Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho municipios metropolitanos preparan zonas de bajas emisiones

Ciudades del área metropolitana regularán o restringirán el acceso de los vehículos más contaminantes

La contaminación en Barcelona, en una imagen de archivo.
La contaminación en Barcelona, en una imagen de archivo.

Las restricciones de tráfico de los vehículos más contaminantes en el perímetro de las rondas de Barcelona, que entrarán en vigor el 1 de enero de 2020, serán el principal instrumento para reducir la polución en la capital catalana y su entorno. Pero el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) prepara Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) o Zonas Urbanas de Atmósfera Protegida (ZUAP) en otros siete municipios donde regulará o restringirá el acceso de los vehículos más contaminantes. Son Sant Cugat del Vallès, Sant Just Desvern, Cornellà, Sant Boi de Llobregat, Sant Joan Despí, L’Hospitalet, Santa Coloma de Gramenet y Ripollet.

La firma de los convenios que permitirán regular el tráfico es anterior al último expediente de la Comisión Europea por la contaminación de las ciudades de Madrid y Barcelona y también a la cumbre convocada por la Generalitat para abordar la cuestión con alcaldes metropolitanos. De hecho, en el primer pleno del mandato metropolitano, el pasado 25 de julio, quedó claro que la lucha contra la contaminación debe ser la gran prioridad de los próximos cuatro años.

El vicepresidente del Área de Movilidad, Transporte y Sostenibilidad, Antoni Poveda, admitía que la Zona de Bajas Emisiones en el perímetro de las rondas (que además de Barcelona afecta a cinco municipios colindantes) “es imprescindible pero no resolverá sola el problema de las emisiones”. De ahí los convenios firmados por el ente metropolitano con otros municipios, algunos de ellos sellados a finales de 2017, que se suman a otras actuaciones como la renovación de flotas públicas por vehículos eléctricos, la ampliación de la red de carriles bici o del transporte público.

Sant Cugat del Vallès
. La ZBE comprende gran parte del municipio. Desde 2018, cuando se declaran episodios de alta contaminación en la zona solo pueden entrar residentes en el municipio o bien vehículos de fuera que tengan etiqueta ambiental. Las restricciones se aplican los días laborables de 7 a 20 horas y no afectan a motos, autocares y vehículos de emergencias. A partir de 2020 estas restricciones se convertirán en permanentes, independientemente de la contaminación que haya.

L’Hospitalet de Llobregat.
Delimita Zonas Urbanas de Atmósfera Protegida (ZUAP), donde se aplicarán medidas para incrementar el uso de vehículos más limpios y transporte público. Mientras, ha comenzado a implantar áreas AIRE (áreas integrales de regulación del estacionamiento) pensando en los vecinos y no en el tráfico de paso. La primera se ha implantado en el barrio de Can Serra, indican fuentes municipales, que recuerdan que más de la mitad de los coches que aparcaban en la zona eran de otros barrios.

Santa Coloma de Gramenet.
El consistorio recuerda que la ciudad se sitúa siempre muy por debajo de los niveles máximos de dióxido de nitrógeno y que el municipio no genera contaminación industrial, ni comercial ni ganadera y que la polución que recibe llega sobre todo de dos vías de gran capacidad como son la B-20 y la B-10. Pese a ello cuenta con un plan de implantación de ZUAP con corredores naturales como el río Besòs y la sierra de Marina. En el futuro se convertirá en una de las ciudades con más de 100.000 habitantes que tendrá ZBE. Ya se ha evitado circulación de paso y la zona del Riu Nord se declarará peatonal.

Sant Joan Despí.
Su alcalde, Antoni Poveda, explica que se ha optado por “cortar completamente la circulación y permitir solo la entrada de vecinos y de carga y descarga (con horario)” en los ejes centrales del municipio. Concretamente, en el barrio de Les Planes, reurbanizando y cerrando el sector del mercado; y en el barrio Centre.

Sant Just Desvern
. La restricción para los vehículos que no tienen etiqueta ambiental se aplica en las calles de Bonavista y Raval, en cuyos accesos se han instalado cámaras que leen las matriculas, informan desde el AMB.

Cornellà de Llobregat
. El ámbito de actuación comprende el barrio de la Riera y la calle de Verge de Montserrat, a lado y lado de la rotonda de los Ferrocarriles de la Generalitat (Baix Llobregat), que se peatonalizará.

Sant Boi de Llobregat.
La ZBE no restinge tráfico, pero lo pacifica, y declara zona 30 (donde se puede circular a 30 kilómetros por hora como máximo) en el barrio de Benviure-Marianao, apuntan desde el ente metropolitano.

Ripollet
. El municipio prevé peatonilizar y pacificar las ramblas de Sant Esteve y Sant Jordi.

La amenaza de la sanción de la UE

El exceso de contaminación por dióxido de nitrógeno en Barcelona, y de Madrid, es el motivo por el que la Comisión Europa quiere llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Desde hace casi un lustro tiene a ambas zonas metropolitanas señaladas, al ser incapaces de dar cumplimiento a los límites impuestos por el gobierno comunitario. La vía judicial en la que entran ahora los continuos avisos pueden suponer sanciones millonarias, aunque la resolución de esas denuncias puede tardar años en producirse.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >