Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pascal abre la puerta a crear un nuevo partido no subordinado a Puigdemont

La excoordinadora del PDeCAT asegura que Cataluña no se puede gobernar "por control remoto"

Marta Pascal
Marta Pascal, en una asamblea del PDeCAT.

Los sectores más pragmáticos del PDeCAT se muestran reacios a que el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, continúe con el control de este espacio político. Las últimas decisiones impuestas por el expresidente han motivado una ruptura que este domingo ha evidenciado Marta Pascal, excoordinadora general del PDeCAT, en una entrevista en La Vanguardia. Pascal se ha abierto a crear un nuevo partido que no esté subordinado a Puigdemont, y fuentes cercanas la sitúan a ella o al expresidente Artur Mas como los políticos que podrían liderar esta nueva formación, alejada de la vía unilateral.

Los dos partidos que sostienen al Govern, Junts per Catalunya y ERC, rechazan por ahora la convocatoria de unas elecciones anticipadas, a pesar de que la oposición en el Parlament se lo ha reclamado. Así lo explicó el sábado el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, en una entrevista en TV-3. Unas nuevas elecciones no llegarían, según lo que barajan las distintas fuerzas políticas, hasta después del próximo otoño, fecha en la que se prevé que llegue la sentencia del juicio del procés.

Con este escenario, el espacio heredero de la antigua Convergència reacio a Puigdemont no quiere quedarse atrás. Cree que hay un electorado independentista que no está representado por Junts per Catalunya. En la entrevista, Pascal considera que “hay que salir del bucle” y avisa de que es un “error” pretender un liderar “por control remoto” desde Waterloo.

Pascal ha roto así su silencio y ha cargado contra Puigdemont, que ha fagocitado al PDeCAT al imponer sus tesis. Las últimas decisiones de Puigdemont —el bloqueo a los presupuestos de Sánchez y la imposición de sus candidatos en las listas de Junts per Catalunya a las generales— han motivado esta ruptura, aunque Pascal explica que las discrepancias ya existían en octubre de 2017. En ese momento, ella abogaba por un adelanto electoral, mientras que el expresident optó por declarar la independencia.

Puigdemont no ha tardado en reaccionar a las palabras de Pascal. En un acto en Girona, en el que ha participado por videoconferencia, ha reivindicado su partido y ha acusado a otros de apostar “por la política de siempre”. En una clara alusión a Pascal, ha defendido a los políticos presos frente a los que “están paseando por los medios y diarios su dolor”.

Fuentes cercanas a la excoordinadora del PDeCAT explican que la opción de crear un nuevo partido está efectivamente sobre la mesa. La alternativa, reconstruir el PDeCAT, aseguran que es difícil. En la entrevista, Pascal también carga contra el actual presidente del partido, David Bonvehí, a quien acusa de subordinarse a Puigdemont.

Sobre quién podría ser el líder que esté al frente de una hipotética nueva formación resurge la figura del expresidente Artur Mas. Fuentes cercanas indican que Mas está indeciso sobre si da el paso a la vuelta a la política. El expresidente de la Generalitat la abandonó para dejar paso a Puigdemont tras el veto de la CUP, en 2016. Mas, inhabilitado por la organización de la consulta del 9-N, no podrá optar a cargos públicos hasta febrero de 2020. Quien no se descarta tampoco para liderar el nuevo partido, según las mismas fuentes, es la propia Pascal, apartada de la dirección del PDeCAT por Puigdemont el pasado mes de julio.

Maragall ve a Colau como única rival

El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall, descartó a Manuel Valls, candidato de Ciudadanos, como rival en las elecciones del 26 de mayo. “El señor Valls es un perdedor, ya ha perdido, no tiene ninguna posibilidad”, dijo. Maragall afirmó que en estos comicios solo hay dos opciones: “O Colau, mucha ideología y poco gobierno, o yo, un proyecto que cree en el diálogo con la ciudad”. El candidato de ERC llamó a que su partido sea fuerte también en las generales, para “parar nuevas represiones”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >