Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corbacho se suma a Ciudadanos y deja a Valls con dos concejales

El partido naranja acepta al exministro socialista en su grupo municipal de Barcelona pese a que votó a favor de la reelección de Colau como alcaldesa

Celestino Corbacho en el pleno de investidura de Barcelona.
Celestino Corbacho en el pleno de investidura de Barcelona.

Celestino Corbacho da calabazas a Manuel Valls y se sumará como concejal independiente al grupo municipal de Ciudadanos (Cs) en Barcelona. Tras una intensa jornada de negociaciones, el exministro socialista consiguió finalmente el visto bueno de Cs a su requisito más importante, tener libertad de voto durante el cuatrienio. "Me quiero centrar en el ámbito local, por eso he optado por Cs, porque tiene mayor implantación en el territorio", explica Corbacho a EL PAÍS. La decisión del exministro socialista deja a Valls con un grupo municipal formado solo por él y por Eva Parera.

Cs rompió el lunes la coalición municipal que formaba con la plataforma de Valls, Barcelona pel Canvi, tras el apoyo del ex primer ministro francés a la reelección como alcaldesa de Ada Colau. La ejecutiva del partido naranja se oponía a dar apoyo a Colau. El secretario de Organización autonómico, Carlos Carrizosa, ha criticado este martes que Valls tomara la decisión de su voto favorable sin consultarlo con sus socios, "de forma unilateral y gratuita". "El señor Valls, quizás por su personalidad, ha tomado decisiones sin tener en cuenta a sus socios de coalición. Y seguramente ha actuado en ocasiones según el dictado de sus intereses políticos", ha añadido Carrizosa.

Corbacho votó en la sesión de investidura del pasado sábado con Valls y con Parera a favor de Colau. Cs minimiza esta decisión del exministro socialista y destaca que es un político con amplia experiencia y un independiente que no milita en la organización de Valls –Barcelona pel Canvi–.

Cargo en la Diputación

Corbacho explicó el mismo lunes, tras materializarse la ruptura, que tomaría una decisión tras reunirse este martes con Valls y con la cúpula catalana de Cs. "Me he convertido en el epicentro de la situación sin quererlo, porque yo no quería que la coalición se rompiera", lamenta Corbacho. El exsocialista y exalcalde de L'Hospitalet de Llobregat ha comparecido esta mañana en el domicilio de Valls para entrevistarse con el político hispano-francés. Corbacho ha mantenido durante toda la tarde conversaciones con Cs, pero la balanza no ha terminado de decantarse a favor del partido naranja hasta el último momento, cuando el exsocialista ha obtenido el compromiso de la ejecutiva de Cs de respetar su libertad de voto. Otra de las condiciones que planteaba Corbacho es asumir responsabilidades de peso en la Diputación de Barcelona, algo que Cs, a diferencia de Valls, sí puede garantirzarle. Corbacho asegura que ya apalabró hace dos meses su presencia en la Diputación con el secretario general de Cs, José Manuel Villegas, y con Valls.

Corbacho había reiterado en los últimos días que se sentía tan cercano a Valls como a Cs, aunque Antoni Fernández Teixidó, fundador de Lliures, partido socio de la plataforma de Valls, explicó el pasado abril a este diario que la relevancia de Corbacho en la lista electoral era una imposición de Cs. Valls lo negó y aseguró que la presencia del exministro de Trabajo en su equipo era decisión suya.

Carrizosa ha admitido que la coalición electoral que Cs formó con Valls no dio los resultados electorales deseados, y ha destacado que se muestra confiado en que puedan seguir colaborando en el futuro. El mismo Valls concedió en la noche electoral de las municipales, el 26 de mayo, que el resultado fue un "fracaso". Cs contaba en Barcelona con cinco concejales durante el pasado mandato municipal y en este sumaba seis con Valls. Finalmente, Cs sumará un grupo de cuatro concejales.

Valls pasará ahora a formar un grupo propio con solo dos regidores, él y la número cuatro de su lista electoral, la ex de Unió Eva Parera. Barcelona pel Canvi será el grupo municipal más pequeño en Barcelona, empatado con el Partido Popular, también con dos ediles.

La ruptura del equipo de tres concejales de Valls añade complicaciones a futuras votaciones en el Consistorio barcelonés, puesto que el futuro gobierno de Colau y el PSC de Jaume Collboni necesitará tres votos para sumar mayorías absolutas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información