Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona prohíbe hacer barbacoas a 500 metros de las áreas forestales

Protección Civil ha activado la alerta por riesgo de incendios en varias comarcas catalanas a partir de este sábado

incendio tarragona
Zona devastada por el incendio cerca de Flix.

El Ayuntamiento de Barcelona pretende combatir los posibles incendios que puedan surgir en la ciudad y por eso ha prohibido hacer barbacoas o cualquier otro tipo de actividades que supongan el uso del fuego en los entornos verdes de la ciudad. No se podrá hacer fuego en áreas recreativas o de acampada, así como en jardines privados y parcelas que se encuentren a menos de 500 metros de áreas forestales. Se trata de una prohibición temporal, que se levantará cuando los indicadores de temperatura y humedad de la ciudad sean lo suficientemente bajos como para descartar el riesgo de incendios.

La alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, ha publicado este viernes por la tarde un tuit en el que se hace eco de la nueva regulación, que actualiza unos decretos de 1995 y 1998 que autorizaban a las fuerzas de seguridad a tomar las medidas oportunas para la extinción de incendios de la ciudad. La regidora ha animado a tomar precauciones y a "evitar los incendios desde la corresponsabilidad".

Sebastià Messeguer, el director de los bomberos barceloneses, ha destacado que la medida complementa unas regulaciones que la Generalitat de Cataluña introdujo el pasado mes de mayo. Dicha restricción impide cualquier actividad que conlleve riesgos de provocar incendios forestales, y su aplicación se extenderá hasta el 15 de octubre.

Protección Civil de la Generalitat ha decidido así mismo suspender cualquier tipo de actividad con fuego durante las horas de máximo peligro en determinadas comarcas catalanas. En las zonas forestales de La Noguera, El Segrià, Urgell, La Segarra, Les Garrigues (Lleida), Conca de Barberà (Tarragona) y L'Anoia (Barcelona), no se podrá utilizar el fuego de doce de la mañana a ocho de la tarde. La medida se enmarca en la nueva alerta por riesgo por incendios, la cual se activa a partir de este sábado. Los macizos de El Montsec y La Baronia de Rialb en Lleida, así como el tarraconense El Montsant cierran su acceso al público debido a esta alerta, y estarán vigilados por los agentes rurales de dichas zonas.

La restricción de la Generalitat se extiende al medio natural pero no a las zonas urbanas. Messeguer ha declarado, en relación al decreto de la Ciudad Condal, que lo que pretende es concienciar a la población: "La gente debe entender que a 500 metros también se puede generar un incendio forestal". Las zonas verdes con más riesgos son la montaña de Montjuïc y la sierra de Collserola, ha señalado el jefe de los bomberos.

Las medidas del consistorio se toman después de que el pasado jueves concluyera la primera ola de calor de este verano. El episodio ha tenido especial incidencia en Cataluña, con récord de temperaturas en Girona que llegó a registros de 43,9º, así como el gran incendio de la comarca tarraconense de La Ribera d'Ebre que calcinó más de 6.000 hectáreas. Un foco de ese fuego se reactivó este viernes en el término municipal de Maials, aunque se encuentra bajo control de los bomberos. La ola de calor ha dejado cinco muertos en toda España. El último es un hombre de 86 años de la provincia de La Rioja, que sufrió un golpe de calor y finalmente falleció en un hospital de Logroño.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información