Hallados en el fondo del mar restos del trasbordador espacial ‘Challenger’

Un grupo de buzos encuentra en las aguas de Florida un segmento de la nave que explotó pocos segundos después de despegar en 1986

Dos investigadores submarinos exploran un segmento del transbordador espacial 'Challenger', descubierto por el equipo en las aguas de la costa de Florida durante el rodaje de un documental de 'History Channel' Foto: THE HISTORY CHANNEL (VIA REUTERS) | Vídeo: EPV

Los buzos de un equipo documental que buscaba los restos de un avión de la Segunda Guerra Mundial en la costa de Florida han encontrado una parte del transbordador espacial Challenger, que explotó poco después de su lanzamiento en 1986. Según ha confirmado la NASA en un comunicado, los buzos se pusieron en contacto con la agencia espacial estadounidense después de detectar un objeto grande y claramente moderno cubierto en su mayor parte de arena en el fondo del océano y que tenía las baldosas distintivas del transbordador. “Este descubrimiento nos da la oportunidad de hacer una pausa, una vez más, para elevar los legados de los siete pioneros que perdimos y reflexionar sobre cómo nos cambió esta tragedia”, ha valorado el administrador de la NASA, Bill Nelson. Es la primera vez en 25 años que se localiza una pieza del Challenger.

El segmento localizado, conservado en el fondo del Atlántico, es una de las piezas más grandes halladas tras esta tragedia que marcó la historia espacial, según ha confirmado la NASA. En imágenes que filman su descubrimiento, realizado en la primavera de 2022, dos buzos rodeados de peces revelan las emblemáticas tejas de protección térmica del transbordador debajo de la arena. Estos pequeños cuadrados negros cubrían toda la parte inferior de la nave, para permitirle soportar el calor infernal durante su regreso a la atmósfera.

Uno de los dos buzos, Mike Barnette, dijo a la AFP que experimentó una verdadera “montaña rusa emocional” cuando se dio cuenta de lo que estaba tocando. “Cuando lo encontramos, fueron muchas emociones diferentes”, recuerda este biólogo marino, cuya afición es explorar los restos de naufragios en el fondo del agua. “Estoy acostumbrado a bucear entre restos de naufragios que tienen decenas o incluso cientos de años, ¡pero no una parte del programa espacial!”. El trozo del transbordador localizado está parcialmente enterrado. La parte visible mide unos 4,5 metros y “es uno de los más grandes jamás encontrados”, dijo a la AFP Mike Ciannilli, empleado de la NASA durante más de 25 años, principalmente en el programa del transbordador espacial.

Imagen de la explosión del 'Challenger', en 1986.
Imagen de la explosión del 'Challenger', en 1986.Bruce Weaver (AP)

Nelson ha indicado que la NASA estaba tratando de determinar si recuperar los restos y “qué acciones adicionales puede tomar con respecto al artefacto que honrará adecuadamente el legado de los astronautas caídos del Challenger y las familias que los amaban”. El Challenger estalló en una bola de fuego 73 segundos después de despegar del Centro Espacial Kennedy el 28 de enero de 1986. Los siete miembros de la tripulación murieron, incluida la maestra de escuela Christa McAuliffe. Investigaciones posteriores mostraron que las temperaturas frías inesperadas afectaron a la integridad de los sellos de las juntas tóricas en el segmento del propulsor del cohete sólido.

Los buzos estaban explorando el fondo del mar frente a Florida a principios de este año como parte de un documental de History Channel llamado El Triángulo de las Bermudas: En aguas malditas, sobre la franja del Océano Atlántico sujeta a mitos que rodean la supuesta desaparición sobrenatural de aviones y barcos. Estaban buscando los restos de un avión de rescate PBM Martin Mariner que desapareció sin dejar rastro el 5 de diciembre de 1945, mientras buscaban cinco bombarderos torpederos de la Marina de EE UU que también habían desaparecido ese día.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter e Instagram, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS