Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento concede licencias para 8.600 patinetes de las 100.000 solicitadas

Los 18 servicios de patinetes autorizados tienen dos meses para implantarse en la ciudad y pueden colocar sus vehículos en las calles de Madrid desde este martes

Dos mujeres apoyadas junto a unos patinetes aparcados. En vídeo, desde hoy vuelven los patinetes a Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid ha otorgado licencias para 8.600 patinetes eléctricos compartidos de 18 de las 25 empresas que las habían solicitado. El Área de Movilidad y Medio Ambiente había recibido 108.094 solicitudes. Las empresas de servicios de vehículos de movilidad personal tienen dos meses para implantarse en la ciudad. Desde hoy martes los patinetes pueden volver a las calles de Madrid.

Según una nota del Ayuntamiento, la concesión ha tenido en cuenta la superficie transitable en patinete eléctrico en cada distrito, "de tal forma que aseguren la convivencia con el resto de modos de movilidad". Para evitar la saturación en unos barrios y la falta de servicios en otros, el Ayuntamiento había decidido otorgar 10.000 licencias máximo, de las que finalmente ha concedido hasta ahora 8.610.

El distrito donde más patinetes circularán será Fuencarral-El Pardo, donde se han autorizado 823, y donde menos Moratalaz, con 124. En Centro, donde se concentraban estos vehículos que fueron retirados en diciembre, se han registrado casi 7.000 licencias y el Ayuntamiento ha concedido 310, de las 360 reservadas.

El Ayuntamiento concede licencias para 8.600 patinetes de las 100.000 solicitadas

Las autorizaciones incluyen un pliego de prescripciones técnicas y obligaciones de circulación para estos vehículos. "Vamos a estar muy vigilantes de la norma", ha afirmado la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, en declaraciones a la prensa. El Ayuntamiento, ha explicado Sabanés, quiere "evitar el despliegue desmesurado que no respetaba las normas de seguiridad" que se vio en Madrid en el último trimestre de 2018. Las empresas que incumplan las normas podrán perder la autorización, ha advertido.

Por dónde circular y aparcar

Los patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad urbano tienen prohibido ir por la acera, carriles bus, calles con más de un carril por sentido, y por accesos y tramos no semaforizados de la M-30. Podrán circular por carriles bici, pistas bici, por la calzada de calles integradas dentro de zonas 30 respetando la prioridad del peatón y por las calles en las que en todos sus carriles la velocidad máxima de circulación sea igual o inferior a 30 kilómetros. Principalmente, son aquellas de un carril por sentido o un solo carril y representan aproximadamente un 85% de las calles de Madrid, como estipula por primera vez la Ordenanza de Movilidad Sostenible.

Como el resto de los vehículos, deberán cumplir el límite máximo de velocidad permitido de cada vía por la que circulen. En los parque públicos, pueden circular por aquellas vías en las que esté permitido la circulación de bicicletas. Si son sendas compartidas con el peatón se limita la velocidad a 5 kilómetros por hora.

La ordenanza prohíbe que se aparquen más de cuatro vehículos juntos y protege los perímetros de parques históricos como el del Retiro. Los patinetes pueden estacionar en plazas reservadas para motocicletas y bicicletas. Si no las hay, podrán aparcarse en la banda de estacionamiento general de la calzada y en último caso en las aceras, siempre que lo hagan junto al bordillo y dejen más de tres metros de ancho libre. Nunca podrán dejarse aparcados en las de menos de tres metros. En aceras de menos de seis metros, paralelamente al bordillo. Y, si la acera tiene más de seis metros, en semibatería o ángulo junto al bordillo. Siempre deberán guardar una distancia mínima de dos metros respecto a los pavimentos tactovisuales al objeto de garantizar la movilidad de las personas con discapacidad visual.

Está prohibido aparcar en aceras cuando las calles sean de especial protección para el peatón o exista señalización específica que lo prohíba, como sucede en Gran Vía. Tampoco podrán aparcar en paradas autobuses, ni de taxi, si sobre tapas de alcantarillado u otros servicios públicos. Está prohibido estacionar también en el ámbito peatonal de las plazas reservadas para personas de movilidad reducida.

Casco para los menores de 16 años

La edad permitida para circular con patinetes por las vías y espacios públicos es de 15 años. Los menores de esta edad solo podrán hacerlo en patinetes adecuados a su edad, altura y peso y en itinerarios autorizados y practicados con guía (desde los 10 años) o bien fuera de las zonas de circulación, en espacios cerrados al tráfico, y acompañados y bajo la responsabilidad de sus progenitores o tutores.

Se recomienda la utilización de casco, que es obligatorio para los menores de 16 años. Todos los patinetes deben tener timbre, sistemas de frenado, luces y elementos reflectantes y no pueden llevar auriculares conectados a aparatos reproductores o receptores de sonido.

Cinco licencias rechazadas

Las empresas que ya tienen autorización son Acciona, Eskay, Voi, Taxify, Scoot, Koko, Ufo, Rideconga, Flash, Mobike, Ari, Tier, Alma, Lime, Motit4u, Wind, Jump Uber, SJV Consulting. Se les ha denegado el permiso por no cumplir los requisitos a Bird, Donkey, Movo, Cabcar, Cabify, Taxir y Mygo.

El Ayuntamiento sigue tramitando las solicitudes de tres licencias, por un total de 3.000 unidades, que estarán sometidas a condiciones similares. Todas las empresas deben garantizar seguro para los usuarios y a terceros, y los patinetes deben tener geolocalización y sistemas que impidan que puedan aparcar o iniciar y finalizar el trayecto en zonas prohibidas para estos vehículos.

“En cuatro meses en Madrid hicimos 550.000 viajes; 150.000 usuarios”, recuerda Álvaro Salvat, director general de Lime en España, una de las tres empresas que operaba en la capital hasta diciembre y que ahora quería operar en todos los distritos como "un servicio de micro movilidad”. Tras la retirada del permiso, vuelven con un nuevo modelo de patinete, "más avanzado y más cómodo para el usuario". Salvat asegura además que la empresa ha estado en contacto con la Fundación ONCE, para garantizar que el uso de los vehículos no interfiera en la movilidad de las personas con discapacidad visual o movilidad reducida. "En Alcobendas estamos trabajando en un proyecto piloto para organizar patrullas informativas, con personas de todas las edades, que expliquen cómo funcionan los patinetes y las normas para usarlo”, explica.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información