Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

5.628 vehículos desballestados a cambio de transpote público gratuito

La Autoridad del Transporte Metropolitano entrega tarjetas unipersonales que permiten, de forma ilimitada y gratuita, viajar durante tres años a aquellos que den de baja el coche

Desguace de vehículos en Terrassa.
Desguace de vehículos en Terrassa.

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) pusieron en funcionamiento, en octubre de 2017, un nuevo abono de transporte: La T-Verda. Se trata de un título unipersonal que permite —de forma ilimitada y gratuita— viajar en las seis zonas de metro, autobús, tranvía y tren durante tres años. Para obtenerla es imprescindible haber desballestado un vehículo que no pueda obtener etiqueta medioambiental y no adquirir ningún otro turismo o motocicleta durante los tres años en que la tarjeta esté en vigor. Así, pretenden reducir el tráfico y mejorar la calidad del aire. Desde octubre 2017 hasta el pasado 30 de noviembre se han desballestado 5.628 vehículos a cambio de entregar a sus dueños la T-Verda.

El AMB y la ATM han contabilizado que de los vehículos desballestados, 5.169 eran turismos y 456 motocicletas y ciclomotores.

Óscar Gómez tiene 46 años, vive en L’Hospitalet de Llobregat y es programador informático. Tenía un Volkswagen Golf de 21 años cuando lo desballestó a finales del pasado mes de febrero. “En enero de 2019 mi empresa se trasladó desde Sant Cugat hasta la zona del 22@ en Barcelona. Antes usaba el coche a diario pero se averió y llevaba meses sin utilizarlo”, admite Gómez. Mónica, la cuñada del programador informático, le comentó que una compañera suya había obtenido la T-Verda. “Utilizo la T-Verda para todo. Creo, además, que el transporte público debería ser gratis y me sorprende que las administraciones no den más publicidad a iniciativas como la T-Verda”, critica. A diario realiza el trayecto de la Línea 1 de Metro entre Bellvitge y Glòries. “Es una buena herramienta para la movilidad en la ciudad y para descongestionar el tráfico. De todas formas, no todas las personas están dispuestas a prescindir del coche y menos con el transporte —no tan habitual— que hay fuera de la ciudad de Barcelona”, lamenta Gómez.

Otro de los usuarios de la T-Verda en Marc Saus, cámara de televisión de 51 años que vive en Sabadell junto con su esposa y sus tres hijos. “Tenía un Hyundai diésel del 2005 con el que circulaba a diario desde Sabadell a Barcelona. En junio comprobé que, cuando se pusiera en funcionamiento la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), no podría venir a la capital catalana con mi coche y decidí desballestarlo a cambio de la T-Verda”, admite. Este título de transporte se puede ceder a otra persona y Saus la puso a nombre de su esposa. “Ella es psiquiatra en Terrassa. En casa había dos coches ahora sólo hay uno. Ella va en ferrocarriles a trabajar y yo sigo viniendo en el turismo que está a nombre de mi mujer hasta Barcelona porque el transporte público no se adecua a mi horario y en ocasiones es muy incómodo”, lamenta. “Mi mujer hace ahora muchos trayectos, que antes hacía en coche, en transporte público. Pero el sistema podría mejorar ya que del Hyundai también disfrutaban mis hijas y no tienen ningún tipo de abono de transporte gratuito”, recuerda.

Marta Carulla y Marc Saus con la T-Verda. ampliar foto
Marta Carulla y Marc Saus con la T-Verda.

El director de Movilidad, Transporte y Sostenibilidad de la AMB, Joan Maria Bigas, admite que el número de vehículos desballestados desde que se puso en funcionamiento la T-Verda se ajusta a las previsiones que habían efectuado las administraciones: “La media es de 200 vehículos al mes con excepción del pasado noviembre en que fueron 350. Este incremento se debe, sin duda, a la cercanía de la entrada en vigor de la Zona de Bajas Emisiones”.

Barcelona y L'Hospitalet, los que más utilizan la T-Verda

Los municipios donde más coches se han desballestado a cambio de T-Verda son Barcelona (3.522), L'Hospitalet de Llobregat (349), Badalona (342), Santa Coloma de Gramenet (154) y Sant Boi de Llobregat (144). Los municipios donde se han hecho menos cambios de vehículos por títulos de transporte son El Papiol (3), Badia del Vallès (4) y La Palma de Cervelló (5). Según los datos de los que dispone la AMB, la mayoría de propietarios de los vehículos desballestados tienen más de 60 años (1.673) seguidos de los que tienen entre 50 y 59 años (1.433). Los conductores que menos han desballestado su coche a cambio de la tarjeta tienen entre 18 y 29 años (307).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >