Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Custo, blanco de las protestas de SOS Costa Brava

Reclaman al diseñador que no construya un hotel de lujo del que es promotor en el paraje de Sa Guarda

Muros de piedra seca, destruídos por las obras, según los ecologistas.
Muros de piedra seca, destruídos por las obras, según los ecologistas.

Ecologistas de SOS Costa Brava han instalado este viernes una pancarta en la tienda Custo Barcelona, ubicada en la plaza del Pi, para pedir a los hermanos Dalmau -Custo y David-, propietarios de la empresa constructora Domus Viator SL, promotora del conocido como Hotel Custo, que detengan las obras de urbanización de Sa Guarda, en Cadaqués (Alt Empordà). Los ecologistas denuncian que el proyecto de urbanización que se aprobó en 2013, con la previsión de un centenar de casas y un hotel de 4.000 m2, no cumple la normativa vigente y tiene irregularidades. Tanto el Ayuntamiento como la Generalitat recuerdan que la moratoria afecta sólo a la edificación y que disponen de licencia de urbanización.

Con la pancarta “Para la Unesco: patrimonio de la Humanidad, para Custo: un estorbo para su hotel”, los ecologistas de SOS Costa Brava, IAEDEN Salvem l'Empordà y Amigos de la Natura de Cadaqués han denunciado que se pretende construir un hotel de lujo en el límite del Parque Natural del Cap de Creus destruyendo el entorno natural y los muros de piedras seca, considerados patrimonio de la Humanidad. Han reclamado a Custo que “detenga las obras irregulares, que deje de especular y reinvierta en la conservación del patrimonio natural, cultural y paisajístico”

El proyecto urbanístico, según los ecologistas, prevé la construcción de 104 casas y el Hotel Custo, de 4.000 m2 en 15 hectáreas de terreno donde hay entre 1000 y 1500 olivos, ocho barracas de piedra seca, una antigua mina de agua y más de 17 km lineales de piedra seca. Para los naturalistas, este proyecto no cumple con la normativa y presenta irregularidades. Entre ellas, que la ley de urbanismo de 2010 prohíbe la urbanización en sectores con pendientes superiores al 20%, como es el caso, y que no tiene sentido desarrollar la urbanización si el Govern ha aprobado una moratoria de la construcción de las casas de Sa Guarda y decidirá en verano qué tipo de crecimiento le corresponde a este paraje. Tampoco se tiene en cuenta, dicen, un informe de la Agencia Catalana del Agua, que asegura que no existe la "capacidad suficiente para tratar adecuadamente todas las aguas residuales del área de Sa Guarda”.

Por su parte, Ayuntamiento y Generalitat han reiterado hoy que este proyecto “cuenta con la licencia de urbanización”, a la que “no afecta la moratoria”.

Por otra parte, parte JxCat y ERC votaron ayer en el Parlament en contra de una moción de los comunes que reclamaba al Govern que detuviera diversos proyectos urbanísticos afectados por la moratoria para construir en la Costa Brava, especialmente en Sa Guarda de Cadaqués y Sa Riera de Begur. Argumentaron que ya habían hecho todo lo que estaba en sus manos y que detener las obras es potestad de los ayuntamientos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >