Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Obispado de Ourense vuelve a apartar a un cura investigado por abuso sexual

El salesiano de Vigo denunciado tras una acampada escolar permanece en prisión provisional desde julio

Santiago de Compostela

El Obispado de Ourense ha tomado la decisión de volver a apartar al sacerdote investigado por un juzgado de Ribadavia por un supuesto delito de abusos sexuales. De esta medida informa en un comunicado emitido a raíz de la evolución de las actuaciones judiciales, que fueron iniciadas en 2017 y en las que este año ya declaró en calidad de imputado el anciano párroco.

En aquel momento, según recuerda, "se procedió a apartar cautelarmente del ejercicio público del ministerio pastoral a este sacerdote y se inició el proceso de investigación canónica". "Una vez concluido dicho proceso sin que apareciesen indicios sólidos en su contra, teniendo en cuenta además el apoyo y la solicitud de los fieles por el sacerdote, se reintegró de nuevo a su labor pastoral, con ciertas restricciones, y continuando la colaboración con la acción de la justicia respecto al procedimiento judicial", expone el obispado en su comunicado.

El obispo, "puesto en contacto con el sacerdote, de acuerdo con los actuales protocolos vigentes de la Santa Sede y de la Conferencia Episcopal Española", acordó de nuevo apartarlo de forma cautelar del ejercicio público del ministerio sacerdotal, informa ahora la diócesis. El objetivo, advierte, es "evitar el escándalo, defender la libertad de los testigos y garantizar el curso de la justicia, mientras el procedimiento judicial no concluya".

Pero subraya que toma esta medida "quedando claro, desde el primer momento, que esta investigación no debe poner en peligro la buena fama de este sacerdote" y reitera su colaboración con la Administración de Justicia. En cualquier caso, también, "con profundo dolor", añade que lamenta "el posible daño causado a la víctima", un niño, "y a su familia".

"Por parte del obispo y de todas las personas que trabajan en los distintos ámbitos de la pastoral diocesana, manifestamos nuestra firme condena y repulsa de cualquier tipo de comportamiento que atente contra la integridad física y moral de los menores y de las personas vulnerables, promoviendo la tolerancia cero con este tipo de actuaciones e impulsando las medidas necesarias de prevención y actuación", concluye el comunicado.

En prisión el salesiano de Vigo

La Fundación Amigos de Galicia se ha personado como acusación popular en el proceso judicial que investiga los supuestos abusos sexuales a menores cometidos por S.C.V., un sacerdote salesiano adscrito al Colegio María Auxiliadora de Vigo, en un campamento en Cambados (Pontevedra).

En concreto, la personación se lleva a cabo mediante el letrado de la entidad, Francisco José Lago Calvo, según ha trasladado la misma en un comunicado. Así, ha recordado que la labor de esta fundación se centra "en la defensa de los derechos de los menores".

En ese sentido, ha insistido en la importancia de garantizar que los menores "no sufran ningún tipo de violencia", en especial, la sexual, para lo que ha remarcado la necesidad de que el profesorado y las asociaciones denuncien esta clase de situaciones y se impliquen en ellas. Además, ha recordado que la Fundación Amigos de Galicia se encuentra personada en más casos por la defensa de menores en distintas localidades de la comunidad. Asimismo, ha puesto en valor que la Iglesia haya condenado los casos de abusos sexuales. Así, ha recordado que el Obispado de Ourense manifestó su rechazo a los comportamientos que atentasen contra la integridad física y moral de los menores y de las personas vulnerables.

Mientras, el acusado permanece desde julio en prisión provisional sin fianza, decretada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Cambados. Tras la presentación de un recurso de apelación por parte de la defensa, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra ratificó la medida en un auto al observar "motivos bastantes" para creer que la persona investigada podía ser responsable "criminalmente" de los delitos.

El proceso se inició después de que varias familias denunciasen supuestos tocamientos a sus hijos por parte de este sacerdote ocurridos en julio en un campamento en Cambados. Como consecuencia, la dirección del Colegio María Auxiliadora apartó a S.C.V. y se puso a disposición de las familias denunciantes y las autoridades policiales y judiciales.


Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >