Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La falta de fondos deja sin ayuda al alquiler a la mitad de los solicitantes aptos

4.205 personas acceden al plan, que deja fuera a 4.124 que cumplen los requisitos

Un joven observa la oferta de pisos de una inmobiliaria en Madrid.
Un joven observa la oferta de pisos de una inmobiliaria en Madrid.

“El crédito presupuestario disponible no ha sido suficiente para cubrir todas las ayudas solicitadas”. Este es el motivo que alega la Comunidad de Madrid para rechazar las solicitudes de 4.124 personas que cumplían con los requisitos para beneficiarse de las ayudas para 2019 del plan estatal para cubrir hasta el 50% de su alquiler mensual. Los 17 millones del programa estatal —al que la Comunidad aporta el 15% de los fondos — servirán para ayudar a 4.205 solicitantes de los 28.492 iniciales. Se habría necesitado el doble de dinero (34 millones) para cubrir todas las solicitudes aptas.

Juan Martín, un gestor administrativo de 31 años, no está entre los afortunados. Vive solo en un piso céntrico de 35 metros cuadrados y paga un alquiler de 700 euros. Es autónomo y, tras restar impuestos, comida y demás gastos, le queda dinero “muy justo” para el alquiler. También a Pablo, de 31 años, y a su pareja, de 34, que viven en el distrito de Arganzuela por 750 euros al mes y, entre los dos, llegan a un sueldo de 1.500, les han denegado la ayuda. “Si hubiera presupuesto suficiente habríamos conseguido el 40% del alquiler, iríamos muy desahogados”, explican con resignación. “La Comunidad no ha hecho un reparto equitativo entre todas las personas que han pedido las ayudas”, añaden.

Son algunas de las 4.124 personas que se han quedado sin la ayuda del alquiler a pesar de cumplir con todos los requisitos: tienen menos de 35 años, unos ingresos anuales de menos de 22.500 euros y pagan un alquiler de un máximo de 600 euros o, en algunos casos, dependiendo del municipio, como por ejemplo Madrid capital, de hasta los 900 euros mensuales. De los 4.205 beneficiados, 2.168 son jóvenes menores de 35 años. Las otras 2.037 ayudas han sido concedidas a mayores de 65 y a familias numerosas.

“Ya tiempo atrás venimos señalando la necesidad de que la Comunidad de Madrid debería de tener un mayor incremento en estas cantidades”, argumenta un portavoz gubernamental, que asegura que el desequilibrio entre solicitantes beneficiados y aptos sin ayuda es similar, o peor, en otras Comunidades. “Sin lugar a dudas es la región que tiene más necesidad de vivienda, por cantidad de población, y de jóvenes”.

De media, una persona beneficiaria del programa recibe 4.200 euros al año —350 euros al mes para pagar el alquiler—. Lo máximo que se han entregado son 6.000 euros —500 euros para familias numerosas—.

Cristina Ramón, de 30 años, es otra de las solicitantes que se han quedado con las ganas: no tiene la ayuda pese a cumplir los requisitos. Está en el paro y paga un alquiler de 750 euros al mes por el piso que comparte con su pareja en Ciudad Lineal. “Me han enviado el listado en el que estoy incluida y poco más”, explica esta joven de Almería. Otros, también rechazados, están decididos a volver a pedir las ayudas cuando salga la nueva convocatoria para 2020-2021, ya que “implicaría vivir sin contar cada céntimo unos meses”. Y en diez palabras resumen el problema compartido por muchos jóvenes de Madrid: “No hay ningún piso decente a un precio normal actualmente”.

Ayudas aún sin ejecutar

“Hemos hecho el presupuesto pensando en los jóvenes que quieren empezar nuevos proyectos de vida independiente. Para facilitar el acceso a la vivienda, destinaremos 12 millones de euros a través del nuevo programa Emancípate”. Estas fueron las palabras del entonces presidente de la Comunidad de Madrid con el PP, Ángel Garrido, ahora consejero de Transportes con Ciudadanos cuando anunció en 2018 ayudas para jóvenes de bajos recursos. Sin embargo, aún no se ha autorizado ningún desembolso con ese concepto. David Pérez, el nuevo consejero de Vivienda de la Comunidad ha anunciado que destinará ese presupuesto aún sin utilizar al Plan Vive, una promesa de construir 25.000 viviendas públicas: 15.000 esta legislatura y 10.000 en la siguiente.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida también ha hecho su propio anuncio: una ayuda de 150 euros para los jóvenes menores de 35 años que vivan de alquiler, una medida que tampoco está en marcha todavía. Cuando la presentó en verano, Almeida reiteró que el problema de la vivienda, junto con los problemas de movilidad sostenible y contaminación, son los principales retos a los que se enfrenta su equipo de Gobierno.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información