Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Colegio de Arquitectos archiva la denuncia por intrusismo contra Monasterio porque solo investiga a sus miembros

La dirigente de Vox ejerció la profesión sin título entre 2002 y 2009, según muestran numerosos documentos y declaran varios testigos

denuncia rocio monasterio
La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, durante una rueda de prensa. EFE

El Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM) ha archivado este jueves la denuncia por intrusismo contra Rocío Monasterio alegando que no la pueden investigar porque cuando cometió las presuntas infracciones no era colegiada. El motivo esgrimido ha causado sorpresa a otros arquitectos porque equivaldría a dar vía libre a quienes ejerzan la profesión sin título. 

Monasterio se hizo pasar por arquitecta entre 2002 y 2009, según numerosas pruebas recabadas por este diario. Firmó planos y se presentó como arquitecta ante clientes y en artículos de prensa. En realidad no completó la carrera hasta octubre de 2009. Se colegió el 21 de diciembre de ese año. 

La actual líder de Vox en Madrid ha negado su culpa, pero no ha desmontado las pruebas.

El órgano del COAM que rechazó la denuncia, la Comisión de Deontología, dice que las leyes y estatutos de la profesión le impiden sancionar a Monasterio: "Se trata de actos ejecutados precisamente por quien no ostentaba la condición de arquitecto colegiado en el momento de su comisión, por lo que la competencia para su conocimiento queda extramuros de las competencias de esta comisión". 

El COAM remite al denunciante a los tribunales, según el escrito, del que informó en primer lugar el medio digital OK Diario. La denuncia había sido presentada por el arquitecto y concejal de Más Madrid José Manuel Calvo, que asegura que se enteró por esa web del rechazo a su pretensión.

Muchos arquitectos no han entendido el motivo dado para no entrar al fondo del asunto. "No soy jurista pero me extraña mucho el razonamiento", dice el arquitecto Fernando Landecho, miembro de la junta de representantes del COAM. La Comisión de Deontología cita dos artículos, de la ley de colegios profesionales de 1974 y del real decreto de 2002 que aprueba los estatutos de los colegios, que parecen prohibir las sanciones a personas no colegiadas. Su texto restringe su competencia disciplinaria a "acciones y omisiones de los arquitectos".

De todos modos, la denuncia tampoco tenía posibilidad de éxito porque los hechos ocurrieron hace más de una década y ya han prescrito, tanto en la vía disciplinaria del COAM como en la penal. Por ese motivo, arquitectos de Madrid han exigido una declaración de condena de la decana, Belén Hermida. Durante más de un mes de goteo de casos de irregularidades, Hermida no se pronunció. Solo la semana pasada se excusó diciendo que debía permanecer imparcial. La Comisión de Deontología, a la que corresponde la investigación y sanción de los colegiados, es un órgano independiente de la junta de gobierno. Está compuesta por nueve arquitectos colegiados designados por sorteo.

Esa declaración exigida a Hermida ha llegado este mismo jueves en forma de un comunicado de prensa del colegio profesional madrileño junto con el órgano que representa a los arquitectos españoles. En él, ambos dicen rechazar "cualquier comportamiento reprobable, en el caso de que se hubiese producido". 

"Subrayamos que nuestro trabajo y el de todos los colegios de arquitectos del país promueve y garantiza las actuaciones profesionales adecuadas para preservar el interés general de la ciudadanía", dice el comunicado de prensa. 

La nota enumera deberes de los arquitectos presuntamente infringidos por Monasterio: titulación, colegiación obligatoria, visado y autorizaciones administrativas. El denunciante de los hechos supuestamente ilegales de la dirigente de Vox, el concejal José Manuel Calvo, ha afirmado que la respuesta del Colegio de Arquitectos "trata de escurrir el bulto sobre un tema muy serio".

"Sería impensable que el Colegio de Médicos decidiera no actuar en el caso de que un estudiante de medicina hubiera ejercido como médico titulado antes de haber obtenido el título y realizado el MIR. No compartimos la resolución del colegio, y por tanto recurriremos. Este caso sienta un precedente muy peligroso de cara al futuro de toda la profesión", ha añadido.

Monasterio cometió las supuestas ilegalidades en los años del boom inmobiliario, antes de su entrada en política. Además de operar sin título, ha sido acusada de engaño por sus clientes. Desde octubre ha sido constante la revelación de casos de irregularidades sobre aquellos años.

Otros arquitectos madrileños dicen estar indignados por el hecho de que Monasterio salga indemne a pesar de las pruebas contra ella. "Los colegios de arquitectos deberían tener un mayor peso y ámbito de actuación en casos como el ocurrido", dice Isabel Saiz de Arce, que fue vicesecretaria de la junta de gobierno del COAM.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información