Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona da luz verde a la reurbanización del Camp Nou

El club pagará 28 millones para renovar 111.046 metros cuadrados que dejarán de ser un espacio cerrado

Imagen de la futura urbanización del Camp Nou
Imagen de la futura urbanización del Camp Nou

La comisión de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado el proyecto de urbanización de los viales y espacios públicos que rodean el Camp Nou, el llamado Espai Barça. Los alrededores del estadio del Barça dejarán de ser un espacio cerrado, tal como proyecta la Modificación del Plan General Metropolitano (MPGM) aprobado el pasado mandato. El tramo aprobado en la comisión de gobierno permitirá la renovación de 111.046 metros cuadrados, con un presupuesto de 28 millones de euros (más IVA) que pagará íntegramente el club.

El conjunto de actuaciones permitirá crear un gran espacio abierto en el entorno del estadio, eliminar la verja exterior y los desniveles, y renovar y ampliar las calles Arístides Maillol, Joan XXIII, Gregorio Marañón, Menéndez Pelayo, Cardenal Reig, Elisabeth Eldenbenz y Travessera de les Corts para reordenar el acceso rodado y de peatones.

El recinto se integrará en el barrio de la Maternitat i de Sant Ramon y será permeable, con nuevos espacios privados abiertos al uso del público sin cierres que mantendrán una continuidad con el resto de espacios públicos, viales y verdes que lo envuelven.

Con este objetivo, todo el suelo libre de edificación de propiedad privada que da a la calle de Arístides Maillol, entre la Travessera de les Corts y la calle de Cardenal Reig, será de uso público y se urbanizará para que se convierta en un nuevo ámbito abierto a la ciudadanía y con una actividad urbana sostenida más allá de los eventos deportivos.

La apertura del recinto liberará un conjunto de nuevos espacios de uso público que ofrecerán recorridos más amables entre la Travessera de les Corts y la Diagonal, y facilitarán el acceso a ejes verdes de la Diagonal y a los diferentes medios de transporte público de la avenida. El proyecto también prevé ajustar el trazado de la calle Arístides Maillol y ampliar el espacio público que le acompaña para conectar mejor las instalaciones, mejorar la sección de la calle de Elisabeth Eindenbez, facilitar la relación y el recorrido cívico con la Diagonal y la avenida Joan XXIII, que pasará a tener tres carriles y carril bici.

La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, Janet Sanz, celebró que “durante 2020 el Espai Barça empiece a ser una realidad”. Sanz destacó los espacios verdes y los carriles bicis, que para ella son dos elementos fundamentales, y confió en que a esa transformación le sucedan muchas otras iniciativas; por ejemplo, soterrar el aparcamiento y otras cuestiones ligadas al espacio central y las edificaciones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >