Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Terapia de grupo sobre el ‘procés’

Jordi Évole destripa en 'Salvados' el relato que hace la prensa del juicio en el Supremo con cinco periodistas catalanes y de fuera de Cataluña

Monica Terribas en Salvados
Mònica Terribas en el programa. Subtituladas, las palabras que dijo el 27 de septiembre de 2017.

¿Está mediatizada la información sobre el juicio del procés? Para responder a esta pregunta, Jordi Évole reunió este domingo por la noche en el programa Salvados, de La Sexta, a cinco periodistas de diferentes canales informativos: Antonio García Ferreras (La Sexta), Vicente Vallés (Antena 3), Josep Cuní (Cadena Ser Catalunya), Mònica Terribas (Catalunya Ràdio) y Lídia Heredia (TV3). Todos juntos arrastran, según cifras del presentador, más de 5 millones de oyentes/espectadores cada día. El debate tuvo momentos de tensión, pero discurrió por el buen rollo. Para empezar, los cinco protagonistas, en un despacho, se presentaron los unos a los otros, de forma que empezaron lanzándose piropos. Se conocen bastante. También hay que subrayar lo que dijo Évole: "He tenido muchas dificultades para traer a más compañeros de los medios".

"Buenas tardes, ciudadanas y ciudadanos de la República de Cataluña". Évole, a su más puro estilo, en un momento dado hizo escuchar el relato que hizo Mònica Terribas la tarde del 27 de septiembre de 2017 (día en que se proclamó la República –"fue un fake", puntualizó Ferreras–). La pasión de las palabras de la directora de El matí de Catalunya Ràdio contrastaba con el tono apenado de las del presentador de La Sexta, que habló, también en directo aquel día, de desarraigo y de tristeza. Terribas se justificó diciendo que, "técnicamente", estábamos en una República... "¿Crees que te engañaron?", le preguntó Évole. "No es este el caso..." Y de nuevo: "¿Crees que te engañaron?" "Me parece injusto que me hagas esta pregunta". Évole quiso desdramatizar: "Pon paz, Cuní", pidió. Y volvió la cordialidad.

Pero... ¿es diferente el relato que se hace en Madrid del que se hace en Barcelona? Josep Cuní, estiloso, ponderado, habló de una "futbolización del procés": "Si escucho lo que pienso, perfecto; si no, no". Todos estuvieron de acuerdo: "El periodismo ha comprado demasiado fácilmente ciertos relatos", dijo Lídia Heredia. "El público busca confirmar sus puntos de vista en una cadena concreta", dijo Vicente Vallés, que defendió que fuera de Cataluña todo el mundo ha podido escuchar todas las opiniones, a favor y en contra de los acusados. Educadamente, Terribas consideró que mientras las declaraciones de Zoido o de Sáenz de Santamaría llenaron portadas en toda España, "poco se habló de Jordi Cuixart explicando su visión de la resistencia pacífica".

Otra pregunta de Évole fue, de hecho, si se está silenciando el juicio fuera de Cataluña. "Si tuviera una desconexión catalana en La Sexta, me pasaría el día hablando", dijo Ferreras, pero "hablar de Cataluña no da audiencia". En cambio, Évole reconoció que "a Salvados el procés le ha ido muy bien". Algunos momentos, sin ningún tipo de duda, han sido uno "chollo" en todas partes en clave de audiencias.

La intoxicación en las redes sociales es otro de los aspectos que preocupan cuando se habla de periodismo y política y, más concretamente, de periodismo y procés. "Los detalles son los que se hacen virales", apuntó Lídia Heredia, sin hablar directamente del ya famoso Fairy. "A los periodistas nos cuesta mucho deshacernos de ellos", admitió Cuní.

Para acabar, los cinco invitados hicieron autocrítica como periodistas: "Precipitación" (Vallés); "poco cuestionamiento" (Heredia); "exceso de horas" (Terribas); "carencia de sensibilidad fuera de Cataluña" (Ferreras); "poca impertinencia para llegar a las respuestas" (Cuní). "¿Poco impertinentes?", dijo Terribas, "yo he llegado a hacer la misma pregunta cuatro y cinco veces porque no me la respondían", recordó. "Yo lo acabo de hacer dos veces y me he quedado con la cola entre las piernas", dijo, penetrante, Évole, haciéndole la pascua a la periodista de Catalunya Ràdio. Todo va quedar dentro de la cordialidad: "Tendríamos que aprender del juez Marchena: 'conteste la pregunta, por favor'", cerró Heredia.

¿Se ha arreglado algo con esta "terapia de grupo" (en palabras de Lídia Heredia) sobre el procés o, quizás más, sobre el periodismo? Probablemente esto lo estarán decidiendo las redes sociales en estos momentos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >