Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alerta por polución se rebaja pese a los altos índices de Barcelona

Barcelona se preparaba para limitar el tráfico el próximo jueves por primera vez pero no se activarán las restricciones

contaminacion cataluña
Contaminación en Barcelona.

La Generalitat desactivó ayer todas las alertas por episodios de contaminación pese a que en el centro de Barcelona los picos de monóxido de carbono con los que conviven los vecinos siguen siendo muy superiores a los recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los investigadores denuncian que la administración catalana no ha tenido la suficiente valentía para activar el protocolo que restringe el acceso —a la zona enmarcada por las rondas— a los vehículos más contaminantes y acusan a la Generalitat y al Ayuntamiento de no tomar medidas para reducir la contaminación.

La OMS fija que los seres humanos pueden soportar —sin que implique efectos negativos sobre la salud— una media anual de 40 microgramos por metro cúbico de dióxido de nitrógeno (NO2). La media registrada este año en la estación que mide la calidad del aire en el Eixample de Barcelona es de 49 microgramos por metro cúbico. El viernes pasado, la misma estación registró una cifra de 207 microgramos por metro cúbico durante más de una hora y hasta el sábado no se redujeron esos niveles. Ayer, la misma estación marcó una media de 60 microgramos, con puntas de 80. No es un caso único, la estación de la plaza de Gal·la Placídia de Gràcia registro el viernes un pico de 233 microgramos por metro cúbico y ayer de 50.

Pese a estas cifras, el Departamento de Territorio y Sostenibilidad desactivó ayer todas las alertas por episodios de contaminación que había declarado el lunes después de que, según remarcó la administración, mejorara la calidad del aire. La Generalitat el lunes declaró un episodio por alta contaminación por micropartículas PM10 (las que tienen un diámetro de hasta 10 micras) en toda Cataluña. Pese a la alarmante situación, la contaminación por este tipo de partículas no lleva aparejada ninguna restricción del tráfico. Esta alarma, sin incidencia en la circulación, se rebajó ayer a aviso preventivo. Territorio también daba ayer por finalizado el aviso preventivo de episodio de contaminación por NO2 que, si hubiera seguido según las previsiones meteorológicas, hubiera supuesto la restricción, a partir del jueves, de los vehículos que no tuvieran la etiqueta de la DGT en el perímetro enmarcado por las rondas.

Tanto el investigador del CSIC, Xavier Querol, como el de Ecologistas en Acción, Miguel Ángel Ceballos, coinciden en que el viernes la Generalitat debería haber restringido la circulación ya que, siguiendo el protocolo, se habían superado los 200 microgramos de dióxido de carbono por metro cúbico durante una hora en más de una estación de municipios del Área Metropolitana. La previsión a 24 horas no indicaba mejoras pero la administración catalana se respaldó en que el protocolo solo indica restricciones de circulación los días laborables, de lunes hasta el viernes a mediodía. El pasado viernes ni siquiera se activó el episodio de contaminación por NO2.

Ceballos sostiene que el protocolo actual es insuficiente: “No solo porque aplica medidas cuando es demasiado tarde, sino porque no aplica ninguna restricción a la circulación cuando hay episodios por contaminación por ozono ni por micropartículas. De hecho, solo aparecen las que tienen un diámetro de hasta 10 micras y no las de cinco micras que son todavía más perjudiciales”. Por su parte, Querol califica de “absolutamente insuficientes” las medidas de las administraciones para reducir la media anual de contaminación. “Fomentando el transporte público, con peajes urbanos, restricciones, zonas de bajas emisiones... se podrían reducir los niveles. Cuando hay picos es mucho más complicado bajar la contaminación”, alerta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >