Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos críticos con Colau unen sus reivindicaciones

El sábado se manifestarán distintas entidades apoyadas por la oposición en el Ayuntamiento

Manifestantes de la Barceloneta cortando la Rambla, en agosto.
Manifestantes de la Barceloneta cortando la Rambla, en agosto.

Los vecinos descontentos con la gestión de Ada Colau no dan tregua a la alcaldesa de Barcelona a ocho meses de las elecciones. Una veintena de entidades —la mayoría de reciente aparición— que han protagonizado protestas como las de la Barceloneta o contra los narcopisos, se han organizado y mañana se manifestarán bajo el lema BCN no funciona. Admiten que entre sus filas hay militantes de partidos de la oposición, pero aseguran que no cuelgan de ninguno de ellos.

Mientras estas organizaciones prometen un “tsunami vecinal”, otras organizaciones más veteranas, como El Lokal, en Ciutat Vella, se han desmarcado de la convocatoria, a la que reprochan “poca claridad y sin una información pública de quien convoca y cuáles son sus objetivos”. Tampoco la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), se ha sumado a la convocatoria. La propia Colau se mostraba esta semana en una entrevista en BTV comprensiva con las protestas y aseguraba que “el movimiento vecinal hace lo que debe, señalar problemas y exigir soluciones”.

La oposición se suma a la protesta

En las redes sociales se apuntó ayer a ERC como uno de los organizadores de la protesta vecinal convocada para el próximo sábado en el centro de Barcelona. Un portavoz de la formación criticó: “El equipo de Colau no hace las cosas bien y apunta a un enemigo que siempre está fuera. A veces es la Generalitat, las multinacionales y… ahora es ERC”. La misma fuente aseguró que Alfred Bosch no acudirá a la protesta y negó que la formación esté detrás de la movilización, aunque reconoció que algunos militantes sí que acudirán “porque también sufren el desgobierno”.
La alcaldable del PDeCAT, Neus Munté, admitió que representantes de su partido también acudirán. Por su parte, el líder del PSC, Jaume Collboni, no irá el sábado a la protesta pero apoya las quejas vecinales.

Entre las entidades que secundan la protesta se encuentran la asociación de vecinos Illa Robadors-Picalquers-Roig, Otro Gato del Raval o la Asociación de Vecinos de la Barceloneta (que siempre se ha manifestado contraría a las políticas de BComú) o la recientemente creada Plataforma Barceloneta en Lluita. La convocatoria también la firman entidades de Poble Sec, el Fòrum, el Besòs o del barrio de la Vila Olímpica, esta última muy activa en contra de la construcción de un gran albergue en la zona.

Iván Rivera, de la asociación de vecinos Illa RPR (Robadors-Picalquers-Roig), reconoció ayer que la manifestación del sábado la han convocado pequeñas asociaciones de barrio o incluso algunas que exigen soluciones a problemas de una calle o una plaza concretas. “Nos hemos juntado gente de todos los barrios de Barcelona que lo tenemos en común es que pensamos que Colau no lo hace bien y hay que pensar que en mayo hay elecciones municipales”, asegura. “Llevamos más de un año y medio cocinando esta protesta. Dentro de las asociaciones hay personas de ERC, PDeCAT, C’s, PP y PSC. No queremos mezclar la política pero hay una causa que nos une que es lo mal que lo hace BComú”, admite Rivera. 

“En el Raval tenemos problemas como los narcopisos o la prostitución. En la Barceloneta hay delincuencia y así sucesivamente. Nos unimos en las redes y después hemos echado mano de contactos. Yo, por ejemplo, tengo muchos en UGT. Nos hemos unido barrio a barrio”, aclara.
David Riojo de la Barceloneta en Lluita reivindica que las primeras protestas parten del barrio pescador. “Cuatro desgraciados pudimos movilizar a 700 personas y gracias a las redes sociales hemos movido a miles de personas. Nos une que estamos todos contra Colau porque no resuelve los problemas de los barrios”, presume.

Riojo asegura que dentro del movimiento hay gente de todas las ideologías. “Hay partidos que han querido sacar réditos políticos, pero nosotros queremos que este movimiento vaya más allá de las ideologías”, aclara. “La manifestación del sábado no será la última manifestación contra las políticas de Colau”, advierte.

Más información