Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de personas se manifiestan el Día de la Comunidad Valenciana con algunos conatos de tensión

La marcha por el valenciano y antifascista discurre por Valencia con un fuerte dispositivo policial y sin incidentes de relevancia a pesar de los enfrentamiento verbales

Un momento de la manifestación de hoy en Valencia.
Un momento de la manifestación de hoy en Valencia. EFE

Miles de personas se han manifestado esta tarde, 9 d'Octubre, Día de la Comunitat Valenciana, por las calles de la capital en marchas de diferente signo político que han transcurrido sin incidentes de especial relevancia a pesar de los enfrentamientos verbales entre los antifascistas y algunos grupos ultras. El fuerte dispositivo policial ha acompañado durante todo el recorrido a los participantes de la manifestación principal, la más multitudinaria, convocada en defensa del valenciano y del autogobierno por la Comissió Nou d'Octubre. Esta estaba formada por Intersindical, Acció Cultural, Compromís, Unides Podem, Esquerra Unida del País Valencià, CC OO, Esquerra Republicana del País Valencià, Escola Valenciana y otros colectivos de izquierdas y nacionalistas.Tras esta marcha, a unos centenares de metros de distancia, ha desfilado un numeroso colectivo de jóvenes antifascistas de la Coordinadora Obrera Sindical (COS).

Los momentos de mayor tensión se han vivido en la plaza de San Agustín antes de la salida de la manifestación central, cuando iba a partir un pequeño grupo muy minoritario de la recién nacida Asociación Regne de Valencia Gais i Lesbianes, Transexuals i Bisexual, que incluía pancartas del ultra Grup d'Acció Valencianista. Además, se han dejado ver una veintena de miembros de la extrema derecha como España 2000, mientras los antifascistas se iban concentrando en la plaza. La policía ha separado a los tres grupos, pero no ha podido evitar los enfrentamientos verbales entre ellos. Tanto en ese momento como luego en la marcha posterior, se han escuchado consignas, imprecaciones e insultos como "Som valencians, no catalans", "Hay que trabajar, perroflautas", "València serà la tomba del feixisme", "Insulteu en valencià", "A llorar al Valle (de los Caídos)" o "Somos españoles".   

Desde la azotea de un edificio de 11 plantas de la plaza de San Agustín, poco antes de las seis y media de la tarde, se han desplegado dos gigantescas banderas -una española y una señera de Valencia- mientras sonaba de fondo, gracias a una potente megafonía, el himno de España, con la letra franquista de José María Pemán y el himno regional. "No nos mires, tírate" o "Tirate, por España" se ha oído bromear entre los antifascistas, que llevaban también su propio cordón de seguridad. 

El amplio dispositivo de las fuerzas de seguridad pretendía evitar que se repitiesen los graves altercados, con agresiones físicas, de hace dos años, cuando grupos ultras intentaron reventar la manifestación nacionalista. Más de una veintena de personas están imputadas por estos hechos.

Cabeza de la manifestación de la Comissió Nou d'Octubre.
Cabeza de la manifestación de la Comissió Nou d'Octubre. EFE

Al final, este 9 d'Octubre ha concluido con 130 personas identificadas y 20 actas por infracciones, la mitad por incautación de objetos peligrosos, y el resto por drogas y otro tipo de faltas, según el balance de la Delegación del Gobierno. El año pasado fueron 148 las personas identificadas y 58 las actas levantadas.

La marcha convocada por la Comissió 9 d'Octubre tenía por lema El país que volem [El país que queremos]' y portaba pancartas en defensa del ecologismo, el feminismo, el valenciano y la financiación autonómica. También se han visto algunas banderas independentistas y un par de pancartas de solidaridad con los presos catalanes, como la que portaba Esquerra Republicana, entre las señeras valencianas, las banderas republicanas y las de las distintas formaciones.  

Desde los laterales de la marcha principal, separados por el cordón policial, algunas personas con banderas españolas con un toro estampado en medio han ido increpando a los manifestantes que han respondido también a los insultos. En la calle de Colón, la Policía Nacional ha identificado e introducido a un grupo de ultras en una cafetería mientras desfilaban los manifestantes para evitar enfrentamientos.

La manifestación ha concluido en la plaza de América sin más altercados. Al inicio de las manifestaciones, el delegado en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, ha explicado su intención de "que todo el mundo pueda expresar aquello que siente de su idea de comunidad, de país, de reino, como cada uno lo quiera definir, pero que esta sea la festividad de todos los valencianos". Fulgencio ha calificado los momentos puntuales de tensión antes de las marchas de "inevitables". En estos casos, ha dicho, la Policía Nacional ha "embolsado" o acordonado para evitar que algunos grupúsculos "se mezclaran con otros manifestantes de signo opuesto".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >