Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un millar de vecinos marcha contra la inseguridad en Barcelona

El “Tsunami vecinal” pide a Colau y Buch medidas por el civismo y la seguridad

Manifestantes en la convocatoria del
Manifestantes en la convocatoria del

Un millar de personas, según la Guardia Urbana, se manifestaron ayer por la tarde desde una veintena de barrios de Barcelona hasta la plaza de Sant Jaume, bajo el paraguas del autodenominado “Tsunami Vecinal” en la segunda protesta de este movimiento que critica la gestión de la alcaldesa Ada Colau. Esta vez, la convocatoria era “Por el civismo y la seguridad”. Al finalizar la protesta, el concejal de Seguridad, Albert Batlle, recibió a una delegación de los vecinos, recogió el manifiesto y acordaron reunirse.

Los manifestantes, de barrios tan distantes como la Vila Olímpica, el Raval, Trinitat Nova, Besòs-Maresme, Poble Sec, Bon Pastor, el Fòrum o la Barceloneta, gritaron consignas como “Barcelona no funciona” o “Colau dimisión”. La marcha mostró en pancartas, muchas caseras, el malestar que hay en entre vecinos de algunos barrios por la presencia de narcopisos, de venta ambulante o de drogas, botellones, robos, peleas o pisos turísticos ilegales. “Barcelona es nuestra, de la gente honesta”, se podía leer en una de ellas.

Entre los manifestantes también estaban integrantes de la policía autonómica del colectivo MoS.O.S, y la marcha también contaba con la adhesión del sindicato CSIF, con presencia en la Guardia Urbana. A la protesta también se acercaron los concejales de Ciutadans Paco Sierra y del PP, Josep Bou y Oscar Ramírez, aunque los organizadores les invitaron a apartarse “para no politizar” el acto, dijeron.

Con los manifestantes formando círculo en la plaza que alberga tanto el Ayuntamiento como la Generalitat, el portavoz de la protesta, Manel Martínez, leyó un manifiesto que exige a Colau y al consejero de Interior, Miquel Buch, un “Plan Integral de Ciudad para que vecinos, comerciantes y visitantes puedan vivir y convivir en paz y revertir la situación antes de que empeore”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >