Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La diabetes gestacional crece un 70% en diez años

Un estudio del Hospital del Mar apunta al incremento de la edad de la madre y la obesidad como principales causas de este aumento

Ecografía a una mujer embarazada.
Ecografía a una mujer embarazada.

La diabetes gestacional se ha disparado en Cataluña en la última década. Así lo constata un estudio del Hospital del Mar que, tras analizar más de 740.000 partos registrados en Cataluña entre 2006 y 2015, apunta a que esta patología ha aumentado un 70%. Los expertos achacan este incremento a que la edad de la madre ha aumentado y también los índices de obesidad.

La investigación, publicada en la revista científica Diabetes Metabolism Research and Reviews, analizó los partos de 743.762 mujeres de entre 15 y 45 años que dieron a luz en Cataluña entre 2006 y 2015. El estudio constató que, pese a que la natalidad se redujo en ese período (de 74.000 a 66.000), la diabetes gestacional no dejó de crecer: de 2.806 casos detectados en 2006 a 4.288 en 2015.

Esta complicación metabólica, la más común entre las gestantes, afecta a entre un 2% y un 6% de los embarazos en Europa y se produce cuando el organismo no genera la suficiente insulina y los niveles de glucosa (azúcar en sangre) empiezan a aumentar. Esta dolencia está asociada a complicaciones en el embarazo y el parto, como preeclampsia (tensión arterial de la madre elevada) o prematuridad, entre otras.

Según los investigadores de este estudio, el origen de este incremento de casos está en la edad de las gestantes, que cada vez son más mayores. En el período de estudio, la edad media de las madres pasó de 30,6 años a 32,3. También los elevados índices de obesidad, sugieren los expertos, pueden justificar que los niveles de diabetes gestacional se hayan disparado.  “También hay una predisposición genética y en algunas etnias, como las mujeres latinoamericanas, asiáticas o de la zona del Indostán, hay más riesgo”, apunta David Benaiges, endocrinólogo del hospital y firmante del estudio.

Con todo, pese al incremento de esta dolencia, los problemas derivados de ella han seguido tendencias diferentes. Así, el porcentaje de casos con preeclampsia, prematuridad y de recién nacidos más grandes de lo que tocaría a su edad gestacional se han mantenido estables (en torno al 2,56%, el 15,7% y el 18,3%, respectivamente). Los bebés con macrosomía (recién nacidos de más de cuatro kilos) se redujeron, pero aumentaron las cesáreas (del 28% al 31%). 

La aparición de la diabetes gestacional se vigila con un cribado universal a las madres y controles sistemáticos de las glucemias para favorecer la detección precoz. "Obstétricamente, si el control ha sido precoz y correcto, no observamos muchos problemas. Pero si éste ha sido deficitario o difícil, vemos un aumento de los casos de fetos grandes para la edad gestacional, lo que implica un aumento de los partos inducidos, para evitar el crecimiento fetal, instrumentados y de cesáreas, incluso casos de mortalidad fetal anteparto", apunta el jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia,  Antoni Payà.

Los expertos advierten de que haber tenido diabetes gestacional eleva el riesgo de sufrir diabetes en el futuro y otras dolencias cardiovasculares. El aumento de la obesidad, señalan los expertos, también sugiere una tendencia al alza de la diabetes gestacional. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >