Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valls, Collboni y Bou acentúan su perfil constitucionalista en el debate de Betevé

Los alcaldables atacan a Maragall y aseguran que un alcalde independentista sería negativo para la ciudad

Un maquillador retoca a la candidata a la alcaldía de Barcelona, Ada Colau (BComú), antes de celebrar el debate electoral organizado por Betevé y la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona.
Un maquillador retoca a la candidata a la alcaldía de Barcelona, Ada Colau (BComú), antes de celebrar el debate electoral organizado por Betevé y la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona. EFE

Los candidatos a la alcaldía de Barcelona que pertenecen a partidos constitucionalistas acentuaron este domingo su perfil y las críticas al procés, y aseguraron que un alcalde independentista sería negativo para la ciudad. Las críticas al soberanismo por parte de Manuel Valls (apoyado por Ciutadans), Jaume Collboni (PSC) y Josep Bou (PP), coincidieron con la publicación de la segunda encuesta que da la victoria en las elecciones municipales del día 26 a Ernest Maragall (ERC) por delante de la alcaldesa Ada Colau.

Las constantes referencias al procés y a las eventuales consecuencias que tendría para Barcelona un Ayuntamiento independentista por parte de Valls, Collboni y Bou fueron una de las novedades del debate que emitió Betevé. Más de dos horas durante las que que la alcaldesa y candidata de Barcelona en comú intervino el mismo tiempo que el resto, pero dio la impresión de estar en segundo plano.

En el capítulo de los pactos, vistos los ataques entre Collboni y Maragall, quedó claro que un tripartito de izquierdas es prácticamente imposible. Ambos aseguraron que no se apoyarían mutuamente. “El PSC ha decidido situarse en el bloque de la represión”, dijo el republicano. “No contará con mi apoyo para ser alcalde, usted quiere poner Barcelona al servicio del procés”, afirmó el socialista refiriéndose a Maragall.

Valls atacó las consecuencias del procés en varios epígrafes. Hablando de pobreza, por ejemplo, preguntó a Maragall y la candidata de Junts per Catalunya, Elsa Artadi: “¿Cómo podemos imaginar luchar contra la pobreza con Barcelona fuera de España?”. El ex primer ministro francés señaló que en Barcelona hay dos debates: “El de modelo de ciudad y el encaje de Barcelona”. “Vuestra aventura llevaría a la ciudad al desastre”, dijo.

Collboni aseguró que “el proceso independentista es incompatible con el progreso social” y reprochó a Maragall que “por el raca raca del procés” los republicanos se negaran a apoyar los presupuestos del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Bou, en varias ocasiones hizo referencias a la “división” que ha creado el independentismo y recordó la marcha de empresas en el punto álgido del proceso soberanista. “Dividir es debilitar”, alertó. Y en algún momento del debate los tres candidatos de partidos constitucionalistas alertaron de las consecuencias de la victoria de candidaturas independentistas en las elecciones de la Cámara de Comercio.

Por alusiones, finalmente Maragall les respondió. “No hay forma que hablen de Barcelona, están todo el rato hablando del procés. Y el independentismo crece”, alertó a Valls. “Están obsesionados con el procés”, les espetó la número dos de Junts per Catalunya, Elsa Artadi, que recordó que los líderes del independentismo están en la cárcel.

 La vivienda y la seguridad volvieron a copar buena parte del debate, con críticas unánimes a Colau por no haber cumplido con su promesa de aumentar el parque público en 8.000 pisos. Aquí, la número dos de la lista de Junts per Catalunya, Elsa Artadi, fue la más crítica al asegurar que “la Colau activista por la vivienda ya estaría pidiendo la dimisión de la Colau alcaldesa”. En materia de seguridad, con datos en la mano sobre el incremento de la inseguridad de nuevo todos arremetieron contra la gestión de la alcaldesa, que, sin novedad, reprochó de nuevo la falta de implicación de los Mossos d’Esquadra.

Los alcaldables también hablaron de desigualdades y de pobreza, aunque no respondieron a la moderadora del debate, Eva Arderius, cuando les preguntó si mantendrían el millonario Plan de Barrios del actual ejecutivo, que busca precisamente reducir la brecha entre barrios ricos y pobres. Al hablar de servicios sociales, Collboni puso sobre la mesa la “necesidad” de internalizar a los profesionales de contratas a empresas externas al ayuntamiento. Una municipalización que también defendió la candidata de la CUP, Anna Saliente. Otra pregunta de Arderius que no respondieron los alcaldables fue si mantendrán la limitación de hacer hoteles en el centro.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información