_
_
_
_
_

La ola de calor termina con 44° en Murcia y Málaga

El martes Figueres marcó 45,4°, la temperatura más alta jamás registrada en Cataluña, más de 140 estaciones de la red de Aemet alcanzaron o superaron los 40° y en más de 45 no se bajó de 25°

Un turista se refresca en la Rambla de Barcelona, este martes. Foto: MASSIMILIANO MINOCRI | Vídeo: EPV

Después de un martes terrible, en el que Figueres (Girona) marcó 45,4°, la temperatura más alta jamás registrada en Cataluña, más de 140 estaciones de la red de Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) alcanzaron o superaron los 40° y en más de 45 observatorios no se bajó de 25°, España encara este miércoles el último día de la ola de calor que afecta a toda la cuenca mediterránea. La buena noticia es un considerable alivio en el tercio norte de la Península gracias a “la entrada de vientos del norte, que propicia una bajada bastante acusada de las temperaturas”, informa Rubén del Campo, portavoz de Aemet. La caída es extraordinaria ―de 10° menos respecto al día anterior― en puntos de Euskadi y Navarra, de 8° en Aragón y más suave en el resto.

Sin embargo, la mala noticia es que estos mismos vientos llegan ardiendo, “en forma de terral”, al sur de la Comunidad Valenciana, Murcia y al extremo sur de Andalucía ―la costa y el prelitoral de Málaga y la parte oriental de Almería―, donde se esperaba incluso un repunte de hasta 5°/6°. Así, lo peor está en Murcia, bajo aviso rojo, el máximo, por 44°, y en Alicante y Málaga, por 42º. En otras zonas de los tercios este y sur de la Península y en Baleares se preveían de 38° a 40°, por lo que el aviso es naranja, el segundo de una escala de tres, en Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha y Cataluña, y amarillo, el mínimo, en Extremadura, Comunidad de Madrid y Ceuta y Melilla. Y las previsiones se han cumplido: Alhama de Murcia ha llegado esta tarde a 44,1° y en Málaga, el aeropuerto a 44,2°, Álora a 44,1° y Coín a 43,9° mientras que en Alicante se han registrado 41,5° en Orihuela.

Un hombre fotografía un termómetro de Ronda de Levante de Murcia, este miércoles.
Un hombre fotografía un termómetro de Ronda de Levante de Murcia, este miércoles. Marcial Guillén (EFE)

En el resto del país, se producirá “una bajada ligerita”, por lo que “seguirá siendo una jornada muy calurosa en el centro, oeste y sur de la Península y en Baleares”. Por ejemplo, en Lleida aún se puede llegar a 38°/40°, en Baleares también se esperan de 38° a 40° y en el interior de la Comunidad Valenciana, Albacete y el valle del Guadalquivir, de 39° a 41°. “Estos valores contrastan con los de la zona más fresca del país, el Cantábrico, donde apenas si se llegará a 25°”, destaca Del Campo.

Además, a causa del calor, por la tarde habrá tormentas, muchas de ellas secas, con escasa o nula lluvia, pero con rachas de viento muy intensas, en el interior sureste. En Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana hay aviso amarillo. La calima, que provoca un empeoramiento de la calidad del aire, se trasladará hacia el este. Asimismo, continúa el riesgo muy alto o extremo de incendios en la mayor parte del país. Y todo esto tras una noche que ha sido probablemente la peor del episodio, con una subida de las mínimas en Cataluña, zona centro, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía. “En puntos de Baleares y de la Comunidad Valenciana no se ha bajado de 28° y unas 90 estaciones de la red de Aemet no habían bajado de 25° ―lo que se denomina noche tórrida o ecuatorial― hasta las 8.30”, detalla Del Campo.

Diez récords de máximas y mínimas

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.
Suscríbete

El primer día de la ola, el lunes, se batieron dos récords mensuales en Toledo (máxima de 42,9°) y en Teruel (mínima de 20,6°), mientras que el martes, además del récord absoluto de 45,4° en Figueres, también se tumbaron los récords de máximas mensuales en Lleida (43,2°), Teruel (40,6°), Albacete (41,5°) y en la localidad zaragozana de Daroca (40,5°). Además, hubo tres récords absolutos de mínima en Cuenca (24,7°), la turolense Calamocha (22,2°) y Daroca (25,3°).

El registro de Figueres “supone además el récord absoluto de temperatura en Cataluña. El anterior era de 2019, con 43,7° en Alcarràs (Lleida), que fue superado el martes en Porqueres (Girona), con 44,3º″, subraya Del Campo. Es más, son “posiblemente los 45° más norteños de España: Figueres está a latitud 42º N y en Ourense, también a 42º N, la máxima está en 44,1°”, apunta el experto Miguel Muñoz, de la red de aficionados Colectivo Meteofreak de Córdoba.

En la misma zona de Figueres, dos observatorios del Servei Metereològic de Cataluña (SMC o Meteocat), Pantà de Darnius-Boadella y Navata (Girona), ambos con series de datos de más de 30 años, alcanzaron 45,1°, una cifra calificada por el SMC de “insólita” que se convierte en el nuevo máximo de temperatura medido por la Xarxa d’Estacions Meterològiques Automàtiques (XEMA), que cuenta con 184 estaciones. El registro supera por más de un grado el anterior techo de 43,8° de Alcarràs (Tarragona) de junio del 2019.

La estación de Aemet en Figueres, automática y que data de 2009, está “enclavada dentro de un parque en condiciones correctas, pero en un entorno urbano”, aclara Jose Luis Camacho, portavoz de la delegación catalana de Aemet, que explica que ambas redes son “oficiales y complementarias”. “El máximo de calor en todo el territorio catalán se produjo en esa zona entre las dos de la tarde y un poco antes de las cuatro en que el viento viró al sur-sureste y la temperatura cayó 10° en hora y media. La humedad relativa fue de alrededor del 20% en ese intervalo, por lo que la sensación vivida por la población fue de estar delante de la puerta abierta de un horno (o en una sauna seca)”, explica este experto.

“Dentro del marco catalán, es sorprendente que el récord se registre en el Alt Empordá porque el clima es más fresco que, por ejemplo, en los llanos de Lleida. Pero así ha ocurrido. Se ha batido en grado y medio el antiguo récord, lo cual es muy, muy relevante”, destaca Camacho. “España tiene otra sartén cerca de la frontera con Francia. Increíbles los datos de las estaciones de Cataluña”, sentencia el divulgador científico Vicente Aupí al ver que las altas cotas del valle del Guadalquivir ―el lunes hizo 44,9° en Andújar (Jaén) y 44,8° en Villanueva del Arzobispo (Jaén) y Montoro (Córdoba)― se han reproducido tan al norte.

Así, fue una “jornada histórica de calor” en Cataluña, con “otras muchas estaciones de Aemet que han batido su récord local en Lleida, Barcelona y Girona” y con seis estaciones de la XEMA que superaron el antiguo récord de 43,8° y 18 midieron más de 43°. También muy cálida en la mayor parte del país: en localidades de Baleares, Comunidad Valenciana y Aragón se sobrepasaron los 43°, en más de 140 estaciones de Aemet alcanzaron o superaron los 40°, en más de 45 no se bajó de 25° y no se bajó de 28° en puntos de Baleares.

“Los 45,4° de Figueres constituyen, por ahora, la temperatura más alta alcanzada en España durante esta ola y durante todo este verano, curiosamente en una zona poco habitual. Veremos si este miércoles se supera la cota en puntos del sureste peninsular”, advierte la agencia, para añadir que “depende de muchos factores como el régimen de vientos o la presencia de nubosidad y polvo en suspensión”.

Y por fin el jueves, Aemet dará “por finalizada la ola de calor” con una “bajada general de las temperaturas”, a la que se sumará una segunda bajada el viernes, día en el que incluso en zonas del noroeste “podrá ser un día fresco para la época”. Ambas jornadas serán aún “de calor intenso”, con más de 36° en buena parte del centro sur y oeste de la Península y también en Baleares, especialmente el jueves, cuando se mantiene el aviso naranja por calor excesivo en Murcia y el amarillo en Andalucía, Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña y Comunidad Valenciana.

Pero el fin de semana volverán a subir las temperaturas y el domingo electoral será “una jornada calurosa y de tiempo estable, sin lluvias en la mayor parte del país, aunque podría formarse alguna tormenta aislada en zonas de montaña”. Las temperaturas podrían superar los 35° en amplias zonas del país, sobre todo en el noreste, centro y sur de la Península y en Baleares.

Dos turistas pasean por el centro de Palma de Mallorca, este martes.
Dos turistas pasean por el centro de Palma de Mallorca, este martes.FRANCISCO UBILLA

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Victoria Torres Benayas

Redactora de la sección de Madrid, también cubre la información meteorológica. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, cursó el máster Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. En EL PAÍS desde el año 2000, donde ha pasado por portada web, última hora y redes, además de ser profesora de su escuela entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_