Ignacio Peyró, nueva firma de EL PAÍS

El ensayista y director del Instituto Cervantes en Londres escribirá una tribuna un viernes al mes en EL PAÍS y otra cada cuatro semanas en ‘El País Semanal’

El ensayista y director del Instituto Cervantes en Londres, Ignacio Peyró. / Rita Tudela
El ensayista y director del Instituto Cervantes en Londres, Ignacio Peyró. / Rita Tudela

Ignacio Peyró (Madrid, 1980), escritor y director del Instituto Cervantes en Londres, se suma desde este viernes 22 de abril como nueva firma en la sección de Opinión de EL PAÍS. Lo hará con una tribuna mensual en el periódico y otra en El País Semanal cada cuatro semanas, donde ya se ha estrenado como columnista. Su primera tribuna en EL PAÍS es Un atardecer en Kiev.

Bien seguro es que la literatura asomará por sus textos. Porque, como dice Peyró, su generación ―”la de los 90, una España que todavía era promesa de prosperidad”―tuvo buenos referentes literarios en los que fijarse. Habla de Camba y de Pla, por ejemplo, del periodismo americano, de la crónica latinoamericana: “Nuestro periodismo siempre nos ha puesto modelos de prosa solvente y de crítica informada ante los ojos. Así era fácil, con el tiempo, ir pasando del periódico del día a iniciar el camino que nos llevaba a encontramos con todas aquellas gentes del pasado que supieron llevar a los papeles el pulso del escritor”.

Precisamente, por esos maestros que Peyró buscó siempre, se preocupa ahora por dar continuidad a esa tradición de estilo: “Ojalá haya algo de esa búsqueda y de esas lecturas en mis textos; en lo que de mí depende, por lo menos, no faltará una mirada de amabilidad e ironía sobre el mundo”.

Jordi Gracia, subdirector de Opinión de EL PAÍS, introduce a Ignacio Peyró.

¿Quién es Ignacio Peyró? por Jordi Gracia

"Ignacio Peyró ha vivido en la cocina del periodismo –como redactor, como editorialista, como columnista– en etapas anteriores de una densa trayectoria profesional. El tiempo lo ha alejado de las redacciones, tras haber impulsado una primera etapa de signo liberal en The Objective, y lo ha acercado a los despachos de la gestión cultural, hoy a punto de instalarse en Roma para dirigir el Instituto Cervantes tras su etapa en Londres.

Su especialización no existe, o está hecha de curiosidad trabajada con obstinación y amenidad, como una desbordante enciclopedia portátil dedicada a la cultura británica, Pompa y circunstancia, reinspeccionada con otros ojos en los ensayos de Un aire inglés, tan sofisticadamente suyo. También sus escarceos culinarios cultérrimos son parte del legado que dejó Josep Pla y un libro clásico -El que hem menjat-, y que Peyró hizo suyo con un título igual de explícito, Comimos y bebimos.

Su conservadurismo culto y civilizado lo sitúa en la exigua tradición liberal de un Valentí Puig (uno de sus libros es una larga conversación con el escritor catalán). Ambos son fatalmente asiduos a los diarios de escritor, ese género literario a medias entre la narración, la meditación y el desvelamiento de escenarios y maledicencias contrastadas, a veces sobre los mismos medios que frecuentó durante años, en la órbita de la derecha española. El título de ese penúltimo dietario (que el autor ha continuado escribiendo, aun inédito) es una declaración de intenciones infalible y un irónico autorretrato de Cuando fuimos periodistas (2006-2011), que es el subtítulo de sus diarios: Ya sentarás cabeza. Mejor que siga sin sentarla mientras el lector lo pueda encontrar quincenalmente en las páginas de El País Semanal y un viernes al mes en las tribunas de Opinión, al menos".".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS