Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El recuento oficial confirma que el PP retiene a sus dos ediles en Barcelona

Esquerra Republicana decide hoy si impugna la votación adjudicada a la lista de Bou

El candidato del PP a la alcaldía de Barcelona, Josep Bou, votando el día de las elecciones.
El candidato del PP a la alcaldía de Barcelona, Josep Bou, votando el día de las elecciones. EFE

El Partido Popular confirmó ayer los dos concejales en el Ayuntamiento de Barcelona que obtuvo en las elecciones del domingo. El recuento oficial ratifica que ha logrado dos ediles, el que ocuparía Josep Bou, el cabeza de lista, y Óscar Ramírez. Los populares vivieron el domingo una noche de infarto que saldó con el 5,01% de los votos, en la frontera de entrar en el Consistorio. El resultado esta pendiente de una posible impugnación por parte de ERC. Los republicanos tomarán su decisión este jueves.

Bou, el candidato independiente del PP, afirmó el domingo, tras seguir el escrutinio en medio de una enorme tensión, que era necesario ratificar el resultado de forma oficial al conseguir entrar por unos 40 votos (37.746 en total). La revisión ha aumentado la diferencia a 62, que es la que firmará el PP en el acta final. El cabeza de lista conservará el acta tras la incógnita que deslizó el domingo por la noche cuando no aclaró si se quedaría en el Consistorio porque esperaba un resultado mejor.  Bou considera que es prioritario que Ernest Maragall no sea alcalde pero también rechaza a Ada Colau. El PP valorará si puede contribuir a cualquier fórmula que aúpe a un primer edil constitucionalista.

Josep Bou ha decidido que mantendrá el acta y se quedará en el Ayuntamiento

Un centenar de apoderados de partidos han pasado este miércoles más de doce horas en la Ciudad de la Justicia participando en la revisión del recuento. Además de Barcelona, repasaron los resultados de Badalona, Santa Coloma de Gramenet y Sant Adrià del Besòs. La junta electoral autorizó a considerar como válidos los votos de las municipales que los electores incluyeron por error en los sobres azules de las elecciones europeas.

Apoderados de ERC intentaron validar votos de otros partidos, entre ellos de Vox, para que descendiera el índice de participación de los populares y verse así beneficiados con la conquista de un nuevo concejal. Al margen de si el PP podía o no entrar en el Ayuntamiento, el recuento tenía trascendencia porque podía alterar la composición del Ayuntamiento de Barcelona. ERC y Barcelona en comú lograron 10 ediles pero los republicanos lograron mayor número de votos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >