Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tienda de Objetos de Arte Toledano echa el cierre

Después de 60 años vendiendo armaduras medievales y souvenirs para los visitantes del paseo del prado

Fachada de la tienda Objetos de Arte Toledano sobre el paseo del prado
Fachada de la tienda Objetos de Arte Toledano sobre el paseo del prado

La emblemática tienda Objetos de Arte Toledano del paseo del Prado echa el cierre. El local junto a la plaza de Neptuno tenía su muerte anunciada, según el gerente, José María Sánchez.

 —¿Cuándo le llegan más capas blancas?

—Nunca más. Estamos de liquidación.

—Pues mucha suerte con lo que viene.

—Los tiempos están cambiando y toca adaptarse.

Sánchez se asoma desde el balcón de la segunda planta de la tienda y observa los ríos de gente que caminan por delante de su tienda. “Todos los días pasan 22.000 personas por la puerta, pero cada vez entran menos a la tienda”, afirma el gerente, que instaló un detector el verano pasado para calcular la cifra.

“La tienda lleva 60 años abierta y yo llevo trabajando en ella 42 años”, explica Sánchez que unió al negocio familiar cuando tenía 18 años, junto a sus hermanos.

En el siglo XX el local era propiedad del conde de Casal y fue reformado en 1978. Algunos elementos, como la fachada o la escalera de caracol, son testigos de aquella época.

Las figuras de sus balcones, una de sus características más curiosas, no llegaron hasta 1996 de la mano del escultor José Puente. “El objeto de estas figuras era hacer que la tienda fuese más llamativa para los 12.000 turistas que entran al Museo del Prado cada día y son nuestros posibles clientes”, cuenta Sánchez.

Las cosas han cambiado mucho en este medio siglo y ya ni los turistas, ni las compras que hacen como recuerdo de su paso por Madrid son las mismas. “Los americanos ya no vienen tanto a Europa que eran los que más compraban, ahora vienen muchos sudamericanos pero sus monedas están muy devaluadas”, explica la bajada de las ventas uno de los tres socios de la tienda.

Los principales causas de que los socios hayan decidido cerrar para siempre son las bajas ventas que impiden cubrir los gastos de los impuestos; el cambio de intereses del turismo actual, y la falta de otra generación que pueda perpetuar la historia de un negocio que Ciriaco Sánchez y Mari Cruz Tradío fundaron en 1960. “Tenemos un local de 650 metros y no podemos cubrir los costes de personal. Antes éramos 20 trabajadores y ahora solo quedamos 10 contando los tres socios”, relata Sánchez, quien añade que su tienda “no se puede mantener de la venta de imanes, camisetas o cosas de un máximo de 20 euros”.

Guías de viaje

La tienda no solo ha sobrevivido de los recuerdos que compraban los turistas, también grandes producciones de cine y televisión han acudido a la tienda para ambientar sus escenografías. Series como Isabel utilizó las armaduras del local de estilo toledano. “Los de producción de la última película de Dani Rovira, Los Japón, que está en cartelera, vinieron aquí por material para la producción”.

Su tienda vivirá siempre en las guías de viaje de Madrid que recomiendan los objetos decorativos típicos de Toledo como las espadas o los damasquinados que cuelgan de las paredes y dan nombre al establecimiento. Ahora la familia Sánchez solo espera poder recibir una buena oferta para alquilar el local y poder emprender nuevos proyectos alejados de Las meninas de Velázquez que saludan desde el balcón de la esquina con la plaza de Neptuno.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información