Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS PROTAGONISTAS DEL CRECIMIENTO DE LA COMUNIDAD

Aprendiendo desde la excelencia y la vocación

Rafael Bailón, uno de los mejores profesores de secundaria de España, pide a las instituciones que prestigien la enseñanza y a los padres que se involucren más

Rafael Bailon, profesor de Secundaria de Purullena (Granada).
Rafael Bailon, profesor de Secundaria de Purullena (Granada). EL PAÍS

Rafael Bailón ha conseguido, por dos años consecutivos, el segundo puesto en los premios Educaabanca al mejor docente de España. En su caso, en la clasificación de profesor de Educación Secundaria. Y no porque se haya postulado él, sino porque sus alumnos y alumnas lo propusieron. Este profesor de Lengua y Literatura, querido por sus estudiantes y entregado a la causa de la difusión del gusto por la lectura, no da clase en ningún instituto de capital o gran ciudad. Su lugar de trabajo es el IES Ribera del Fardes, en el pueblo granadino de Purullena, a media hora de la capital. Purullena tiene 2.356 habitantes y su instituto, poco más de 200 alumnos que llegan del municipio y de hasta ocho pueblos de alrededor. Un dato interesante es que el instituto de Bailón es uno de los 216 centros andaluces catalogados como “centro de compensatoria o de difícil desempeño”, o lo que es lo mismo, con alumnado con dificultades sociales, económicas o de colectivos desfavorecidos.

Pero ahí sigue Rafael Bailón enseñando a amar la lectura, y ahí siguen sus alumnos amando a su profesor. “Me encuentro cómodo en mi centro, rodeado de un equipo de excelentes compañeros y con la sensación de que puedo llegar a ser más útil en un centro como este que en otros más cómodos en apariencia”. Bailón es vocacional de la docencia y empeñado en que los jóvenes lean y lean. Por si las clases no son suficientes, este docente que dudó a la hora de elegir carrera entre docencia y periodismo, tiene cada miércoles por la tarde un programa en Radio Alfaguara cuyo nombre ya explica su intención: “Ser lectores nos hace mejores”.

Profesores como Bailón son ejemplos a seguir de cerca porque, además, reflexionan sobre la educación. Sobre los docentes opina que “hay que ser vocacional, si no en sentido estricto, te tiene que gustar y hay que tener interés en ello”. Bailón piensa que, “evidentemente hay de todo pero en general los profesores están al día y se actualizan”. Este profesor de Lengua y Literatura considera crucial “el trabajo en colaboración y en equipo en los centros. Cuando no existe, cuando se trabajo solo, se tiene al anquilosamiento.

El sistema educativo andaluz tiene unas cifras considerables: Algo más de 1.8 millones de estudiantes, 126.431 profesores y 7.082 centros. Seguro que su gestión no es fácil pero la petición de Bailón a los políticos trasciende los números. Les pide “que prestigien la profesión, que se pongan de acuerdo y que apoyen las metodologías innovadoras y quiten burocracia”. Y añade: “Y que no caigamos en el error de copiar modelos educativos que no funcionan, como el de Estados Unidos, un modelo que no destaca en el mundo”. Sin querer entrar en nombres, Bailón hace una última reflexión: “También va siendo hora de cambiar los referentes en el mundo educativo. Siempre son los mismos y no podemos olvidar que van cumpliendo años y a veces se quedan desfasados”.

Rafael Bailón es especialmente crítico cuando llega a analizar el papel de la familia. “Noto cierta despreocupación. Cuando uno es padre y madre debe involucrarse en la educación de sus hijos y con frecuencia echo en falta interés”. A las familias les pone una tarea fundamental. “Los padres son referentes indudables para sus hijos. Y pueden serlo para bien o para mal. Tienen que esforzarse por serlo para bien”. En este momento, recuerda que es muy importante el papel de la familia para evitar el abandono escolar. “Los padres tienen mucho que decir para evitar eso”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >