Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Champions de los congresos

Madrid y Barcelona pugnan en lo más alto de una liga selecta de ciudades del mundo por ser destino de reuniones de negocios

Carteles publicitarios de la tecnología 5G en el Mobile World Congress 2019 (MWC), en Barcelona.
Carteles publicitarios de la tecnología 5G en el Mobile World Congress 2019 (MWC), en Barcelona.

Madrid y Barcelona compiten por ganar el derecho a organizar grandes congresos de negocios, un sector lucrativo que a menor escala se asemeja a veces a la pugna por ser sede de los Juegos Olímpicos. Lo común es que esa rivalidad sea sigilosa y la lleven a cabo funcionarios de bajo perfil. Pero la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, se saltó esa norma este jueves al anunciar que aspira a robarle a la capital catalana el Mobile World Congress (MWC), la reunión más grande del sector de telefonía móvil del mundo. “Haremos todo lo que esté en nuestra mano para que también venga a Madrid”, dijo Ayuso durante un desayuno informativo en la capital. Es una declaración hostil inusual en la boca de un político que ha generado gran indignación en Cataluña. Pero la disputa de fondo es real y generalmente ignorada porque en juego hay miles de millones de euros.

En esta competición la trayectoria de Madrid es ascendente. La capital ha adelantado a Barcelona recientemente en el ranking mundial de congresos de asociaciones profesionales internacionales, un tipo de eventos muy disputados dentro del sector del turismo de negocios y entre los que se incluyen las poderosas asociaciones médicas. Según datos de la International Congress and Convention Association (ICCA), Madrid es la tercera ciudad del mundo con más congresos en 2018, con 165 eventos de este tipo, por encima de Barcelona, la cuarta con 163. Es un choque directo que no existía en 2008, cuando Barcelona era tercera con 138 y Madrid la número 21, con 73.

Las siete ciudades

con más congresos

Ránking según el número de eventos

de asociaciones internacionales

Años

2008

2010

2015

2018

Viena

París

Madrid

Barcelona

Berlín

Lisboa

Londres

10º

15º

El año pasado Madrid fue tercero con 165 congresos. Barcelona, cuarto, acogió 163.

20º

En 2008 Madrid se encontraba en el puesto 21 con 73 congresos, mientras que Barcelona era la tercera con 138.

25º

Fuente: elaboración propia.

EL PAÍS

Las siete ciudades con más congresos

Ránking según el número de eventos de asociaciones

internacionales

Años

08

09

10

11

12

13

14

15

16

17

18

Viena

París

Madrid

Barcelona

Berlín

Lisboa

Londres

10º

15º

El año pasado Madrid fue tercero con 165 congresos. Barcelona, cuarto, acogió 163.

20º

En 2008 Madrid se encontraba en el puesto 21 con 73 congresos, mientras que Barcelona era la tercera con 138.

25º

Fuente: elaboración propia.

EL PAÍS

Las siete ciudades con más congresos

Ránking según el número de eventos de asociaciones internacionales

Años

2008

2009

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

2017

2018

Viena

París

Madrid

Barcelona

Berlín

Lisboa

Londres

10º

15º

El año pasado Madrid fue tercero con 165 congresos. Barcelona, cuarto, acogió 163.

20º

En 2008 Madrid se encontraba en el puesto 21 con 73 congresos, mientras que Barcelona era la tercera con 138.

25º

Fuente: elaboración propia.

EL PAÍS

“Es un sector con mucha competición pero la rivalidad entre Barcelona y Madrid es muy reconocida porque son dos ciudades de un mismo país en el top 10”, dice Arnaldo Nardone, expresidente de ICCA y director de MICE Consulting. Las dos ciudades se venden de forma parecida: buen clima, cultura, historia y buenas conexiones aéreas. Estos son factores decisivos para las asociaciones porque los participantes en los congresos suelen combinar su estancia con el ocio. Para seguir creciendo, las dos ciudades planean ahora ampliar sus recintos feriales, Ifema y Fira de Barcelona. España es también uno de los destinos favoritos de las multinacionales a la hora de organizar sus congresos de empleados.

Barcelona partía con ventaja en este sector porque el éxito de los Juegos Olímpicos de 1992 le sirvió para posicionarse bien como organizador de grandes eventos internacionales. Pero en la última década, la capital de España ha hecho una apuesta fuerte por atraer congresos conforme se ha extendido la idea de que los turistas de negocios son mucho más rentables. De media gastan 645 dólares al día (581 euros), según la ICCA. El turista medio en Madrid gasta 336 dólares (303 euros), según Madrid Destino, la oficina turística del Ayuntamiento.

Madrid se anotó un gran tanto cuando la Sociedad Oncológica de Europa (ESMO) la seleccionó como sede de su congreso anual que tendrá lugar entre el 18 y el 22 de septiembre en Ifema. Es uno de los mayores congresos médicos del mundo y atraerá a la capital a 25.000 profesionales y generará un impacto directo de 65 millones de euros.

"Fair play"

La competencia ha crecido en los últimos años por la entrada en juego de las grandes ciudades chinas y de Medio Oriente, que tienen grandes chequeras con las que incentivan a los organizadores. En este contexto, los “robos” de eventos son comunes. Barcelona le ganó a Ámsterdam en septiembre la organización de Seafood Expo Global. Dos de sus mayores eventos, el MWC y el congreso turístico IBTM, fueron arrebatados a Cannes (Francia) y a Ginebra (Suiza).

Más delicado es cuando las dos ciudades en competencia están en el mismo país. Rob Davidson, un consultor británico de la industria de congresos, recuerda que a Birmingham, la segunda ciudad del país, no le gustó nada cuando Londres le arrebató en 2004 el British Motor Show, un evento de la industria automovilística. De todos modos tuvieron que resignarse. "Fue justo, abierto y sin secretos", dice Davidson, autor del libro Winning Meetings and Events por your Venus (Ganando Reuniones y Eventos para tu Destino).

Las ciudades hacen lobby para ganar el favor de las grandes asociaciones, que estudian las candidaturas y hacen visitas a los destinos. Como en los Juegos, muchas veces el destino se decide en una presentación en persona delante de un jurado. Este trabajo usualmente corresponde a los funcionarios municipales, que en caso de la capital pertenecen al Madrid Convention Bureau, pero también a los políticos que hacen de embajadores de sus destinos. De hecho, Ayuso reveló que la Comunidad lleva “semanas hablando” con los organizadores del WMC, la asociación de operadores móviles GSM. Su evento anual, celebrado desde 2007 cada febrero en Barcelona, es en realidad codiciado por ciudades de todo el mundo. También Lisboa y Dubai han expresado interés por este congreso que atrajo el año pasado a 109.000 personas y dejó en la ciudad 473 millones de euros.

Pero WMC, como otros congresos, no está inmediatamente disponible. Los organizadores lo asignan por períodos plurianuales y el contrato con Barcelona dura hasta 2023. Para el Ayuntamiento de Barcelona la declaración de Ayuso se salta el “fair play” habitual entre ciudades. “Esto no se anuncia de esta forma a la prensa. Es un trabajo callado, discreto y riguroso”, le dice a este periódico el primer teniente de alcalde Jaume Collboni.

El concejal barcelonés destaca que las ciudades eligen sus congresos con base en una estrategia. En el caso de Barcelona, la elección del WMC les ha permitido ser líderes en España en el sector tecnológico. “Ha supuesto un boom del ecosistema digital. El legado no son solo los cinco días que dura el Mobile cuando los taxis y hoteles están llenos, sino los 360 días en que no hay congreso”, dice.

Collboni avisa a Ayuso de que su mensaje tiene un efecto contraproducente porque les ha incentivado para trabajar más duro y conservar el Mobile. Añade que quizás la presidenta madrileña no es consciente de que Barcelona está más preocupada por otros rivales distintos a Madrid. "La competencia si la va a haber no va a ser con Madrid, sino con una ciudad de América o Asia".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información