Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las playas de Barcelona y Maresme desaparecen por el efecto del temporal Gloria

Toneladas de basura y cañas escupidas por el mar y los ríos dejan un paisaje desolador y complican la temporada estival

Estado en el que ha quedado la playa de San Sebastián en Barcelona.
Estado en el que ha quedado la playa de San Sebastián en Barcelona.

El estado de las playas del Área Metropolitana de Barcelona y las del Maresme es catastrófico tras el paso del temporal. Gloria arrasó con toneladas de arena y los pocos metros de playa que han resistido están cubiertos de basura y cañas. Los ayuntamientos han empezado a analizar los daños y a dar los primeros pasos para reclamar al Ministerio para la Transición Ecológica que restablezca lo antes posible los metros de playas desaparecidas. En Barcelona, será difícil que la temporada, que comienza en abril, empiece con las playas al 100%.

El Ayuntamiento de Barcelona puso en funcionamiento en 2016 la polémica playa para perros en la playa del Llevant junto a la zona del Fórum. Más de 1.000 metros cuadrados de arena donde estaba permitido el acceso de mascotas. Ayer, no quedaba ni un centímetro de arena. Las duchas de la playa del Llevant han quedado sustentadas por columnas de hormigón a más de metro y medio de donde antes había la arena. Son solo dos ejemplos de los efectos del temporal que ha acabado con gran parte de las playas del área metropolitana de Barcelona y de la zona del Maresme. Unos daños que ningún municipio es capaz de aventurar si podrán revertirse, y mucho menos antes de abril, cuando comienza oficialmente la temporada de playas. En algunas zonas, como en Malgrat de Mar, el temporal no solo ha acabado con las playas sino también con cámpings, vías de tren y otras infraestructuras. Tampoco ninguna administración ha avanzado el cálculo de los millones de euros que tendrán que destinar para reparar los destrozos tras tres días de temporal.

Miquel Canals, jefe del Grupo de Investigación de Geociencias Marinas de la Facultad de Ciencias de la Tierra de la Universitat de Barcelona, destacaba ayer que borrascas como Gloria son muy infrecuentes “por la duración de tres días y la intensidad que ha tenido”. Canals añadía que la unión de vientos fuertes procedentes de mar hacia la costa, más las inundaciones por la crecida de los caudales de los ríos han sido la causa de los estragos del temporal. En cuanto a las playas, el investigador se muestra optimista: “Hay que esperar porque es posible que una gran parte de la arena, la que no se haya hundido a una profundidad de más de 15 metros, se restablezca”. Canals aseguraba que uno de los problemas son las construcciones e infraestructuras que se han levantado a lo largo de la línea marítima. “Nos han hecho más vulnerables. No ha sido buena idea colocar vías de tren y paseos marítimos porque el mar tiende a recuperar su espacio”. Canals criticaba, también, que haya hasta 21 administraciones con competencias en el litoral catalán porque eso no ayuda a realizar una política unitaria para preservarlo.

Restos de cañas y árboles en la playa de la Barceloneta tras el temporal. ampliar foto
Restos de cañas y árboles en la playa de la Barceloneta tras el temporal.

La temporada en peligro

El concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica del Ayuntamiento de Barcelona, Eloi Badia, sostenía ayer que la duración de la borrasca sobre Barcelona había sido tan excepcional que no hay registros de una tormenta de tanta duración. “Los principales daños han sido en las playas y en el dique del Port Fórum. Estamos haciendo el inventario para reclamar al Ministerio los daños”, apuntaba Badia. El Ayuntamiento todavía no tiene un cómputo de destrozos, aunque el concejal aseguraba que la partida de contingencia de los presupuestos municipales servirá para restablecer parte de las playas y la zona de arboleda afectada: “Tenemos que ver cómo se restituyen de forma natural las playas, pero sabemos que es posible que en abril, cuando comienza la temporada de baño, no estén al 100%. Sí estarán en perfecto estado para verano”.

Los operarios del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ya han empezado a arreglar los desperfectos causados en los 42 kilómetros de costa que van desde Montgat a Castelldefels. La AMB es la encargada de reparar duchas y el mobiliario de playa. De momento, Gloria ya ha supuesto un gasto de 400.000 euros para reparar, entre otros, los 8.000 metros de pasarelas, centenares de bancos y 15 campos de voleibol que quedaron destrozados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >