Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
54º Festival de San Sebastián

Oliver Stone lleva a San Sebastián su 'World Travel Center'

"Nunca he usado la palabra 'patriótico' para hablar del filme", asegura el director en el certamen español

El cineasta estadounidense Oliver Stone, cuya película World Trade Center va a revivir esta noche en el Velódromo de San Sebastián la tragedia del 11-S, ha advertido que "nunca" ha "usado la palabra 'patriótico' para hablar del filme". Salvador (1986), Platoon (1986), JFK (1991) y Nixon (1995), este ex combatiente de Vietnam es consciente de que la polémica suele acompañar a sus estrenos.

MÁS INFORMACIÓN

Entre las voces críticas a World Trade Center, una se escuchó hace unos días en el propio Festival Internacional de San Sebastián, de boca del director estadounidense Jonathan Demme. "No sería una película de Oliver Stone, si no tuviese alguna crítica negativa", ha contestado hoy el susodicho.

Sin embargo, Stone considera que su cinta puede ayudar a "recordar el suceso", lo que cree importante porque olvidarlo es "perder el sentido de lo acontecido. Hay que recordar los sentimientos de aquel día". También ha tenido palabras de elogio para el reparto de la cinta, encabezado por Nicolas Cage, Michael Peña, Maggie Gyllenhaal y Maria Bello, que "tienen un gran parecido con los personajes reales". "Cage es uno de los mejores actores de su generación. El otro personaje (el interpretado por Peña) es un hispano; ahí tenemos el Norte y el Sur, don Quijote...".

Películas a concurso

El cine kurdo, firmado por Bahman Ghobadi, ganador hace dos años de la Concha de Oro con Las tortugas también vuelan, ha vuelto hoy a San Sebastián con Half Moon, película que ha competido con la superproducción de Agnieszka Holland Copying Beethoven, donde el camaleónico Ed Harris se mete en la piel del genial músico.

Ghobadi, cineasta kurdo iraní, vuelve para mostrar la realidad de su pueblo pero, esta vez, centrándose en la penosa situación que viven los artistas en su país. El cineasta se apoya, de nuevo, en gente de la calle para dar vida a los músicos protagonistas; aunque, esta vez, también cuenta con intérpretes profesionales. Y, como es habitual en su cine, utiliza rasgos de humor para asomarse a situaciones puramente dramáticas. La trama arranca cuando Mamo, un viejo músico, reúne a sus hijos para embarcarse con ellos hacia el Kurdistán iraquí, donde, tras la caída de Sadam Hussein darán un concierto, tras más de treinta años de estar prohibidos por el régimen depuesto.

La segunda cinta hoy a competición lleva la firma de la cineasta polaca Agnieszka Holland, quien reparte su carrera entre Europa y Hollywood. En esta ocasión, se acerca a los últimos años del genial músico, cuando está a punto de concluir su Novena Sinfonía, y necesita un ayudante para transcribir sus notas. Es entonces cuando entra en escena una joven y brillante estudiante de música que, encarnada por Diane Kruger, quien tras superar el difícil carácter del genio, establece con él una estrecha relación que solo acabará con la muerte del compositor.

Agnieszka Holland ha confesado hoy, en la rueda de prensa posterior al pase, que su película era el fruto de una exhaustiva documentación, de ahí que de buena cuenta del carácter del compositor, así como de los hechos que se relatan.