Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres Cantos, el paraíso de los jubilados

Con 1.649 euros de media al mes por beneficiario, el municipio encabeza este registro en la Comunidad y supera en más de 500 la media nacional

El paraíso de los jubilados está en Tres Cantos. Los 1.649,36 euros mensuales de media que reciben como pensión los 3.875 beneficiarios de la localidad marcan el récord de toda la Comunidad, según una respuesta parlamentaria a la que accedió EL PAÍS y que recoge los datos de las 1.137.783 pensiones regionales a 1 de octubre de 2018. Esa cifra mejora en más de 450 euros la media autonómica (1.160) y en más de 500 la nacional (1.129,66). Y señala una situación muy particular: en Tres Cantos, una de las ciudades más jóvenes de la Comunidad, los mayores recogen los frutos de toda una vida de trabajo durante la que impulsaron la creación del municipio, en 1991, cuando se segregó de Colmenar Viejo. Les llaman "los pioneros".

"Son mayores con estudios superiores, muchos son extrabajadores de la universidad autónoma, de los hospitales que nos rodean, o del parque empresarial de compañías de alta tecnología que están ubicadas aquí", resume Elisa Lidia Miguel (PP), concejal de Cultura, Festejos, Participación Ciudadana y Mayores, recordando que las buenas pensiones tienen sus raíces en antiguos buenos trabajos. "Y son vecinos que pasan a jubilarse y residir aquí, donde son el 8% de la población. Participan activamente de la vida de la ciudad. Están omnipresentes", añade la política. "Los pioneros de nuestra ciudad son ellos, los mayores, que son los artífices de esto, son los que hicieron camino y fueron creando nuestra ciudad, que ahora hacemos entre todos", sigue la edil tricantina. "Ellos lucharon, pelearon, sembraron y abonaron para que hoy entre todos recojamos el lujo de ciudad que es Tres Cantos para vivir", remata.

No es una exageración. La hemeroteca recoge cómo los vecinos avisaban con carteles de que iban a hacer la compra, para que el resto apuntara lo que necesitaran, tan lejos estaban los supermercados. La basura la tenía que llevar cada uno en su coche hasta la capital, huérfanos de infraestructuras. Y los nuevos sectores del municipio iban creciendo con nombres bien descriptivos, como el de Descubridores.

Hoy, la demografía de Tres Cantos describe todo lo contrario a un lugar de retiro. Nacen más personas de las que mueren. La media de edad de sus 47.000 habitantes es de 38 años. Y su parque empresarial, especializado en la industria aeroespacial y farmacéutica, se ha convertido en un polo de atracción para nuevos residentes: el 80% de las personas radicadas en Tres Cantos nacieron en otro municipio español, según los datos publicados por el INE procedentes del padrón municipal de 2018. Además, la bonanza está concentrada, y no llega a los municipios limítrofes: por ejemplo, la pensión media en el vecino Colmenar Viejo es más de 300 euros menor. Sin embargo, el registro de Tres Cantos solo supera por poco el de algunas de las localidades más acomodadas de la Comunidad: tres euros más que en Majadahonda y ocho más que en Las Rozas.

Sin residencias públicas

"Tenemos la pensión media más alta, pero eso no quiere decir que vivamos mejor que en otras poblaciones", argumenta Jaime Frades, de 69 años, miembro de la Asociación de vecinos de Tres Cantos y extrabajador de la UGT. "Hay otra parte del bienestar de los pensionistas, que son los servicios sociales, y aquí en Tres Cantos la reivindicación de un colectivo de mayores está en conseguir una residencia municipal pública, lo que tiene gente a favor y en contra", añade. "Tenemos cuatro residencias privadas, una de ellas de una orden religiosa, y ninguna pública", detalla. "Disponemos de ayuda a domicilio, centros de día, teleasistencia, pero la asociación reivindica que haya mayor calidad en los servicios", continúa. "Tres Cantos es un Ayuntamiento rico, tiene una industria tecnológica y farmacéutica importante, y por tanto puede hacer un esfuerzo en mejorar. Ofrecen menos de lo que deberían en servicios de proximidad", opina. Y remata: "Ya que es un Ayuntamiento manejable, con 47.000 vecinos, y un nivel socioeducativo bastante alto, podía haberse puesto a la vanguardia con viviendas tuteladas, intergeneracionales, en la que los mayores convivan con jóvenes, que aquí suenan a utopía cuando no lo son".

Y sí, en Tres Cantos hay gente que cree en las utopías. Mayores que apuestan por el envejecimiento activo. Jubilados que llenan su vida de proyectos: en enero, los impulsores del centro cooperativo de convivencia para personas mayores anunciaron que habían terminado de comprar la parcela en la que quieren construir un modelo alternativo de residencia.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información