Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau cerrará al tráfico diez calles principales un fin de semana al mes

El equipo de gobierno quiere que en el 75% de las calles de Barcelona no se puedan superar los 30 kilómetros por hora

Ada Colau y Joan Maria Morros.
Ada Colau y Joan Maria Morros. Europa Press

Ada Colau anunció ayer que cerrará al tráfico diez calles, durante unas horas cada mes, para abrirlas a la ciudadanía y acoger actividades ciudadanas. Entre las avenidas que se peatonizarán durante unas horas se encuentra Via Laietana, Gran de Gràcia o la calle Aragó casi en su totalidad. Los cortes se harán los primeros fines de semana de cada mes y la pretensión del equipo de gobierno es ir sumando cortes de calles, todos los sábados por la tarde —salvo Aragó que será el domingo— por la mañana, hasta sumar diez avenidas “pacificadas, una en cada distrito, de forma simultánea.

La alcaldesa de Barcelona hizo ayer el anuncio en el acto La alcaldesa responde en el Colegio de Periodistas de Cataluña. Antes de comenzar el acto, una quincena de trabajadores sociales del sindicato CNT —junto con el activista de los sin techo Lagarder Danciu— increparon a Colau, a la que acusaron de “hacer negocio” con las personas sin hogar y de permitir que dos entidades privadas se beneficien de la gestión de los servicios sociales. La alcaldesa recogió uno de los papeles en el que los activistas pormenorizan sus reivindicaciones y, acto seguido, accedió al Colegio de Periodistas, donde tuvo lugar el encuentro entre la edil y el decano Joan Maria Morros.

Durante la conversación Colau advirtió que todavía es pronto para comprobar los resultados de la puesta en funcionamiento, el pasado 1 de enero, de la Zona de Bajas Emisiones. “Lo que sí que es cierto es que tenemos que cambiar la mirada sobre Barcelona. Ahora estamos en una ciudad en la que se ha centralizado todo en función del coche y nuestra obligación es reducir los vehículos. El vehículo privado representa el 20% de los desplazamientos y ocupa el 60% del espacio público”, destacó Colau, remarcando que se trata de un tema de “salud, seguridad y calidad de vida”, al tiempo anunció que se reducirá la velocidad de circulación. “Solo el 50% de las calles tienen limitada la velocidad a 30 kilómetros por hora (km/h) y está comprobado que reducirla lleva implícito una reducción de la mortalidad. El 45% de los atropellos a una velocidad de 50 km/h produce un resultado de muerte y reduciendo la velocidad también reduciremos esa mortalidad”, destacó. “En dos años, en el 75% de las calles se circulará a 30 km/h, reduciremos la velocidad en cien kilómetros de calles este año y en otros cien en 2021”, anunció.

“No es normal que en pleno centro tengamos verdaderas autopistas urbanas. No podemos prohibir el coche, pero tenemos que cambiar la experiencia. Cerraremos al tráfico las calles principales de cada distrito los primeros fines de semana de cada mes. El primer fin de semana de febrero empezaremos con Gran de Gràcia y Via Laietana. A estas calles sumaremos la calle Sants y Creu Coberta en marzo, junto a la calle Aragó entre Tarragona y avenida Meridiana. Así iremos ampliando hasta que sean diez calles, una en cada distrito”, alertó la primera edil. En realidad los cortes se harán solo unas horas la tarde de los sábados, salvo la calle Aragó que será los domingos por la mañana.

Durante el acto también apareció el problema del exceso de turismo. Colau fue tajante: “Barcelona quiere turistas, pero en el centro de la ciudad necesitamos que haya casas para que la gente pueda vivir. No vamos a hacer un proceso de selección de los visitantes, yo quiero que vengan turistas de todas las clases sociales, pero de forma ordenada y equilibrada".

Respecto al Mobile World Congress (MWC) la alcaldesa mantuvo que el Ayuntamiento mantiene un contacto periódico con John Hoffman, el consejero delegado de la GSMA —la organizadora del congreso— y la continuidad del MWC en Barcelona no está en duda. Colau recordó a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, cuando se propuso a la capital del España para arrebatar el congreso a Barcelona. “Las declaraciones de la presidenta de Madrid la convierten en su peor enemiga. La gente está cansada de que los políticos se peleen. Espero que Ayuso rectifique y todos cooperemos”.

 

“Ha habido un repunte de los delitos”

“Ha habido un repunte de delitos, pero en todos las listas Barcelona se encuentra entre las ciudades más seguras”, defendió ayer Colau cuando fue preguntada por la inseguridad en la capital catalana. La primera edil admitió el aumento de delitos y robos y criticó que los Mossos no han aumentado el número de efectivos como lo ha hecho la Guardia Urbana. Colau exigió más políticas sociales además de una relación “institucional cordial” con el titular de Interior, Miquel Buch.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >