Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No va a haber áreas de gobierno para Vox, no puede haberlas”

La dirigente municipal de Ciudadanos considera que PP y Vox deberían hacer público su acuerdo

begoña villacis
La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, durante la rueda de prensa tras la primera junta de gobierno. EFE

Begoña Villacís (Madrid, 41 años), acaba de estrenar su cargo de vicealcaldesa en el nuevo Ayuntamiento de Madrid, con José Luis Martínez Almeida (PP) a la cabeza. La dirigente de Ciudadanos pide atender a EL PAÍS por teléfono porque estos días compatibiliza la agenda de sus primeros días en el puesto con el reciente nacimiento de su tercera hija. De trasfondo, el empeño de Vox por entrar en el gobierno municipal y la negativa de Cs.

Pregunta. Su acuerdo estipula que el gobierno municipal sea de PP y Cs. ¿Habrá concejalías para Vox?

Respuesta. No va a haber áreas de gobierno para Vox, no puede haberlas. El gobierno de coalición, que es como se denomina en el acuerdo, es entre PP y Cs. Así queda firmado en el acuerdo. Además, ya se ha hecho el decreto de delegación de competencias, las áreas ya están constituidas y ya se ha celebrado la Junta de gobierno.

P. Pero se podría modificar.

R. Esa parte no, porque mi acuerdo dice que cualquier modificación en ese sentido tendría que contar con el visto bueno de PP y Cs. De los dos, de forma expresa y por escrito.

P. El PP hoy ha reconocido que en el acuerdo con Vox sí se habla de concejalías.

R. Yo no sé a qué se refiere, sinceramente, pero pueden ser concejalías de distrito.

P. ¿Y concejalías delegadas?

R. Las concejalías delegadas no son gobierno. Aquí lo que rige es la ley de capitalidad, que conforma lo que es gobierno y lo que no. En el artículo 7 dice que lo serán las áreas de gobierno y la alcaldía. El resto forma parte de la gestión administrativa, incluso la política, pero no es gobierno. Eso es así de sencillo.

P. Entonces sí que aceptarían concejalías delegadas para Vox.

R. No creo que eso ocurra, sinceramente. Pero no pasa por nuestra aceptación, estaría dentro de su organización (del PP). Yo creo que ellos apuntan más bien a distritos, pero aún así, choca con lo que está diciendo Ortega Smith. Ellos dicen que hablaron de concejalías de gobierno, y eso es imposible porque choca con nuestro pacto.

P. Lo ha dicho también Cuca Gamarra (PP), que admitió que el acuerdo habla de concejalías.

R. Sí, pero concejalía es un término amplio, no implica gobierno. Cuando llegamos al acuerdo con el PP, teníamos dos documentos. Uno programático y otro de estructura. En ese acuerdo introdujimos la cláusula que dice que tienen que tener una autorización expresa para cualquier cambio. Eso lo dije varias veces a lo largo de mi discurso y no lo rebate nadie. Nuestro acuerdo es transparente y es público, y entiendo que todos los acuerdos deberían ser así. Ahora mismo hay muchas especulaciones. Todo se despejaría si tuviesen a bien exponer ese acuerdo.

P. ¿Es lógico que en un gobierno de coalición no sepan qué participación va a tener Vox?

R. Nosotros sí lo sabemos, porque en el pacto sí delimitamos lo que es innegociable. Están diciendo cosas contradictorias. Todo se despejaría si lo hiciesen público.

P.
¿Ustedes se lo han pedido?

R. No. En el momento en que hemos blindado nuestro acuerdo, entendemos que lo demás es irrelevante.

P. ¿Qué significa ser vicealcaldesa, qué poder tiene?

R. No es el puesto en sí mismo, que yo creo que es lo menos relevante, sino el área del que nos hemos dotado. Tenemos una súper área, con temas muy relevantes. Uno es coordinación territorial, con los barrios; transparencia, participación ciudadana; y algo que considero muy importante: internacionalización.

P. Cuando surjan discrepancias con PP y con Vox, ¿cómo van a hacer valer su peso? Por ejemplo, con Madrid Central.

R. Lo que presentó el lunes Inmaculada Sanz [portavoz del gobierno] se parece mucho más a nuestra propuesta. Discrepo mucho de cómo se ha hecho Madrid Central y no es cierto que nos hayan quitado la multa de la UE por esto. Pero la reversión total no es la respuesta. Una vez implantado, lo que hay que hacer es leer los indicadores, hablar con los afectados y ver cómo damos con un proyecto que arregle aquello que no ha funcionado bien, y que se pueda mantener. Se puede llegar más lejos, incluso, en algunas cosas.

P. ¿Y cómo harán valer su postura?

R. Va a haber que negociar mucho, pero en la Junta de gobierno estamos nosotros. Los afectados de Madrid Central no quieren tampoco la reversión. Nuestro trabajo va a ser matizar mucho. Por ejemplo, en el tema LGTBI o en el tema de Madrid Central. Esa es la utilidad de un partido de centro. Si hubiésemos tenido que pactar con la izquierda, tendríamos que matizar las propuestas económicas. Estando en un gobierno de estas características, tenemos que matizar la otra parte. Pero nos vamos a entender. Con Almeida tengo buena relación y creo que es un tipo sensato.

P. Si le dan concejalías delegadas a Vox, ¿cómo lo resolverán?

P. Habrá que ver. Son muchos los “y si”. Habría que ver qué naturaleza de concejalía, qué peso le dan, qué funciones. Pero las más sensibles como familias, políticas sociales, igualdad —donde está violencia de género—, es nuestra. Por cierto, en su pacto se habla de violencia intrafamiliar y en el nuestro de género. Yo creo que son cosas distintas y no lo considero incompatible.

P. ¿Le preocupa que la vicealcaldía se sostenga con votos de Vox?

R. Lo que se sostiene es la alcaldía. Yo lo que tengo es una delegación de competencias. Me preocupa hacerlo bien. Nosotros presentamos una alternativa al gobierno que había y yo no puedo decirle a la gente que no me vote. Lo que me preocuparía es que determinadas políticas con las que no estoy de acuerdo se implantasen en la ciudad de Madrid, y eso no va a ocurrir.

P. ¿Qué le parecen las llamadas de atención de Macron?

R. Yo no me siento apelada. No creo que se hayan puesto a examinar los pactos a los que estamos llegando. Si viese el pacto programático en la ciudad de Madrid... no creo que no fuese perfectamente implantable en París.

P. Los indicadores han detectado una bajada en la contaminación. ¿Se comprometen a que sigan bajando?

R. Para nosotros es una prioridad. Lo que hay que hacer es ofrecerle a la gente salidas, no prohibiciones.

P. En Arganzuela han retirado la pancarta de Welcome Refugees. ¿Ya no son bienvenidos?

R. Manuela Carmena también la retiró y nadie sacó esa lectura. Hay pancartas que hay que retirar porque están en mal estado, o están en edificios protegidos o porque hay gobiernos que son más de pancartas. Durante el gobierno anterior, aumentaron las personas que duermen en la calle. También es verdad que le reconocí a Marta Higueras que las competencias en política de refugio son del Estado.

P. También se ha retirado la de “Ni una más”. ¿Hay riesgo de dar pasos atrás contra la violencia machista?

R. No. La violencia machista está en nuestro pacto con el PP, está en nuestra área.

P. ¿Habrá bandera del Orgullo en el Ayuntamiento este año?

R. Sí.

P. Vox empieza paralizando negociaciones y con ultimátums. ¿Será un mandato complicado?

R.
El mandato pasado también lo fue. Ya no hay mayorías absolutas, que eran más sencillas pero son peores para la calidad democrática. Los gobiernos de coalición son más complicados, pero habrá que negociar mucho.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información