Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Antic Teatre, amenazado por una subida de alquiler

El propietario del inmueble quiere aumentar en un 500% la renta a cambio de alargar el contrato

Unas mujeres conversan en el bar del Antic Teatre, este lunes.
Unas mujeres conversan en el bar del Antic Teatre, este lunes.

El futuro del Antic Teatre de Barcelona, un centro cultural con teatro y una amplia terraza situado muy cerca del Palau de la Música, está en peligro. El propietario del inmueble amenaza con subir el alquiler del espacio a una mensualidad de 7.500 euros, una cifra que quintuplica el importe actual. Aunque el contrato actual es vigente hasta el 2026, el dueño condiciona renegociar ahora la subida de precio, a cambio de alargarlo cuando acabe.

Los responsables del espacio de creación, ubicado en el barrio de Sant Pere, Santa Caterina y La Ribera, ya se han acercado con el Ayuntamiento de la capital catalana para buscar una solución y se encuentran a la espera de una respuesta del consistorio. Mientras tanto, han lanzado una campaña de denuncia en redes sociales y este lunes han convocado una rueda de prensa con la presencia de compañías teatrales y vecinos de la zona, para exponer la situación del proyecto.

La directora artística del teatro, Semolinika Tomic, ha defendido la continuidad de la iniciativa en el mismo inmueble donde abrieron, en 2003, tras una reforma integral del espacio en la que asegura que invirtieron alrededor un millón de euros (60% de los recursos fueron públicos). “Nosotros somos artistas. Vivimos de nuestro trabajo y el Antic es nuestro centro de creación, producción e investigaciones”, ha comentado. La propiedad del edificio les ha exigido un nuevo convenio que pase de los 1.500 euros actuales de alquiler mensual a 7.500 y si no aceptan, según Tomic, el dueño les ha hecho saber que no les renovará el contrato. “Quiere multiplicarlo para fijar un precio que, según él, debe ser de mercado”, ha aseverado.

Tomic ha descrito que los problemas con el dueño no son un tema reciente. Cuando acabaron las obras y obtuvieron la licencia para operar como un centro cívico y cultural, en 2014, quería que reformasen también la fachada principal del edificio. “Nosotros no hicimos eso y él nos demandó”, ha detallado la responsable, quien ha aseverado que con “muchas dificultades” han llevado a cabo esta iniciativa para las artes escénicas, en la capital catalana. El juicio sobre el caso ya se celebró, en 2017, y el propietario perdió. Desde ese momento, según ha descrito la directora, la relación entre ambas partes solo ha sido a través de sus respectivos representantes legales.

El Antic Teatre es un espacio ubicado en un edificio construido, en 1650, en un inmueble incluido en el Catálogo del Patrimonio Arquitectónico e Histórico-Artístico de la Ciudad de Barcelona. Desde sus inicios, ha acogido más de 3.700 funciones que han involucrado a unos 3.300 artistas, según cifras del proyecto. En 2019, obtuvieron unos ingresos por 346.900 euros; 57% de financiamiento propio (recaudado del bar y de la venta de entradas en la taquilla, principalmente), y un 43% de recursos públicos donde han apoyado instituciones como el Instituto Catalán de las Empresas Culturales (Icec), el Institut de Cultura de Barcelona (Icub), el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem) y el distrito de Ciutat Vella.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información