Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Atención, un agente de la Guardia Urbana está a punto de grabarle”

La policía municipal de Barcelona inicia una prueba piloto con doce cámaras unipersonales para registrar actuaciones complicadas

Agente con la cámara instalada en el uniforme
Agente con la cámara instalada en el uniforme EL PAÍS

La Guardia Urbana de Barcelona ha comenzado hoy una prueba piloto mediante la cual ha distribuido doce cámaras que irán incorporadas a los uniformes de agentes de Ciutat Vella, Eixample y la Unidad de Soporte Policial (USP) y que se activarán cuando los policías se encuentren realizando cualquier actuación policial que suponga “un riesgo en concreto para la vida integridad física de los agentes o terceras personas o daños en la vía pública”. El intendente mayor del cuerpo policial municipal, Ricardo Salas, ha informado que el agente que lleve la cámara será él que decida cuando se realice una grabación y “siempre informará, de viva voz, a las personas de que la intervención policial va a ser registrada”.

La prueba piloto se realizará con tres modelos diferentes cámaras y finalizará antes de fin de año. Entonces se evaluará y comenzará, tal y como asegura el comisionado de seguridad, Amadeu Recasens, un proceso de evaluación de la prueba piloto y la adquisición, en un primer momento, de medio centenar de cámaras.

Recasens asegura que la compra de cámaras unipersonales ya aparecía reflejada en el plan director de la Guardia Urbana de mayo de 2016 y es ahora cuando se ha hecho efectiva la reclamación que realizaron los agentes que diseñaron el documento policial.

Cuando los agentes aprieten el botón de la cámara, el sistema recuperará las imágenes de 30 segundos antes de la puesta en marcha. Las imágenes se guardarán directamente en un sistema informático que impide modificar, borrar, editar o alterarlas. El tratamiento y visionado de estas imágenes solo podrán realizarlo dos agentes de diferente graduación y la Unidad de Deontología y Asuntos Internos de la Guardia Urbana podrá someter a control cualquier momento de este proceso.

Recasens remarca que según varios estudios, el uso de estas cámaras reduce la cantidad de quejas por mala praxis policial atribuidas a los agentes.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >