Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC duplica sus concejales y celebra su “regreso”

La candidatura de Jaume Collboni logra la tercera posición, que agradece a "los patriotas de la ciudad"

Jaume Collboni celebra el resultado de las elecciones.
Jaume Collboni celebra el resultado de las elecciones.

Los socialistas en Barcelona celebraron los ocho concejales que lograron este domingo como todo un retorno al primer plano de la política municipal. “Hemos regresado”, exclamó un exultante Jaume Collboni, el cabeza de cartel de los socialistas en la capital catalana, que hace cuatro años solo obtuvo cuatro ediles, el peor resultado de la historia del socialismo barcelonés. “El PSC ha vuelto gracias a los patriotas de la ciudad que han reconocido al PSC como el partido de Barcelona”, afirmó el candidato.

La lista que lideraba Collboni logró el 18,45% de los votos, 12 puntos más que en 2015. 134.524 votantes frente a los 67.489 de hace cuatro años. Buenos resultados, aunque no lo suficiente para el triple empate que barajaba Collboni en la recta final de la campaña —y que se perfiló durante buena parte de la noche durante el recuento— cuando se mostraba confiado en que el efecto de las pasadas elecciones generales sería determinante para mejorar los resultados en Barcelona.

Tras conocerse los resultados, no le cabía ninguna duda de que algo así había ocurrido: “Los ciudadanos dicen que no hay mayoría independentista en Barcelona y ese era uno de nuestros objetivos y lo hemos conseguido”. “Lo primero que he hecho ha sido felicitar a Ernest Maragall”, para a renglón seguido añadir: “Era muy difícil que en estas elecciones la ciudad se subordinara al procés”.

Collboni no ha dudado de que la confianza obtenida del doble de electores que en los anteriores comicios municipales tiene que ver con el eje de la campaña del PSC, que se presentó como la única opción de izquierdas que podía “garantizar” que la capital de Cataluña no se convirtiera en el bastión del independentismo. Y las críticas del líder socialista hacia Ernest Maragall, el otrora concejal del PSC y ahora inminente alcalde con las siglas de ERC, fueron especialmente duras.

“Nosotros seguimos siendo la garantía de un proyecto no independentista y eso ha sido reconocido por muchos ciudadanos y hemos sido primeros en muchos barrios y eso me ha dado mucha fuerza”.

El resultado no fue tan bueno en dos plazas tradicionalmente socialistas. En Lleida, el socialista Fèlix Larrosa perdió la vara de alcalde por 81 votos frente a ERC, que conquista por primera vez la Paeria. Los socialistas se quedaron con siete concejales (uno menos que en 2015), los mismos que han logrado los republicanos que venían de tres. En Tarragona, el socialista Josep Fèlix Ballesteros seguirá con la vara de alcalde por los pelos al perder dos ediles (ahora tendrá siete) y ganar solo por unos centenares de votos a ERC. Frente a la pérdida de apoyo de las dos capitales de provincia, los socialistas refuerzan sus mayorías absolutas en L'Hospitalet de Llobregat y Santa Coloma de Gramenet.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información