Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EMT

Agresión racista y machista en un autobús de Madrid: “No te pego porque eres mujer, vete a tu puto país”

La plataforma Es Racismo difunde un vídeo anónimo en el que se ve cómo un joven pega a una mujer porque no se quería cambiar de asiento

A pleno día, en un autobús de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT), y sin que nadie mueva un dedo. Un hombre comienza a discutir con una mujer, que pretende que se cambie de sitio. El único motivo: racismo y machismo. La pelea sube de tono y el hombre la amenaza: "No te pego porque eres mujer, vete a tu puto país". "Ya te faltaría que me toques", le replica la víctima, que parece de origen latinoamericano. "Eso sí sería igualdad", se ríe el agresor, que prosigue, a gritos: "Sinvergüenza, a tu puto país". "Estoy en mi país", contesta la mujer. "No es tu país", sentencia el hombre, al tiempo que agrede a la mujer cuando esta se disponía a marcharse. Le propina un golpe por la espalda y una patada. Solo reacciona la acompañante del violento, que le pide: "Arturo, párate ahí, párate ya". Otro de sus amigos le jalea con un "fuera, fuera". Nadie ha denunciado esta agresión a la policía.

El blog madrileño Es Racismo, nacido en el seno de SOS Racismo para "denunciar y visibilizar el racismo", difundió este vídeo anónimo el 2 de noviembre. Según la plataforma, que asegura haber hablado con la joven que lo grabó, los hechos se produjeron el jueves 31 de octubre en un autobús de la línea 77, que cubre el trayecto entre Ciudad Lineal y la Colonia Fin de semana, minutos antes de las 12.30.

La joven pone en el contexto que le falta a las imágenes: "Se sentaron [el agresor y sus dos acompañantes] en el asiento de enfrente al de la mujer y es ahí cuando el hombre del vídeo le dice que se quite de ahí porque se quiere sentar él, a ella le quedaban unas dos paradas, por eso no quería sentarse en el lado de la ventana, ya que se bajaría pronto". Lo hizo, siempre según la testigo, en la parada Alcalá-Esfinge (3407).

"La señora iba con su esposo, que estaba sentado delante. Al ver esto, se levantó y le pidió a él que se calmara, que dejara de faltar el respeto a su mujer", señala la usuaria de la EMT. Sin embargo, "el chico empezó a dar golpes al autobús, hacía burlas a la señora e incluso, le tiraba besos". “Presenciando todo había dos menores, una niña terminó llorando”, añade.

Un portavoz de la EMT ha señalado a este diario que no tienen "ninguna constancia" de este suceso, ya que se trata de un vídeo grabado "por un particular". La empresa ha revisado las imágenes grabadas por los sistemas de videovigilancia de todos los autobuses de esa línea, tanto de todo ese día como en los anteriores y posteriores, y no han encontrado nada. Hay tres cámaras en cada autobús. Tampoco ningún conductor dio parte de ninguna agresión. En la Jefatura Superior de Policía de Madrid tampoco consta que se haya presentado ninguna denuncia de este tipo en los últimos días.

"Es alguien que, anónimamente, lo graba y lo sube, no media ni denuncia ni día, ni fecha ni nada", subraya el portavoz, que sí que confirma que es un autobús de la EMT, pero que las imágenes pueden ser de otro día o de otra línea. "No tenemos ningún dato concreto para poder aclarar lo ocurrido", se lamenta el portavoz. La EMT condena de forma rotunda este tipo de actitudes y anima a los ciudadanos a denunciar a la policía o "por lo menos, que se avise al conductor". 

Según la empresa, el conductor muchas veces "no se percata" de lo que ocurre dentro del vehículo, ya que la seguridad dentro del autobús no es su misión principal. De haberlo visto, el chófer tendría que haber activado el protocolo de seguridad. "Los conductores deben pisar el pedal de alarma ante cualquier agresión, pelea, caída, paro cardiaco...", explica el portavoz. Entonces, se activa el aviso en la central receptora, donde se accede a imágenes en directo de lo que está ocurriendo y se da la voz de alarma al cuerpo correspondiente.

¿Son frecuentes las agresiones en la EMT? El portavoz, que cita "un caso a primeros de año en el que la persona presentó denuncia en comisaría", asegura que no. Este diario recogió el pasado agosto la detención de un hombre, que insultó y golpeó a una mujer negra que en la línea M1 entre Embajadores y Sevilla. "Puta, vete a tu país", "negra de mierda, habéis venido aquí para quitarnos el trabajo" o "solo sabes comer pollas" son los insultos que le profirió. En el metro, también en agosto, dos vigilantes de seguridad dieron una paliza a un hombre negro en la estación de Avenida de América.

Según el portavoz, en la EMT "prácticamente no se produce ninguna agresión desde que en 2008 se instalaron los sistemas de videovigilancia en toda la flota". José Ignacio González Sánchez, secretario general de la sección sindical de CC OO-EMT, también considera que casos "de esta envergadura" y por motivos xenófobos son "muy raros". Lo que sí es frecuente, con 2.000 autobuses en las calles a diario, son las agresiones a conductores por quejas del servicio "día sí y día no" o entre pasajeros por un asiento, los forcejeos, las peleas entre jóvenes los fines de semana...

Conductas muy graves

Elías Calderón, conductor y miembro del comité de empresa de la EMT, sí que considera que es "habitual" que se produzcan "no agresiones físicas, pero sí conductas muy graves y malos modos que son agresiones morales contra los inmigrantes, particularmente contra las mujeres cuando cogen un asiento" por parte de "gente racista que, por desgracia, habita en esta ciudad". Calderón, que nunca ha visto agresiones físicas, recuerda especialmente un caso: Una joven madre ecuatoriana se subió con su carrito y otra madre, con otro carrito y una niña de ocho o diez años de la mano, se puso a gritarle y a decirle: 'A ver si sale Vox y os echan a vuestro puto país".

La presidenta y portavoz de SOS Racismo, Paula Guerra, cuenta que no han tenido contacto con la agredida, solo con la testigo que grabó lo ocurrido, que se puso en contacto con ellos y les facilitó la grabación de su móvil. Dan "total verosimilitud" a su testimonio porque "chequean bien las fuentes" y recuerdan que la plataforma ha difundido en lo que va de año "seis o siete agresiones en la red de transporte". La denunciante ha pedido que no se facilite ningún dato de ella a los medios "por miedo" a que le pueda ocurrir algo.

A juicio de Guerra, es muy injusto que la pregunta hoy sea por qué nadie trató de impedirlo o se encaró con el agresor o ha ido a comisaría. "No se puede dejar la responsabilidad a las víctimas o los testigos, son las fuerzas de seguridad y los políticos los que tienen que actuar contra el racismo. "¿Dónde están los políticos hoy, en campaña?", critica. La presidenta de SOS Racismo, que lleva siete años en el cargo, no cree que estén aumentando las agresiones pero sí "la legitimidad y la normalización del discurso xenófobo". "El racismo institucional y social es el mismo antes y después de Vox, pero ahora se dicen públicamente cosas que antes no se decían", subraya la ONG.

El Ayuntamiento, según fuentes del área de Movilidad y Medio Ambiente, condena "cualquier tipo de agresión que se produzca en la ciudad" y anuncia que se ha abierto un expediente informativo "para verificar los hechos producidos, supuestamente, en un autobús de la EMT".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información