Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las inversiones del Estado en Cataluña caen un 16% en 2018

La Intervención General de la Administración del Estado admite que solo llegaron 757 millones de los 1.312 millones comprometidos en los Presupuestos

Un tren de Rodalies de Catalunya, en una imatge d'arxiu.
Un tren de Rodalies de Catalunya, en una imatge d'arxiu.

Las inversiones del Estado en Cataluña volvieron a caer el año pasado, a un ritmo del 16,1%. Ni la situación política ni el cambio en el Gobierno central y la apuesta por el diálogo iniciada por Pedro Sánchez supusieron mejoras para la comunidad, según los últimos datos de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE). Según estos, solo llegaron a Cataluña 757 millones de euros de los 1.312 millones comprometidos en los Presupuestos de 2018.

El escaso porcentaje de ejecución, de un 57,7% el pasado año, volverá a ser un argumento de protesta desde el Gobierno catalán y organizaciones como la Cámara de Contratistas de Obras de Cataluña (CCOC). Es la segunda ejecución más baja en los últimos tres años y aleja a Cataluña todavía más de las pretensiones acordadas en el Estatut vigente, que demandaba, al menos durante siete años, una inversión en las comarcas catalanas similar a su aportación al PIB nacional, que se sitúa cerca del 19%.

Con los datos publicados ayer, la inversión que llega a Cataluña del total regionalizable cae al 10,4%. En 2017, con unos datos que tampoco fueron considerados positivos, ese porcentaje se situaba en el 13,2% del total. En 2016 fue de un 10,5% y en 2015, del 8,4%.

Cataluña fue el año pasado la cuarta comunidad autónoma que recibió más inversión estatal. Por delante se situaron Madrid (1.126 millones de euros, un 9% más), Andalucía (1.101 millones) y Galicia (1.040 millones). La baja ejecución sobre las cifras previstas en las cuentas públicas están detrás de esa posición y fueron el argumento, cuando se conoció el proyecto presupuestario de 2019 que no se acabó aprobando, para desconfiar del compromiso tomado entonces por el Gobierno socialista. En ese documento se preveía una inversión total para Cataluña de 2.051 millones de euros, una cifra que suponía aproximarse al peso económico de la comunidad. Desde 2011, con las obras del AVE dando los últimos bandazos en Girona, no habían llegado tantos recursos estatales a Cataluña.

Las inversiones de Adif en la red de alta velocidad cayeron un 31% y las del resto de la red se dispararon un 66%

Las empresas de participación estatal fueron la principal vía de entrada de inversión pública en Cataluña. Inyectaron 583 millones de euros, un 14,5% menos que un año antes. Son las encargadas de construir obras que las organizaciones empresariales consideran esenciales para la competitividad de la comunidad, ya sea por una cuestión de movilidad de la población o de mercancías.

Las inversiones de Adif en la red de alta velocidad cayeron un 31% (hasta 101 millones), mientras las destinadas para el resto de la red (Rodalies y media distancia, básicamente) se dispararon un 66%, hasta alcanzar los 106 millones. Renfe, la operadora pública, mantuvo estable su inversión en 103 millones de euros. La inversión en carreteras a través de Seittsa cayeron un 48% (89 millones). Además de sus empresas, el Ministerio de Fomento vehiculó hacia Cataluña directamente 119 millones de euros en proyectos, un 22,6% menos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >