Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El circo 'freak' de Marilyn Manson, plato fuerte de la primera jornada del Festimad

Vestido de luto riguroso, maquillado con un antifaz negro y encaramado a altas plataformas

El reverendo sedujo a cerca de 20.000 asistentes

El rock glamuroso de Marilyn Manson puso banda sonora a la primera jornada del Festimad 2005 con un espectáculo donde lo siniestro y lo freak estuvieron cuidados hasta el último detalle y en el que El reverendo alternó la estética nazi y la parafernalia circense.

Durante algo más de una hora, Manson ejerció de maestro de ceremonias para seducir a buena parte de los 20.000 asistentes al festival madrileño más "duro" de las últimas ediciones, y utilizó para ello una sucesión de disfraces y escenarios en los que no faltaron zancos, candelabros, una horca y una tribuna desde la que arengó a sus seguidores.

Vestido de luto riguroso, maquillado con un antifaz negro y encaramado a altas plataformas, el artista estadounidense repitió visita al Festimad repasando catorce temas, sobre todo de sus discos Mechanical Animals (1996), Antichristo Superstar (1998), y del último grabado en estudio, The golden age of grotesque (2003).

A partir de la cuarta canción el volumen del sonido bajó bruscamente, con lo que en ocasiones era más audible el coro de los asistentes, muchos de ellos ataviados con un estilo inspirado en Manson.

Cuando Marilyn Manson concluyó el último concierto de la programación del viernes, a las 2.00 de la madrugada (doce horas después del pistoletazo de salida), los más asistentes más incombustibles se dirigieron a disfrutar del house y el tecno de Festidanz.