Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vivienda y seguridad enfrentan a los candidatos a la alcaldía de Barcelona en el debate de SER Catalunya

Colau insiste hasta cuatro veces en ofrecer un pacto de Gobierno al candidato de ERC, Ernest Maragall

Debate entre los candidatos a la alcaldía de Barcelona en Ràdio Barcelona.
Debate entre los candidatos a la alcaldía de Barcelona en Ràdio Barcelona. EL PAÍS

Vivienda y seguridad se perfilan como los dos grandes temas que centrarán la campaña electoral de las municipales en Barcelona. Las dos cuestiones han protagonizado el debate entre los siete candidatos a la alcaldía de Barcelona celebrado este jueves en el programa Aquí Cuní de Ràdio Barcelona. Un diálogo en el que el resultado electoral del pasado domingo y el procés han tenido también protagonismo y en el que la alcaldesa, Ada Colau sigue apelando a un pacto estable con los partidos de izquierdas porque, según sostiene "cuando las izquierdas se ponen de acuerdo, hacen grandes cosas". La alcaldesa no ha podido ser más explícita al invitar al candidato de ERC, Ernest Maragall, a gobernar cojuntamente: se lo ha ofrecido hasta cuatro veces. Maragall abre la puerta a esta alianza, pero recuerda que su objetivo es un gobierno "progresista y republicano".

Especialmente agresivos con Colau se han mostrado los candidatos del PDeCAT, Elsa Artadi; y del PSC, Jaume Collboni, que ha recordado que Colau rompió el pacto de gobierno tras el apoyo de los socialistas al 155. Maragall ha tenido un tono más conciliador y ha pedido mirar al futuro. Los alcaldables de Ciutadans y PP, Manuel Valls y Josep Bou, han focalizado sus intervenciones en la seguridad. Y la alcaldable de la CUP, Anna Saliente, ha asegurado que el problema que hay detrás de los retos de Barcelona es el modelo de ciudad.

Las frases de los alcaldables

Colau (BComú). “Nos hemos enfrentado a la especulación desatada y responsabilidad de políticas del PP, PSOE y Convergència. Ni con Rivera ni con Valls se regulará el alquiler”.

Artadi (PDeCAT). “Somos los únicos que garantizamos que no haya alianzas con el actual gobierno que no funcionan. No sirven las propuestas de los años 80”.

Maragall (ERC). “ERC es la fuerza que está en condiciones de construir un acuerdo de ciudad por la libertad y de carácter progresista y republicano. Espero que podamos conversar”.

Valls (C’s). “Son las municipales más importantes en 40 años. Quien piense que los barceloneses votarán igual que el 28-A no les conoce”.

Collboni (PSC). “Nos jugamos que Barcelona vuelva a ser Barcelona”. “El procés es la antítesis del progreso”. “Maragall culpa de todo a Madrid, practica el pujolismo 2.0”.

Bou (PP). “El crecimiento económico lo cura todo y la seguridad lo es todo”. “Tenemos que rearmar moralmente a la Guardia Urbana”.

Saliente (CUP). “Nuestras vidas están por delante de los intereses empresariales, la marca Barcelona nos echa de la ciudad”.

En la arena política, a Colau le está pasando factura su pasado como activista por el derecho a la vivienda: igual que fue su gran atractivo para llegar a la alcaldía, cuatro años después la crisis del alquiler que vive la ciudad provoca un bombardeo unánime de críticas por parte de la oposición. Sus rivales de nuevo le han reprochado que sigue habiendo desahucios, que el parque público de alquiler es pírrico y no haya construido los pisos que prometió o que los precios se disparan mientras las familias cada vez dedican más porcentaje de sus ingresos a pagarlo.

Colau ha respondido reiterando los argumentos con los que lleva meses intentando defenderse. Por un lado, asegurando que "nadie" como su gobierno ha actuado para promover, comprar y captar pisos para destinarlos al alquiler. Y por otro recordando que PP y el PDeCAT aprobaron el desahucio exprés, que el PSOE no reguló la limitación de las subidas del alquiler, o que la Generalitat no aporta la parte que le toca a la bolsa de pisos de emergencias o al consorcio de Vivienda.

Sus oponentes han sido implacables y, salvo Saliente que ha reconocido "el esfuerzo hecho", le han llegado a decir que las cifras que presenta no son ciertas, al tiempo que han asegurado que ellos sí podrían hacer miles de pisos. "Prometió 8.000 pisos, eso es vieja política. Nos viene con cifras que no son ciertas", ha asegurado el candidato del PSC, Jaume Collboni. Artadi, por su parte, ha acusado a Colau de no apoyar el decreto de medidas urgentes de la Generalitat "porque estamos en campaña", mientras la alcaldesa ha señalado que el texto "liberalizaba la vivienda pública". Maragall se ha mostrado partidario de regular los incrementos del alquiler. En las propuestas, Bou ha sido el único que se ha referido a la posibilidad de reconvertir en viviendas "13.000 locales comerciales que están vacíos".

En sus intervenciones iniciales, los alcaldables ya han dado pistas de cuáles serán sus argumentos durante la campaña que arrancará dentro de una semana. La número dos de la lista del PDeCAT que encabeza Joaquim Forn, Elsa Artadi, ha afirmado que Colau "se ha dedicado a crear problemas donde no los había". Valls ha subrayado el concepto de "ciudad segura, porque sin seguridad no hay libertad". Maragall, en un tono más propositivo que de crítica, ha hablado de una "Barcelona capital de los derechos civiles". Collboni ha dado mucho protagonismo al procés, "que lo ha tapado todo" y ha acusado a la alcaldesa de "ejercer de muleta de los independentistas". A su turno, Bou ha asegurado que la receta "que lo cura todo es el crecimiento económico". Y Saliente ha prometido "dar la vuelta a un modelo de ciudad que se ha hecho de espaldas a la gente".

Durante el debate, otro foco de disputa ha sido el salario de ciudad, cuya propuesta se atribuyen varios partidos. El PDeCAT asegura que a finales del pasado mandato dejó listo un acuerdo con patronales y sindicatos para que se aplicara un salario de ciudad de mil euros. El PSC, promete ahora subirlo a 1.200 y recuerda que desde el Gobierno español han aumentado el salario mínimo. Y Colau se atribuye haber forzado esta subida desde las filas de los comunes y Podemos en el congreso.

Especialmente duro ha sido también el diálogo entre Colau y Artadi. La alcaldesa ha subrayado que el legado del alcalde Xavier Trias fueron las obras de reurbanización de la Diagonal, el paseo de Gràcia y el Port Vell, mientras, ha dicho, olvidó las inversiones en los barrios. Además ha reprochado a la Generalitat la deuda con las guarderías municipales. "Si hablamos de incumplimientos no acabamos nunca", ha espetado a la candidata del PDeCAT. A Collbonila alcaldesa le ha reprochado que no aclare si descarta o no pactar con Ciudadanos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >