Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La academia sale del armario

La Universidad Politécnica de Madrid acoge el primer Congreso Internacional sobre Comunicación y Espacios LGTBIQ+

Jóvenes en el desfile del Orgullo en Madrid, en 2018.
Jóvenes en el desfile del Orgullo en Madrid, en 2018.

“La diversidad afectivo-sexual en First Dates”. “Apuntes para una historia travesti del flamenco”. “Cruising: una introducción a la política y estética del sexo público”. “Las traducciones latinas de la novena temporada de RuPaul’s Drag Race”. “Hacia una escuela arcoíris: lecturas con princesas lesbianas o piratas trans”. Estos son solo algunos de los títulos de las numerosas ponencias que conformaron el programa de MariCorners, el primer Congreso Internacional sobre Comunicación y Espacios LGTBIQ+, que se celebró en Madrid, en la Universidad Politécnica.

Organizado por cuatro estudiantes y doctorandos de varias universidades españolas, este encuentro buscaba visibilizar la amplitud y diversidad de los queer studies, un campo académico que se centra en investigar temas relacionados con la orientación sexual y la identidad de género. La idea de celebrar este congreso surgió en Twitter, cuando sus organizadores identificaron la necesidad de contar con un espacio de discusión y de investigación transversal que hasta ahora no existía en España. Los queer studies, presentes desde hace años en las universidades de países como Estados Unidos o Reino Unido, aún no contaban con una representación similar en nuestro país. O al menos hasta hace unos meses: en octubre del año pasado, la Complutense anunció que ofertaría un máster en estudios LGTBQI+ para el curso 2019-2020, el primero de este tipo que llegaba a las universidades españolas.

“Pensamos que iba a ser algo muy pequeño, pero recibimos un auténtico aluvión de peticiones para participar. No nos esperábamos la acogida porque tampoco sabíamos hasta qué punto se estaba investigando”, explica Aarón Pérez Bernabéu, filólogo, doctorando y profesor asociado en la Universidad Antonio de Nebrija, y uno de los organizadores de MariCorners. Los otros tres miembros del comité organizador son Miguel Sánchez Ibáñez, traductor y profesor en la Universidad Politécnica de Madrid; Moisés Fernández Cano, historiador y doctorando en la Universidad Complutense; y Sergio Fernández de Pablo, filólogo y estudiante de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid. Esta última es la que les cedió el espacio para celebrar el congreso (que tuvo lugar entre el 10 y el 12 de abril). La buena acogida no deja de resultar sorprendente, teniendo en cuenta que la iniciativa no parte de ninguna institución, sino de cuatro personas procedentes de diferentes universidades, que comenzaron a darle forma a partir de conversaciones en una red social.

Como en cualquier otro congreso académico, todas las ponencias fueron seleccionadas por un comité científico, formado por profesionales de ámbitos tan diversos como la física, la lingüística, la literatura, la historia o la arquitectura. Los ejes sobre los que giró esta primera edición fueron la comunicación y los espacios. Por un lado, porque muchas de las ponencias tenían relación con la lingüística, la traducción o los códigos de las redes sociales. Por otro, porque la alusión a los espacios tiene que ver precisamente con la conquista de los lugares físicos, en este caso, de una escuela de arquitectura.

“Este tipo de acciones académicas también son reivindicativas, porque reclaman un espacio que no existía para lo LGTBQ”. De ahí precisamente viene el nombre, deliberadamente llamativo, del congreso. MariCorners hace referencia a ese espacio en los márgenes de lo académico que ocupa siempre lo LGTBQ. “En muchos congresos somos una mesa, una ponencia pequeñita en una esquina dentro de toda una temática de investigación. Queríamos sacar a la gente de las esquinas y ponerla en el centro”, puntualiza Aarón Pérez. Otra de las razones para elegir este nombre era la de huir de la seriedad –que no del rigor– que suele imperar en lo académico y lograr que la investigación trascienda las fronteras de la universidad para llegar a otros públicos.

En esa línea se insertaban propuestas de figuras no exclusivamente vinculadas al ámbito universitario, como es el caso de la ilustradora infantil Olga de Dios, que habló sobre cómo ilustrar personajes libres de estereotipos heteronormativos; de la editorial Dos Bigotes, que participó con un taller sobre el reto de visibilizar la diversidad en la creación literaria; o el doblador y youtuber Keunam, que se centró en el doblaje y el humor LGTBIQ+ en redes. “La propuesta de MariCorners es la de un academicismo dinámico, que llega a la sociedad y a muchas de las cosas que impactan directamente en nuestras vidas”. Al finalizar el congreso, una selección de los trabajos presentados se publicarán gracias al apoyo de la editorial Egales, que también se encargará de distribuirlos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información