Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Policías contra policías en Getafe: heces de perro en la taquilla, amenazas y pinchazos de ruedas

El Ayuntamiento denuncia ataques de un grupo de agentes municipales contra otros compañeros por la aceptación de un nuevo acuerdo laboral aprobado en diciembre

La taquilla con excrementos de perro, un pinchazo y un cartel amenazante en el corcho de la comisaría.
La taquilla con excrementos de perro, un pinchazo y un cartel amenazante en el corcho de la comisaría.

Sorpresa: heces de perro. Un policía local de Getafe acudió a trabajar la semana pasada, abrió la taquilla donde guardaba sus enseres personales y se encontró con excrementos de perro desparramados por el armario. Uno, incluso, sobre el pantalón del uniforme como si fuera un regalo. ¿El autor? Un compañero. No es el primer ataque de un policía contra otro en las comandancias del sexto municipio más poblado de la Comunidad (180.000 habitantes). El Gobierno municipal (PSOE) ha denunciado más agresiones ante la Fiscalía el pasado 22 de enero. Los policías todavía no han sido identificados.

Las investigaciones apuntan a que los autores son un grupo minoritario de agentes. La plantilla la forman 250. El objetivo de este pequeño sector es extorsionar a los que han aceptado el nuevo convenio laboral aprobado por el Ayuntamiento y los sindicatos en diciembre y sumar más adeptos para su causa: la derogación. “No lo van a lograr”, afirma con rotundidad la alcaldesa socialista, Sara Hernández.

“La situación es de una incertidumbre total cada día. No sé qué me voy a encontrar cuando llego a las oficinas. Lo hemos comunicado a quien se lo tenemos que comunicar, pero no lo hablamos entre nosotros”, cuenta uno de los policías afectados, que prefiere no decir su nombre por temor a más represalias. “Es un auténtico escándalo. En mi vida lo había visto. Llevo aquí muchos años y ahora mis propios compañeros de uniforme hacen esto…”.

Todo empezó en diciembre. El Ayuntamiento se puso en contacto con los sindicatos para modificar el acuerdo laboral del cuerpo policial vigente y ampliado por el PP entre 2011 y 2015. El cambio se aprobó con los votos a favor del sindicato mayoritario (CC OO), la abstención de UGT y el voto en contra del CSIF.

La idea inicial era retocar el turno laboral conocido como siete-siete. Los policías trabajan siete días seguidos durante nueve horas al día y libran otros siete. El plan del equipo de la alcaldesa Hernández, que gobierna en Getafe desde 2015, era establecer media hora menos de trabajo al día para cuadrar mejor los turnos: más presencia policial en las calles. Los sindicatos se negaron. No se llevó a cabo.

Pero el equipo municipal sí estableció otros cambios que han derivado en un conflicto entre los agentes. Según la alcaldesa el turno siete-siete permitía que, si en la semana de libranza caía un festivo, los policías también podían guardarse ese día para usarlo más adelante. “Es más, hasta se cobraban los festivos no trabajados”, cuenta. La socialista Hernández dice que hay casos de policías que tienen acumulados más de dos años de libranzas y que se quieren jubilar con ellos antes de que finalice su edad laboral. Solución adoptada: una bolsa de caducidad para gastar los días festivos.

Comisaría de Getafe.
Comisaría de Getafe.

Más novedades en el acuerdo laboral que ha avivado el conflicto. “Los mediosdías”, observa la alcaldesa, “son días que los policías se cogían como media jornada. Es decir, trabajan medio día y se lo quitan de la bolsa de los días de libranza”. Hernández dice que esto era un “auténtico caos organizativo” porque los policías van en pareja y había veces que no coincidían. Solución: solo se puedan coger 14 “mediosdías” al año.

La cita con el médico es otro asunto espinoso. El turno de noche empieza a las 22.00 y termina a las 6.00, pero si algún funcionario tenía cita con la doctora o el doctor al día siguiente podría salir hasta seis horas antes. “El problema es que la hora con el médico daba igual. Podría ser a las ocho de la tarde o a las diez de la mañana”. Solución: solo se puede salir seis horas antes de que finalice el turno de noche siempre y cuando la cita con el médico sea antes de las 15.00.

El Ayuntamiento también va a solicitar el libro de familia porque había días de asuntos propios que se pedían por familiares que no eran tal. “Ahora hemos establecido unos criterios más razonables”, subraya la alcaldesa. Todas estas modificaciones han derivado en un conflicto en la plantilla. La oposición, liderada por el PP, es tajante: “Existe un conflicto entre el gobierno [municipal] y la Policía [local]. No se está dando una solución. Apoyamos las reivindicaciones del cuerpo. Creemos que el acuerdo de diciembre toca derechos laborales”.

Heces de perro, en una de las taquillas policiales.
Heces de perro, en una de las taquillas policiales.

El equipo de Hernández requirió de gran presencia policial en las calles de Getafe en estas dos últimas semanas. Por un lado, la carrera popular de la San Silvestre y por otro la media maratón. “Nosotros hemos dicho que los policías que quieran hagan horas extra. ¿Qué es lo que pasa? Que algunos agentes quieren que fracase cualquier dispositivo y el gobierno quede mal”.

Según las investigaciones, un grupo minoritario ha rajado las ruedas de los coches de tres compañeros que hicieron las horas extra la semana pasada. También se les ha insultado y se les ha acosado de manera anónima en redes sociales. Y se han desparramado las heces de perros en las taquillas. Y se ha colgado un cartel en el corcho del comedor de la comisaría donde se apuntan los anuncios: “Si queréis ver a vuestros compañeros cabreados seguid haciendo horas extra o cambiando días. Vosotros sabréis del lado que estáis. Gracias”. Con nombres, apellidos y hasta motes de quienes han hecho las horas extra.

“El Ayuntamiento obliga a la plantilla a realizar horas extraordinarias y decide aumentar el conflicto de la plantilla, hastiada del continuo recorte de sus derechos”, denunció el sindicato CSIF en un comunicado hace solo unos días. “Pedimos que se reconsidere la situación”.

La alcaldesa también ha denunciado “situaciones violentas” en las dependencias policiales. “Vamos a depurar todas las responsabilidades. Vamos a saber quiénes están coaccionando a los policías. Ya se está analizando las imágenes de todas las cámaras de la comandancia”. La nota de prensa que emitió el Ayuntamiento del 22 de enero era tajante: “Este tipo de agentes no son dignos de vestir el uniforme de la Policía Local de Getafe”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información