Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leo Nucci repite en Valencia la hazaña de Madrid al cantar un bis en ‘Rigoletto’

El gran barítono italiano arranca la primera repetición en el Palau de les Arts con el dueto 'Si vendetta' de la ópera de Verdi, interpretado con la soprano Maria Grazia Schiavo

El barítono italiano Leo Nucci, considerado el intérprete de referencia del rol de Rigoletto desde 1973, ha hecho historia en el Palau de les Arts de València al protagonizar, junto a la soprano Maria Grazia Schiavo, el primer bis en el coliseo. Ante los aplausos encendidos del público tras su interpretación de Sì vendetta, tremenda vendetta en el desenlace del segundo acto del estreno de Rigoletto anoche, ambos cantantes volvieron a brindar este gran momento de la obra de Verdi, la "ópera perfecta", según la ha definido su equipo artístico.Repité así Nucci la hazaña que protagonizó en 2009 y 2015 en el Teatro Real de Madrid, siempre interpretando al bufón de Verdi y siempre con el mismo popular dueto. 

Los espectadores que llenaron la Sala Principal del coliseo valenciano -con una significativa presencia de melómanos italianos- disfrutaron de la altura del elenco vocal, encabezado por Nucci -que se alternará con Vladimir Stoyanov en algunas funciones-- como el bufón Rigoletto; Maria Grazia Schiavo en el papel de su hija Gilda; y el tenor canario Celso Albelo dando vida al Duca di Mantova, el personaje que en más ocasiones ha cantado en su carrera. Cierran el quinteto protagonista el bajo italiano Marco Spotti (Sparafucile) y la mezzosoprano georgiana Nino Surguladze.

El grupo se completa, además, con las voces de Gabriele Sagona (Monterone) y de los cantantes del Centre Plácido Domingo: Marta Di Stefano, Alberto Bonifazio, Mark Serdiuk, Arturo Espinosa, Olga Syniakova, Pau Armengol y Juliette Chauvet. Todos ellos fueron ovacionados por el respetable pero la lluvia de bravos llegó con la salida al escenario para saludar de Leo Nucci, que debutaba en Les Arts.

El público reconoció la belleza de la voz de este cantante boloñés que, a sus 77 años, atesora una de las carreras más longevas del panorama lírico mundial. Además de los aplausos, parte de los asistentes lanzaron octavillas de colores en las que se podía leer el mensaje gracias en varios idiomas y en italiano "Leo Nucci:La virtù del lavoro. La grandeza delle emozioni".

Estrechamente vinculado a la Scala de Milán, el barítono es un caso único de presencia durante más de tres décadas en el templo milanés, donde, a fecha de hoy, ha intervenido en más de 200 funciones en más de veinte títulos, con compromisos también en la presente temporada.

Durante la representación, Nucci hizo gala de su complicidad con el director musical Roberto Abbado, a quien conoce desde hace cuarenta años y con quien ha trabajado en varias ocasiones. El maestro italiano, que apura ya el contrato que le vincula a Les Arts, fue también muy aplaudido, al igual que, como es tradicional, la Orquestra de la Comunitat Valenciana y el Cor de la Generalitat.

La fuerza vocal de esta coproducción de la Asociación Bilbaína de Amigos de la Opera (ABAO) y el Teatro Sao Carlos de Lisboa se acompaña de la dirección de escena de Emilio Sagi, que plantea una rampa que se transforma en virtud de los diferentes cuadros y un suelo que se va desmenuzando para simbolizar la corrupción, de manera que en el último acto ya solo queda un trozo de tierra bajo los pies de los cantantes.

La escenografía es de Ricardo Sánchez-Cuerda, el vestuario de Miguel Crespí, la iluminación de Eduardo Bravo y la coreografía corre a cargo de Nuria Castejón. Rigoletto se representará de nuevo en Les Arts los próximos días 14, 17, 19 y 22 de mayo.

 
 
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >