pasado en la vida real muchas veces. Entonces parece que la única razón por la que quería hacer Facebook es porque quería conocer a chicas o porque quería entrar en alguna institución social. Pero yo creo que es bastante significativo de cómo la gente que hace películas nos ve a los que estamos construyendo cosas en Sillicon Valley. Parece que no se dan cuenta que hay gente que construye cosas porque les gusta construir cosas.

Estas declaraciones llegan semanas después del estreno en todo el mundo de la película, que nunca ha sido criticada oficialmente por la empresa Facebook, y un mes después de que la revista The New Yorker publicara un amplio perfil en el que el propio Zuckerberg se refería a los a usuarios de la red social como "cretinos de mierda que confían en mí".