Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cabeza de lista a los 95 años

“Al menos por ser más mayor te escuchan”, dice la líder de Abuelas por Patones

María del Rosario Testa, Charo, a la salida de la oficina de Correos.
María del Rosario Testa, Charo, a la salida de la oficina de Correos.

María del Rosario Testa “Charo”, bilbaína de 95 años, fue ayer a votar por correo en la sucursal madrileña de la calle de Orense. Lo hizo acompañada de su hijo Enrique Aycart y de su asistenta, Rosa Andino. En la papeleta que eligió esta nonagenaria está su nombre. Ella, junto a seis mujeres se presenta para dirigir Patones, un pueblo de 500 habitantes al norte de Madrid, donde nunca ha habido una alcaldesa. El partido, Abuelas de Patones. De conseguir el respaldo de sus vecinos, Testa sería la primera regidora.

Infórmate al minuto de las elecciones

EL PAÍS Madrid ha preparado un seguimiento de la campaña electoral en varios formatos y plataformas: el podcast de campaña Menuda Papeleta, una newsletter diaria (registrate aquí para recibirla cada mañana hasta el día 27 de mayo) y, si usas Telegram, este canal para seguir la actualidad política del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid.

Cuenta que la primera medida que tomaría sería crear un parque en el pueblo, para que ella y el resto de vecinas se pueda sentar “tranquilamente”. Y tiene claro de dónde sacaría el dinero: cobraría 3 euros a cada turista que ser acerque al pueblo por ser uno de los pocos exponentes madrileños de lo que se conoce como arquitectura negra, levantado casi por entero con mampostería de pizarra. “Sacaríamos 45 millones de pesetas”, cuenta. Porque Testa, una de las abuelas de Patones, sigue haciendo los cálculos en pesetas cuando habla “de millones”. También soterraría todos los cables de la luz del municipio, “porque hacen feo”. Ha decidido meterse en política ahora, porque es cuando se ha dado cuenta. “Parece que se pueden arreglar las cosas charlando desde casa, y no”, dice mientras suejeta su bastón. A pesar de su edad, también se acuerda de los jóvenes, a quienes pondría “una piscina y un campo de fútbol”.

La Comunidad de Madrid centra sus críticas. “Parece que está dormida”, cuenta se le pregunta por el trato que reciben en el pueblo del Gobierno autonómico. Testa vive la política con interés. A los líderes de los principales partidos les dice que se pongan “manos a la obra y que vuelvan a la universidad”, porque aún les queda mucho que aprender. Esta mujer está convencida de que no conseguirá un resultado que le permita sentarse en el consistorio. Pero al menos espera que “sirva de algo” el ruido mediático que desatado con su candidatura. “Al menos por ser más mayor te escuchan y piensas que has hecho algo”, cuenta.

La familia de Testa está encantada con la idea de tener a la abuela al frente del Ayuntamiento. Tiene cuatro hijos y seis nietos. “Mi familia dice que me ve genial y, sobretodo, natural. Soy lo que veis”, cuenta. Se acuerda de su marido, que ya ha fallecido y dice que si viviera le diría, “que adelante”. Testa sabe que puede ser un referenta para todas las mujeres que aspiran a tocar el poder que les corresponde. “Nos toca ahora”, zanja. Su mayor ilusión, comenta, sería que le dedicaran el parque que espera que se haga en el pueblo. Y que ponga: en homenaje a “la abuela brava”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información