Julio ha sido el mes más cálido en España desde que hay registros

La ola de calor que duró 18 días y afectó a la Península y Baleares se convierte en la más intensa, la más extensa en territorio afectado y la segunda más larga de la serie histórica

Una niña juega en una de las fuentes de Córdoba para aliviar una jornada con 43 grados en Córdoba, el pasado 17 de julio.
Una niña juega en una de las fuentes de Córdoba para aliviar una jornada con 43 grados en Córdoba, el pasado 17 de julio.Salas (EFE)

España ha soportado el mes más caluroso de la historia, según ha informado este lunes la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Su temperatura media fue la más alta registrada en el país no solo en julio, sino en cualquier mes desde que hay registros, es decir, desde 1961. La ola de calor que afectó a la Península y Baleares fue la más importante desde que hay registros. Fue la más intensa, la más extensa (con 40 provincias afectadas, empatando con la más extensa hasta ahora, registrada en agosto de 2012) y la segunda más larga de la serie, con una duración de 18 días. En Canarias se produjeron dos olas de calor a lo largo de julio. Además, también fue un mes muy seco: las precipitaciones no llegaron a alcanzar la mitad del valor normal, convirtiéndose en el tercer julio más seco del siglo XXI. Rubén del Campo, portavoz de la AEMET, considera que tras estos fenómenos tan extremos “está la huella del cambio climático”.

En España nunca habíamos tenido un mes tan caluroso como este pasado mes de julio”, señala Del Campo, que explica que se debe a una situación muy persistente de altas presiones: “Hemos tenido sobre nuestro país una masa de aire muy cálido prácticamente durante todo el mes”. Además, el especialista recuerda la ola de calor entre los días 9 y 26 de julio. “En parte de esos días este aire tan cálido estuvo alimentado también por la llegada de una masa de aire más cálido todavía procedente del norte de África”, señala.

El mes de julio fue extremadamente cálido, con una temperatura media sobre la España peninsular de 25,6°. Un valor que queda 2,7° por encima de la media de este mes, siendo el periodo de referencia de 1981 a 2010. Se trató del mes de julio y del mes en general más caluroso desde el comienzo de la serie en 1961, habiendo superado en 0,2° a julio de 2015, que era hasta ahora el más cálido de la serie. La temperatura media en Baleares (26,8°) y Canarias (26,8°) fue muy cálida, superando a la media del mes de julio un 1,7° y 1,6°, respectivamente.

Julio fue extremadamente cálido en toda la España peninsular, excepto en zonas del norte de Galicia, Cantábrico oriental, valle del Ebro y sureste peninsular, donde resultó muy cálido. En Baleares tuvo un carácter muy cálido o extremadamente cálido, mientras que en Canarias fue muy cálido en la mayoría de las zonas.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.
Suscríbete

Rubén del Campo lo explica así: “Hemos tenido una situación muy persistente durante todo el mes que ha favorecido que la Península se calentase muchísimo”, una situación que se conoce como calor autóctono. Además, a esto se le suma que a mediados de mes la Península recibió una inyección extra de calor procedente del norte de África. Se trata de una situación extremadamente persistente, porque tal y como explica el portavoz, “no es normal que una situación climatológica persista durante tanto tiempo con tantos días de continuidad”.

El meteorólogo explica que es evidente que tenemos una atmósfera más cálida: “En un planeta más cálido, las situaciones atmosféricas que hace unas décadas daban lugar a episodios cálidos, ahora dan lugar a olas de calor. Y situaciones atmosféricas que hace unas décadas daban lugar a olas de calor, ahora producen olas de calor extremas como la que hemos vivido en el mes de julio”.

Situaciones de calor más persistente

El portavoz de la agencia estatal explica que algunos estudios indican que el cambio climático “podría estar detrás de que estas situaciones atmosféricas se conviertan en más persistentes porque el calentamiento del Ártico más rápido que el resto del hemisferio norte puede estar detrás de unos cambios en los patrones de la circulación atmosférica, que llevan a que estas situaciones de calor sean más persistentes.”

Las anomalías térmicas llegaron a estar 4° por encima de lo normal en Galicia, centro y sur de Castilla y León, Comunidad de Madrid, Extremadura, oeste de Castilla-La Mancha y en puntos del interior de Andalucía y Pirineos, incluso con anomalías próximas a 5° en puntos de estas regiones. Las temperaturas máximas diarias quedaron en promedio 3,3° por encima del valor normal, mientras que las mínimas se situaron 2,2° por encima de la media.

En 29 estaciones principales, la temperatura media del mes resultó la más alta de cualquier mes desde el comienzo de las respectivas series. Además, en 41 estaciones principales la media mensual de las temperaturas máximas diarias resultó la más alta de la serie, mientras que en nueve la media de las mínimas fue también la más alta desde el comienzo de las observaciones.

En julio destacó la ola de calor, de excepcional duración e intensidad, que afectó a la España peninsular y Baleares entre los días 9 y 26, y que, con 18 días de duración, se convirtió en la segunda ola de calor más larga desde que hay registros en España, tan solo superada por la ola de calor que transcurrió del 27 de junio al 22 de julio de 2015, y que tuvo una duración de 26 días. Además, la ola de calor afectó a 40 provincias, empatando con la más extensa hasta ahora, registrada en agosto de 2012, y también se trató de la ola de calor más intensa, con una anomalía de la ola de 4,8°. Los estudios de ola de calor se remontan en España a 1975 y con la información actualmente disponible, la ola de calor de julio de 2022 en la Península y Baleares es la más importante de la serie histórica por su intensidad, duración y extensión excepcionales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS