Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña denuncia la “asfixia financiera” del actual sistema

El Govern se niega a participar en negociaciones multilaterales

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès,durante una entrevista con Efe.
El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès,durante una entrevista con Efe. EFE

El Gobierno catalán se mantiene firme en su posición de no sentarse a negociar con el resto de comunidades un nuevo sistema de financiación autonómica. Hace una semana, el vicepresidente de la Generalitat, el republicano Pere Aragonès, afirmó que la negociación multilateral “no tienen ningún tipo de sentido”. No obstante, ayer, su departamento volvió a mostrar sus quejas por los efectos del actual modelo, al denunciar que en 2017, último año con datos cerrados, Cataluña volvió a ser la tercera autonomía que más recursos aportó per cápita al sistema y, en cambio, quedó en décima posición en recursos obtenidos.

“La liquidación del modelo de financiación de 2017 permite constatar la situación de asfixia financiera que sufre Cataluña. El sistema de financiación da resultados igualmente discriminatorios desde hace casi una década, y la gestión de los servicios públicos esenciales con este escenario de ingresos es extraordinariamente compleja”, afirmó a EL PAÍS el secretario de Economía de la Administración catalana, Albert Castellanos. El número dos de Aragonés se quejó también de que a esa “insuficiencia de ingresos se añaden otros agravios, como el déficit de inversiones del Estado en Cataluña, la imposición de unos objetivos de déficit injustos y arbitrarios o los incumplimientos de compromisos” del Gobierno de Pedro Sánchez.

Según los datos facilitados ayer por la Generalitat, cuyo origen son datos publicados por el Ministerio de Hacienda, Cataluña habría aportado al modelo de financiación 2.757 euros per cápita, de los que solo habría recibido 2.468 euros, quedando por debajo de la media española. Ese desorden, no obstante, afecta de forma más contundente a Madrid, que aportó 3.202 euros (la mayor) y recibió 2.437 euros, cayendo hasta la undécima posición. Baleares es la segunda aportadora (2.927 euros) y la novena en obtención. La comunidad más beneficiada por la redistribución del modelo es Extremadura: aporta 1.659 euros y obtiene 2.845 euros. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >