Sin planes para el funeral y menos en Neverland

Michael Jackson podría encontrar el descanso eterno en su soñado rancho de Neverland, un universo propio que el Rey del Pop, fallecido el pasado viernes de madrugada, construyó para refugiarse del mundo adulto y donde la familia estudia ahora darle sepultura. Situado en Los Olivos, una zona vitivinícola del condado de Santa Barbara al sur de California, la propiedad fue el hogar de Jackson desde que la adquirió por 28 millones de dólares en 1987 hasta el juicio por abuso de menores al que se enfrentó el artista en 2005. La compañía de inversiones Colony Capital, con la que trabaja el ex representante y amigo de Jackson, el senegalés Tohme Tohme, entró en escena por aquel entonces y se hizo cargo de la hipoteca pendiente de Neverland, valorada en 24,5 millones de dólares. Fuentes de la revista The Hollywood Reporter aseguraron que Tohme ha propuesto a la familia del artista convertir Neverland en un parque temático que honre la memoria de Jackson y que se convierta en un lugar de peregrinación para sus fans de todo el mundo, a imagen y semejanza de la finca Graceland de Elvis Presley.

El plan de Tohme incluiría el enterramiento de Jackson en la propiedad, un aspecto que va más allá de la mera voluntad de los padres y los hermanos del cantante ya que se necesitan permisos legales para convertir un jardín en un camposanto. Otro de los factores que podrían jugar en contra de la creación de un mausoleo de Jackson en su rancho sería la localización de la propiedad y sus accesos, en una zona de colinas cerca de un colegio donde no existen infraestructuras para albergar un gran número de turistas, ni atender el tráfico que se podría generar. En el pasado, la ciudad de Los Olivos ya se pronunció en contra de la creación de un complejo dedicado a Jackson en Neverland, por lo que se podría esperar de nuevo la oposición vecinal. Cuando Jackson se convirtió en propietario de ese rancho de 1.300 hectáreas decidió ponerle en nombre de la famosa isla El País de Nunca jamás del libro infantil de Peter Pan, escrito por el escocés J.M Barrie (1860-1937), y donde los niños nunca crecían. Esta obra fue una fuente de inspiración para el artista que equipó el terreno, que cuenta con un edificio principal de estilo europeo y una casa de invitados, con un pequeño parque de atracciones, un zoológico, así como estatuas de personajes de Peter Pan. En 2006, las autoridades de California ordenaron el cierre de la propiedad y multaron a Jackson por no pagar los salarios de sus empleados o no mantener al día los seguros correspondientes, pero un año antes ya se habían mudado las pertenencias del artista y se había desmantelado el zoo (la muerte de Jackson ha dejado también en el alero el futuro de al menos un chimpancé, cuatro jirafas y un número indeterminado de animales exóticos). Asimismo, la web especializada en famosos TMZ constató que se estaban produciendo discusiones en el seno de la familia Jackson sobre cuál será el futuro de Neverland, así como sobre la organización del funeral del cantante. Voz autorizada Por otra parte, los padres del artista fallecido, Joe y Katharine, declararon el domingo a través de un comunicado que su nuevo abogado, L. Londell McMillan, es la única persona autorizada para hablar en nombre de la familia, informa Los Ángeles Times. El padre de Jackson hizo público este comunicado mientras asistía junto a su hija Janet a la gala de la Black Entertainment Televisión (BET), su primera aparición pública tras la muerte de Michael. En esa ceremonia, que se convirtió en un sentido homenaje al artista, su padre dijo a la CNN: "Me hubiera gustado que el mundo le hubiera otorgado su reconocimiento en vida. Ahora él es el más grande. Me gustaría que estuviera aquí para ver todo esto". La gala conducida por el actor Jamie Foxx, y en la que participaron artistas como Beyoncé, comenzó con la actuación del grupo New Edition que realizó versiones de temas de los Jackson 5, entre ellos I Want You Back, ABC y The Love You Save. Posteriormente Foxx apareció en el escenario imitando la estética de Michael Jackson de los años 80 y practicó varios de los pasos de baile característicos de la carrera del cantante, incluido el popular moonwalk. El momento más emotivo del evento fue cuando por sorpresa Janet Jackson subió al escenario para agradecer el apoyo recibido por su familia en un trance que definió como "muy doloroso". "Para vosotros Michael es un icono, para nosotros es familia. Siempre vivirá en nuestros corazones. Lo echamos mucho de menos", dijo con lágrimas en los ojos la hermana del Rey del Pop antes de que terminase el programa con una versión del tema I'll Be There de los Jackson 5.

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50