Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UCM

La Complutense da la sorpresa y elige a Goyache como nuevo rector

El decano de la Facultad de Veterinaria vence a Carlos Andradas por un resultado muy ajustado: un 50,45% frente a un 49,26% de los votos

Elecciones rector UCM
Varios alumnos votan en la Universidad Complutense.

El campus de la Complutense de Madrid ha hablado este miércoles en las urnas. La universidad más grande de España, donde conviven 80.000 personas, ha elegido nuevo rector. Joaquín Goyache ha dado la sorpresa y ha derrotado por muy poco a Carlos Andradas, con un 50,45% frente a un 49,26% de los votos. El vencedor, decano de la Facultad de Veterinaria durante ocho años, no partía como favorito. Sí lo era Andradas, expresidente de la Real Sociedad Matemática Española, y en el cargo de rector de la UCM desde 2015.

“Quiero agradecer a la comunidad universitaria #Complutense su apoyo, que nos ha llevado a esta victoria. El cambio era necesario y así lo ha entendido la @unicomplutense ¡Gracias!”, ha tuiteado el nuevo rector, nada más conocerse los ajustados resultados. No lo ha tenido fácil. Los votantes, entre estudiantes, docentes e investigadores, y miembros de personal y servicios, mostraron una clara división en las urnas.

La jornada auguró un resultado incierto. “La verdad es que los dos programas electorales son muy parecidos”, contó un miembro del sector de personal y servicios de la universidad mientras disfrutaba bajo el sol de un descanso laboral. No quiso dar su nombre, pero sí avanzó su elección: votó en blanco.

Joaquin Goyache
Joaquín Goyache, nuevo rector de la Universidad Complutense de Madrid.

“En cierta forma, votar en blanco es votar a Andradas, porque, probablemente, casi todo el mundo lo vote”, dijo mientras sacudía su bata sanitaria para añadir que lleva 24 años trabajando en la Facultad de Medicina. “Te puedes imaginar la de rectores que he visto pasar por aquí. Esta última gestión no me ha parecido mal. Está claro que la universidad necesita muchas mejoras. Y con respecto a nuestro sector, no solo necesitamos que haya más contrataciones, sino que a los que ya están contratados se les haga fijos y se les mejoren las condiciones”, argumentó señalando a una compañera que se encuentra a su lado. Ambos candidatos habían prometido la incorporación de nuevo personal y una estabilización de la plantilla.

Cuatro estudiantes que votaron en la Facultad de Medicina salieron del aula divididas. Dos lo hicieron en blanco y las otras dos reconocieron que apoyaron al actual rector. Ninguna se quiso identificar. “Me gusta que haya apostado por el plan de becas”, explicó una de ellas.

Las cuatro cursan el grado en Terapia Ocupacional y, aseguran, están contentas con el ambiente y las infraestructuras de la universidad. “Al principio teníamos un aula que no estaba muy bien acondicionada, la verdad: el proyector estaba roto y faltaban algunas cosas, pero ya lo han arreglado y ahora se puede dar clase perfectamente”, aseguró otra estudiante, que añadió, eso sí, que a ella le gustaría que se incluyesen más propuestas sobre igualdad de género: “El programa de Goyache ni lo llevaba, y el de Andradas muy por encima”.

“Hay cosas que solo se pueden atajar desde la dirección de la universidad. Seguimos sufriendo machismo por parte de compañeros y profesores, y eso no se puede consentir”, se quejó una estudiante de Derecho. “No vale con decirlo en tu programa electoral o en los debates, esto tiene que ser una prioridad para el rector que sea elegido”.

Tras el mediodía, unos pocos ya habían votado, pero muchos decidieron esperar algo más. Había que pensar. Otros, sin embargo, ni acudieron a las urnas: “Ni nos vamos a molestar. ¿Para qué?”, se preguntó un estudiante de la Facultad de Ciencias de la Información. Tanto él como su grupo de amigos reconocían que “la universidad necesita cambios”. “A lo mejor hacen algo el primer año porque la cosa está reciente, pero en cuanto se acomoden en el puesto no harán nada de lo que han dicho”, agregó. “El plan de estudios sigue siendo el mismo que hace 20 años, cuando mis padres estudiaban aquí”, añadió otro.

Uno de sus profesores, Javier Mayoral, entiende su apatía. “Están acostumbrados a escuchar a políticos que prometen muchas cosas y luego nada, pero en el fondo deben ser conscientes de lo importante que es votar para poder cambiar las cosas, en una cuestión como esta y en cualquier otra”, terció.

La investigación era otro de los apartados más importantes en los programas, con el que Mayoral está de acuerdo, aunque considera que hay que prestar más atención a la docencia porque “es una parte fundamental del entramado universitario”. Este profesor de Redacción Periodística desde hace 19 años cree que el nuevo rectorado debe preocuparse por la dotación de profesores porque "no es normal que tengamos 100 alumnos por aula". Goyache venció. Y tiene trabajo por delante.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información