Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera pide a Sánchez que tome el control de los Mossos en una tensa visita en Vic

El líder de Ciudadanos asegura que el independentismo vuelve a ser violento como en la época de la banda terrorista Terra Lliure

Los líderes de Ciudadanos Inés Arrimadas y Albert Rivera en Vic, este miércoles. En vídeo, abucheos e insultos al líder de Ciudadanos.

Albert Rivera e Inés Arrimadas comparecieron este miércoles en la plaza de Vic (Barcelona) entre insultos y abucheos. El presidente y la portavoz de Ciudadanos eligieron esta ciudad, bastión independentista, para alertar de un retorno del terrorismo en Cataluña. “Desde Terra Lliure, en Cataluña el separatismo no volvía a organizarse con violencia como está haciendo ahora”, aseguró Rivera en referencia a la banda armada independentista disuelta en 1995. El líder de Ciudadanos pidió al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que intervenga los Mossos d'Esquadra, la policía autonómica, mediante la aplicación del artículo 155 de la Constitución o a través de la Ley de Seguridad Nacional.

Ciudadanos había anunciado el día anterior una visita de Rivera y Arrimadas a las dependencias que la Guardia Civil tiene en un barrio en las afueras de Vic. Tras la reunión, estaba prevista una comparecencia ante los medios de comunicación frente a las oficinas de la Guardia Civil. Finalmente, a última hora de la mañana, el partido ha sustituido la visita a la Guardia Civil por “encuentros privados” con agentes policiales y por unas declaraciones ante los periodistas en la plaza Mayor de Vic. La plaza es un escenario habitual de protestas y actos nacionalistas, en un municipio en el que el independentismo obtuvo en las pasadas elecciones generales un 66% de los votos. Arrimadas ya fue duramente increpada en esta misma plaza durante un acto político del pasado junio.

Ciudadanos ha elegido Vic como homenaje a las víctimas que en 1991 perpetró ETA contra la caserna local de la Guardia Civil, “uno de los mayores atentados terroristas de la historia, un atentado que durante muchos años la Generalitat no quiso reconocer ni hacer acto de presencia”, dijo Rivera. El presidente de la formación naranja aseguró que Sánchez se muestra impasible frente a lo que no duda ser un retorno del terrorismo en Cataluña, en referencia a los nueve independentistas detenidos del pasado lunes en una operación de la Audiencia Nacional. “El separatismo está volviendo a organizarse con violencia: goma 2, armas de fuego, planos de edificios públicos. ¿Qué más tiene que pasar para que Sánchez reconozca la realidad?”.

Rivera también ha anunciado que abogará por que el futuro Gobierno apruebe un complemento salarial de peligrosidad para los miembros de la Guardia Civil y de la Policía Nacional destacados en Cataluña. Estos dos cuerpos reciben actualmente en Cataluña pluses salariales vinculados al mayor coste de vida en esta comunidad autónoma, pero no a variables de mayor riesgo.

El líder de Ciudadanos ha ofrecido al presidente del Gobierno una reunión para acordar una intervención de los Mossos d'Esquadra, una propuesta que choca con las reiteradas negativas que había mantenido en los últimos meses a dialogar con Sánchez sobre la gobernabilidad del país. Rivera ha acusado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, de alentar la violencia, y lo ha considerado incompetente para liderar a la policía autonómica: “Torra nunca ordenará a los Mossos que investiguen posibles bandas terroristas, o a detener a los comandos separatistas que cortan carreteras, entre otras cosas porque saca pecho de que son sus amigos, de que su familia forma parte de comandos separatistas. ¿Os acordáis cuando Torra dijo «apreteu»? ¿«Apreteu» qué? ¿El detonador?”, ha comentado Rivera recordando las palabras del presidente catalán en 2018 con las que alentó a los grupos independentistas CDR a presionar a los líderes políticos.

Rivera también ha pedido que Sánchez acepte negociar con Ciudadanos y con Partido Popular la intervención de la administración catalana y de sus medios públicos catalanes tras las llamadas desde la Generalitat y desde Catalunya Ràdio a la desobediencia civil y a desacatar las sentencias judiciales. El programa El Matí de Catalunya Ràdio concluyó el pasado martes en su editorial que el independentismo debe apostar por la desobediencia civil frente al Estado “hasta las últimas consencuencias”. Rivera también ha sido crítico con las numerosas muestras de solidaridad expresadas desde las instituciones catalanas que han recibido los detenidos por la Audiencia Nacional: "No quiero vivir en un país en el que se homenajea a terroristas, no quiero vivir en un país donde se detiene a alguien con goma 2 y con armas de fuego y salen políticos a defenderlos."

Rivera y Arrimadas han estado en todo momento en Vic arropados por una veintena de afiliados del partido y por el presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas, José Vargas. Pese a la nutrida comitiva, una docena de personas se han encarado a los dos políticos para insultarles e instarles a que abandonaran Cataluña. "Arrimadas y Rivera no tienen que venir a Vic a hacer nada", opinaba Ana Cecilia Santos, una catalana de origen dominicano que daba apoyo a la protesta. "Que se vayan a Barcelona, allí hay de todo, pero aquí, con excepción de inmigrantes como los magrebíes, casi todos somos independentistas. Los de Ciudadanos hacen daño, traen problemas", añadió Santos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información