Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El imaginario de Fellini, dibujado por Lynch

La Filmoteca acoge obras del estadounidense sobre ‘Ocho y medio’

David Lynch, trabajando con sus litografías sobre Fellini.
David Lynch, trabajando con sus litografías sobre Fellini.

Todo comenzó con una caja de lápices de dibujo. Un obsequio que el responsable de la Fondation Fellini pour le cinéma, Nicolas Rouiller, le hizo en 2017, en París, al cineasta David Lynch (1946, Montana). Roullier sabía que el estadounidense era un gran fan del director italiano y, unos días antes, le había ofrecido participar en un proyecto sobre el Mago de Cinecittà. No se volvieron a ver las caras hasta medio año después. Lynch ya tenía una propuesta en mente: crear una serie de litografías inspiradas en la escena final del filme del europeo Ocho y medio. Ese fue el comienzo de una idea que plasmó en Somnis: homenatge a Fellini. Una muestra gratuita que se podrá visitar, hasta el 31 de mayo, en la Filmoteca de Catalunya.

La exposición está compuesta de una docena de grabados del norteamericano y otra decena de dibujos originales de Federico Fellini (Rimini, 1920- Roma, 1993), que pertenecen a los más de 15.000 documentos del archivo de la fundación, situada en la ciudad suiza de Sion. Roullier también es el comisario de la muestra, aunque detalla que Lynch fue quien escogió los cuadros del italiano entre dos centenares de obras y se convirtió en una especie de artista y co-organizador del proyecto.“No puedo cambiar ninguno”, bromea Roullier sobre el creador de filmes como El Hombre Elefante (1980), Terciopelo Azul (1986) o Mulholland Drive (2001).

Un pequeño espacio adaptado funciona como una sala de proyección donde se reproduce en secuencia un fragmento de la película Ocho y medio. En otra habitación, los espectadores también pueden mirar el documental David Lynch: The Art of Life (2016), que es un recorrido sobre cómo el cineasta gesta sus ideas durante su proceso creativo. “No quiero mirar similitudes entre el trazo de ambos directores, pero considero que están conectado en sueños”, expone el comisario. La exposición viajó primero a la natal Rímini de Fellini y ahora se presenta, por segunda al público, en este centro cultural barcelonés. “El siguiente paso es que Lynch se la lleve a Los Ángeles, en Estados Unidos”, revela Roullier durante la presentación.

La cónsul general de Italia en Barcelona, Gaia Danese, describe la muestra como un “encuentro perfecto”. “Lynch es uno de los cineastas que más tiene que ver con Fellini por la capacidad que tiene de trabajar con lo onírico, el subconsciente y de transformar en imágenes inolvidables la psicología interna del ser humano”, señala. La diplomática se refiere al creador de piezas maestras como La Dolce Vita (1960), por su parte, como un director que buscaba dentro de la profundidad de sus recuerdos: “Era capaz de transmitirlos a través de sus personajes en un universo imaginario tan real del que todavía se habla con fuerza después de muchos años”.

Danese enfatiza, además, en el uso del adjetivo felliniano que, según explica, representa una categoría estética, ética y una manera de percibir el mundo como lo hizo en su momento el Mago de Cinecittà. “En ese concepto hay mucho de la idiosincrasia italiana sobre nuestra forma de pensar, sufrir e imaginar”, agrega. Las celebraciones continuarán en 2020. La diplomática anunció que el Instituto Italiano de Cultura y el consulado de la capital catalana organizarán, a finales de año, una exposición sobre todas las facetas creativas que tuvo el director durante su vida.

La Filmoteca apuesta por una retrospectiva de la obra de Fellini en 2020. El centro cultural conmemora el centenario del nacimiento del artista con un ciclo especial, que comenzó en enero y terminará el 21 de febrero, con Il viaggio di G. Mastorna. Un esperimento di ricostruzione (2013), una película donde se especula y se trata de averiguar cómo hubiese sido este proyecto que el cineasta no llegó a materializar por una enfermedad y por un desacuerdo con el productor Dino De Laurentiis.

El director de la Filmoteca, Esteve Riambau, asegura que la muestra es una “ambiciosa” propuesta que completa la retrospectiva de la programación. “En esta casa nos agradan los cineastas que van más allá de la pantalla. Fellini estuvo involucrado en el mundo de las historietas, de la radio y la pintura, apunta. El centro, que proyectará en los próximos días filmes como Il Miracolo (14 de febrero) o La città delle donne (18), ha acogido en el ciclo a 5.900 espectadores en 36 funciones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >