Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Trisindical de los Mossos se querella contra Miquel Buch por no convocar al Consejo de Policía

Los sindicatos acusan al consejero de Interior de delito de prevaricación y contra la libertad sindical

Sindicatos de los Mossos d'Esquadra protestan contra Miquel Buch ante el Parlamento.
Sindicatos de los Mossos d'Esquadra protestan contra Miquel Buch ante el Parlamento. GTRES

La Trisindical de los Mossos d'Esquadra se ha querellado contra el conseller de Interior, Miquel Buch, acusándole de los delitos de prevaricación y contra la libertad sindical por no convocar el Consejo de la Policía desde hace cuatro meses, el doble de lo que prevé su reglamento, para negociar mejoras en el cuerpo. El secretario general del Sindicato de Policías de Cataluña (SCP), David José, ha anunciado durante una rueda de prensa que su única intención es que Buch convoque el Consejo de la Policía lo antes posible.

La querella, que ha sido redactada por el abogado José María Fuster-Fabra, se ha interpuesto hoy jueves ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) dada la condición de aforado de Buch, y plantea al alto tribunal catalán que ordene a Buch la convocatoria inmediata del Consejo de la Policía. No obstante, si se acordase dicha reunión antes de que la querella sea admitida a trámite, sería retirada de inmediato.

Con los sindicatos en pie de guerra por la falta de efectivos en el cuerpo policial, y la reivindicación de mejoras laborales, el conseller de Interior anunció el pasado 13 de marzo por carta que, a pesar de su voluntad negociadora, no ratificaría ningún acuerdo. Según Buch, esto se debe a que el recuento de votos de las elecciones sindicales del pasado 11 de marzo fue suspendido cautelarmente por un juez, lo que impide convocar al Consejo de la Policía

En este contexto, algunos sindicatos como la USPAC ya han resaltado que ningún juez ha suspendido el recuento en cuestión, y que sólo se anularon los votos por correo ante una denuncia por fraude. Asimismo, la Trisindical, integrada por el SPC, el CAT y el SME, sostiene que el propio reglamento del Consejo de la Policía prevé que, si no se proclaman a los nuevos miembros,  deben seguir los anteriores para poder seguir convocando reuniones al menos una vez cada dos meses. En consecuencia, según la querella, Buch podría haber cometido un delito contra la libertad sindical, lo que correspondría a una pena de hasta dos años de cárcel- y otro de prevaricación -que contempla una inhabilitación de hasta quince años-, por saltarse el reglamento del Consejo de la Policía.

En efecto, el Consejo de la Policía lleva sin reunirse desde el pasado 17 de enero, ya que la consellería de Interior suspendió la prevista para el 14 de marzo, tres días después de las elecciones sindicales, por la posibilidad de fraude en los resultados. "Buch nos está prohibiendo, impidiendo, el derecho a la negociación colectiva", ha denunciado David José, que ha lamentado que el conseller no se quiera reunir con los sindicatos en el Consejo de la Policía, o ninguna de sus comisiones negociadoras, por no afrontar la negociación sobre los quince puntos de mejora que reclaman los sindicatos.

 Aunque la consellería de Interior asegura que 13 de los 15 puntos de dicha negociación ya estaban "solventados", el secretario general del SCP afirma que esto es falso. En la querella, la Trisindical destaca que desde el pasado septiembre los Mossos no sólo se encuentran en un conflicto laboral, reclamando mejoras laborales y salariales, sino que también son el "centro de los focos mediáticos" debido a la "excepcional situación política que sufre Cataluña actualmente". Esta situación, argumenta la querella, precisa de la "mediación y negociación" de los responsables políticos de Interior con los sindicatos "para tratar temas como la escasa defensa jurídica y mediática que sufren la mayoría de agentes del cuerpo en estas circunstancias".

"Las continuadas vulneraciones de todas las normas, incluyendo el derecho constitucional a la negociación colectiva, se están realizando desde el más absoluto desprecio a estas con la intención de no atender al mandato del Parlament ni ninguna negociación real con los representantes de los trabajadores de los Mossos", apunta la querella. Dicho bloqueo de negociaciones también produjo que, el pasado lunes, una docena de representantes de los sindicatos de los Mossos d'Esquadra y del colectivo MosS.O.S se encerraran en una comisaría del Eixample barcelonés a modo de protesta. Según los agentes, su objetivo fue exigir diálogo a Miquel Buch, y pedir que desbloquee las negociaciones sobre las mejoras en el cuerpo, a lo que el conseller se mantuvo firme.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >